MARTÍN, J. J. - La torre del campanario es todo un símbolo de la villa textil al encontrarse en el centro del casco histórico.

La torre del campanario es todo un símbolo de la villa textil al encontrarse en el centro del casco histórico.

La torre del campanario es todo un símbolo de la villa textil al encontrarse en el centro del casco histórico. - Foto MARTÍN, J. J.
La torre del campanario es todo un símbolo de la villa textil al encontrarse en el centro del casco histórico. - Foto MARTÍN, J. J.

Ante el progresivo estado de deterioro que puede finalizar en ruina absoluta si no se actúa con prontitud, tanto la parroquia como el ayuntamiento pradoluenguinos, junto a varias cofradías y particulares, han unido sus fuerzas con el fin de proceder al arreglo de las distintas deficiencias que presenta la torre de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

Este icono del perfil urbano de la localidad, sufre desde hace varios años un acelerado estado de desmoronamiento, tanto en la base de su campanario, formado por viejas vigas de hierro en mal estado, como en el enfoscado exterior de cemento, que deja ver la estructura interna de ladrillo, así como en la cubierta cupulada de pizarra, cuyos boquetes provocan enormes goteras.

A pesar de que hace una década el ayuntamiento ya disponía de un proyecto de renovación de la torre, que presentaba un importante aumento de su altura y disposición de esculturas religiosas, los tiempos que corren aconsejan una reforma más sencilla que estabilice la posible situación de ruina, que es lo que más preocupa.

En principio, la parroquia de la villa cuenta con el apoyo del «convenio de las goteras», que aportaría alrededor de 12.000 euros. Sin embargo, las necesidades de una obra de mínimos para afianzar su estructura se presupuestan en unos 70.000 euros. Por su parte, el ayuntamiento de la villa, a pesar de su delicada situación financiera, ha aportado un estudio o memoria técnica para los trabajos así como el apoyo institucional por parte de su alcalde Miguel Ángel Echavarría Daspet.

El párroco, José Antonio Hernando Arnáiz, ha impulsado la creación de una comisión de doce personas con el fin de llevar a cabo este proyecto, para el que no sólo necesitarán la ayuda de los parroquianos sino la de los vecinos y pradoluenguinos residentes en otras localidades, por el enorme montante que supone para las arcas parroquiales y municipales. «Creemos que no es tiempo de proyectos megalómanos, pero sí de un arreglo integral de aspectos básicos como el piso del campanario, un nuevo enfoscado o la sustitución de la cubierta, para lo que es necesario un buen número de euros», señala Hernando Arnáiz, quien hace un llamamiento a todo el tejido social de la villa textil para que no se hunda una de sus imágenes más genuinas de la localidad ya que, apunta, «no se trata sólo de una cuestión de la parroquia sino de todo el pueblo de Pradoluengo».

MARTÍN, J. J.

Diario de Burgos (17-04-2011)

  • PRADOLUENGO: Campanas, campaneros y toques
  • Destrucciones de campanarios y campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario de Burgos (2011)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 19-10-2017
    Convertir a PDF