Las campanas de la Catedral recuperarán sus sonidos originales

Los siete instrumentos fueron bajados ayer de la torre para su restauración. El tañer en la Seo volverá a oírse para las fiestas de San Lorenzo
Las siete campanas de la Catedral oscense fueron trasladadas ayer a un taller valenciano para su restauración. Volverán a tañer para las fiestas de San Lorenzo (si se cumplen los planes iniciales). Una laboriosa tarea de cuatro horas (de 9 a 13), que llamó la atención de muchos viandantes, ocupó el desmontaje y bajada de las campanas, la primera fase de un trabajo que desarrollará 2001 Técnica y Artesanía, de la localidad de Massanassa.
El autor del proyecto de restauración aboga por recobrar los sonidos propios de la capital oscense

Un aspecto del trabajo en el campanario de la Catedral en la mañana de ayer.  - Autor: SEGURA, Pablo
Un aspecto del trabajo en el campanario de la Catedral en la mañana de ayer. - Autor: SEGURA, Pablo

Seguirá un proyecto del antropólogo y experto en campanología Francesc Llop i Bayo, que ha efectuado trabajos similares en una docena de catedrales, entre ellas, El Pilar de Zaragoza y la de Sevilla. El trabajo está financiado íntegramente por el Cabildo de la Catedral. Está valorado en 82.777 euros, obtenidos mediante crédito bancario que el capítulo catedralicio espera amortizar con aportaciones de particulares y subvenciones.

Recién concluida la bajada de las campanas, Francesc Llop exponía el objetivo del trabajo restaurador: "Se trata de recuperar los valores que tenía este conjunto de campanas" que puede considerase en global como un instrumento. Llop indicó que cada catedral tenía su sonido propio, creado por campanas y campaneros, un oficio que desapareció como tal hace unos 25 años.

Un operario trabaja con
Un operario trabaja con "La Lorenza" y junto a ella (a la derecha) la antiquísima "La del Corpus", de 1450. - Autor: SEGURA, Pablo

El bronce no se encuentra deteriorado, aunque sí sucio, una circunstancia que impide el tañido original. Por tanto, una de las labores consistirá en la limpieza de la aleación.

Ni siquiera la más antigua de las campanas, "La del Corpus" o "La Prima", presenta fracturas. Data de 1450 y conserva incluso el yugo de madera. Esta segunda pieza de las campanas, tan importante como el bronce, se puede mantener en las siete piezas, confirmaron los técnicos.

Obviamente, serán sustituidas aquellas partes o elementos cuyo cambio se requiera en aras de la seguridad y de la pervivencia de sonidos y campanas.

El taller puede elaborar las piezas que hayan de ser respuestas mediante programas de diseño gráfico. Por ejemplo, en el siglo XIX se usaban tuercas cuadradas y no hexagonales. Por su parte, la campana de 1450 carece de estos elementos y se fabricó con cuña de madera. También podrán sustituirse los herrajes si resulta menester.

Francesc Llop, autor del proyecto, ayer entre las campanas
Francesc Llop, autor del proyecto, ayer entre las campanas "El Santo Cristo" (en segundo término) y "La Mayor". - Autor: SEGURA, Pablo

Javier Calero, director técnico de la empresa rehabilitadora, confirmó que el estado de conservación de las campanas es bueno, diagnóstico que había avanzado el autor del proyecto.

Francesc Llop explicó que el sonido propio de cada campana depende de la combinación de yugo, bronce y velocidad de bandeo.

Las campanas de la Catedral de Huesca presentan una ventaja importante respecto a otras en las que ha trabajado el campanólogo: no fueron electrificadas completamente. De esta manera, se han conservado mejor los yugos de madera (en todas, menos en la menos antigua, que es de metal) y gracias a esta eventualidad se podrá recuperar el toque manual.

Una grúa hidráulica trabajó ayer durante cuatro hora para la bajada de las siete campanas de la Seo oscense. - Autor: SEGURA, Pablo
Una grúa hidráulica trabajó ayer durante cuatro hora para la bajada de las siete campanas de la Seo oscense. - Autor: SEGURA, Pablo

Porque el proyecto permitirá mantener la automatización impuesta en los años 70, en pleno proceso de cambios litúrgicos en la Iglesia, pero también recuperar el toque manual.

Javier Calero (el director técnico de la empresa restauradora) indicó que el conjunto de campanas forma un buen instrumento, mejor que en muchos otros templos: "Está muy bien escalado en tamaños cuando lo normal es que la gama de sonidos no esté completa".

Es la primera ocasión en la que se bajan las siete campanas, aunque alguna de ellas fue retirada antaño para arreglos.

"Se pueden recuperar unos toques que iban construyendo el tiempo comunitario"

Francesc Llop, autor del proyecto de restauración de las campanas de la Catedral de Huesca, se mostró decididamente partidario de recuperar los toques manuales en la capital altoaragonesa. "¿Por qué no tiene que sonar la campana en el centro histórico ", se preguntó a modo retórico para señalar que en la época actual se tiende a la queja por el tañido pero las ciudades están abrumadas por el ruido de los coches.

"Se pueden recuperar unos toques que iban construyendo el tiempo comunitario", apuntó Llop. Unos toques que defiende como un patrimonio cultural de las ciudades. Cada Catedral, subraya, tenía el suyo propio, que la hacía identificable y la dotaba de personalidad.

"Al recuperar los toques, se recupera la plenitud de una interpretación que se ha construido para la Catedral y para la ciudad a lo largo de los siglos", reflexionó el antropólogo.

Llop precisó que los toques deben adaptarse a los tiempos, dado que las campanas ya no tienen como misión regir el tiempo de la vida de la ciudad. No obstante, en otras catedrales se han recuperado los toques en los momentos principales del tiempo litúrgico.

Puso el ejemplo de Valencia, donde se ha creado un grupo de campaneros aficionado compuesto por 22 personas que se ocupan de este menester.

El antropólogo logró grabar los toques de Huesca en los años 80, cuando elaboraba su tesis doctoral sobre los campaneros de Aragón. Logró hacerlo con el último de los campaneros de la capital oscense, Pascual Calvete, a quien define como "un gran campanero" y de quien dice que era "muy creativo".

Las siete campanas de la seo oscense

"La del Corpus /La de Prima".
Año 1450. 85 centímetros de diámetro. 356 kilos.
"La de oraciones / La Paciencia".
Año 1818. 75 centímetros de diámetro y 244 kilos.
"El Santo Cristo / La Mediana".
Año 1829. 1,20 metros de diámetro y una tonelada de peso. Fundida por Jacinto Barnola, de Barbastro.
"La María / La Mayor".
Año 1850. 1,26 metros de diámetro y 1.158 kilos. Fundida por Jacinto Barnola, de Barbastro.
"La Lucía".
Año 1896. 68 centímetros de diámetro y 182 kilos. Fundidor: Ballesteros
."Cimbalico / Te Deum".
Año 1915. 32 centímetros de diámetro y 19 kilos.
"La Lorenza / La del Fosal / La de los Perdidos".
Año 1928. 1,02 metros de diámetro y 614 kilos. Fundidor: Constantino Linares, de Carabanchel Bajo (Madrid).

ORÚS, J.

Diario del Alto Aragón (10-03-2011)

  • HUESCA (HOYA DE HUESCA / PLANA DE UESCA): campanas, campaneros y toques
  • Campanas (epigrafia, descripción): bibliografía general

     

  • Volver a la página anterior
  • Menú inicial dels CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, autor, artículo
    © Diario del Alto Aragón (2011)
    © Campaners de la Catedral de València (2014)
    campaners@hotmail.com
    Última modificación: 21-08-2014
    Convertir a PDF