VÁZQUEZ, Mateo - El Carillón

El Carillón


Acabamos de asistir a una nueva idea de concierto en San Lorenzo de El Escorial, una innovación sonora y visual en la que se dan la mano las nuevas tecnologías como la electrónica y la informática con el medieval concepto musical que representa el carillón. Instrumento de difícil encaje en la cultura mediterránea, pero que es una idea ancestral de la humanidad como es la de comunicarse a través de las vibraciones sonoras de los metales, en este caso la resonancia del bronce de cuarenta y siete campanas que son las que constituyen el histórico carillón del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Un carillón que, aunque de reciente construcción, siempre ha estado ubicado en la llamada Torre del Colegio a lo largo de la existencia del Monasterio.

El primer carillón lo mandó instalar el propio Felipe II a poco de terminar la construcción, lo mandó fundir en Holanda, entonces posesión española, y fue traído en barco hasta Lisboa y remolcado por el Tajo hasta el extremeño pueblo de Alcántara siendo desde allí traído en carretas tiradas por bueyes hasta el pie de la Torre situada en el Patio de Reyes, y colocada con gran pompa, boato y bendiciones en el campanario de la citada torre, siendo el asombro de la gente que no conocía más campanas que las que llamaban para las celebraciones litúrgicas y las oraciones. Este primer carillón duró hasta el famoso incendio de 1671, en que fue devorado por las llamas, de tal forma que dicen las crónicas que ríos de bronce fundido caían desde la Torre. Posteriormente se colocó otro que se volvió a quemar en 1826 y del que se conservaron cinco campanas que sirvieron de modelo al actual, financiado por la Comunidad de Madrid y dedicado a Su Majestad la Reina Doña Sofía.

El carillón, como hemos dicho antes, es un instrumento musical que no es familiar en nuestro ámbito cultural, pero que constituye una forma original y grandiosa de hacer y escuchar la música. Hay que acostumbrar el oído a su audición, pero el hecho de poder escuchar su música a varios kilómetros de distancia y el poderío y sonoridad de sus vibraciones lo hacen singular.


Los vecinos de San Lorenzo de El Escorial tenemos el privilegio de escuchar el único carillón histórico, -más de cuatro siglos de continua existencia en las torres del Monasterio-, que existe en España y recuperar así una tradición original en sí misma como es la de acompañar nuestros paseos por el pueblo con las melodías escapadas de sus campanas.

No tuvo mucha suerte este carillón cuando se instaló, pues despertó mayor expectación que la que luego podía ofrecer, por lo que desde su instalación en 1988 hasta su reciente recuperación el pasado año apenas había llamado la atención de los vecinos, visitantes y aficionados. Ha sido el empeño del actual Delegado de Patrimonio Nacional, Sr. Larrea y el tener un carillonista titular que se encargue de tocarlo con periodicidad, lo que ha hecho que transcurridos veinte años nos demos cuenta de la joya sonora que constituye este carillón que hemos podido observar multitud de veces según bajamos desde los Jardincillos, por la Cuesta del Gato Tuerto hacia la Lonja.

El concierto ofrecido por Manuel Terán, carillonista titular del Monasterio, el pasado lunes 28 de Julio con motivo del primer encuentro de carillón en el Real Sitio, fue como hemos dicho al principio innovador y hemos de agradecer a Terán y su equipo la original idea de mezclar las imágenes con la música de las campanas del carillón. Fue mágico el situarnos en el Patio de Reyes, ver las imágenes proyectadas sobre el zaguán de entrada de la Basílica y su arquería, al mismo tiempo que sobre las dos torres, la del Carillón y la del Reloj.

El fluir de las imágenes que cobraban vida y nuevas dimensiones sobre las rígidas formas del granito escurialense al son de la música de Bach, Vivaldi, Satie, Rodrigo (ese adagio del Concierto de Aranjuez) y del propio Terán, etc... El ver nacer mundos (explosiones de supernovas), el batir majestuoso de las alas de las águilas en las montañas junto con la visión estelar del cielo escurialense que se recortaba en el Patio de Reyes enmarcando el triángulo de verano formado por las hermosas estrellas Vega de la Lira, Deneb del Cisne y Altair del Águila, hicieron que a pesar del relente, la noche fuese especialmente mágica. Fue una anécdota que se agradeció el que se suministraran sesenta mantas cedidas gentilmente por el Colegio Alfonso XII para mitigar el frío de esta maravillosa velada serrana.

Desde esta publicación agradecemos a Manuel Terán el esfuerzo que está realizando para la divulgación y el conocimiento del carillón por todos nuestros vecinos.

VÁZQUEZ, Mateo

AULENCIA (07-03-2009)

  • SAN LORENZO DE EL ESCORIAL: Campanas, campaneros y toques
  • Carillones: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © AULENCIA (2009)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-10-2017
    Convertir a PDF