CASCUDO, T. - Los retrasos del reloj de Figueras

Los retrasos del reloj de Figueras

Los vecinos de la localidad castropolense denuncian que la antigua maquinaria de la Casa de Cultura se envió a reparar hace cinco años y sigue sin ser repuesta

La torre de la Casa de Cultura de Figueras con la esfera principal del reloj - Autor: CASCUDO, T.
La torre de la Casa de Cultura de Figueras con la esfera principal del reloj - Autor: CASCUDO, T.

as sospechas de los vecinos de Figueras resultaron ser fundadas: tras acceder al interior de la Torre del Reloj constataron que la maquinaria original, una joya relojera de 1925, sigue sin ser devuelta desde que se retiró hace cinco años para ser reformada. En su lugar, se ha instalado un mecanismo eléctrico encargado de ar las horas. Los vecinos de la localidad castropolense están preocupados por el paradero de las piezas originales y han dado la voz de alarma.

En 2006 comenzaron las obras de reparación de la Torre del Reloj, uno de los edificios más emblemáticos de Figueras. El proyecto planeaba convertir el inmueble en casa de cultura y también acondicionar la vieja maquinaria del reloj, que da nombre al edificio. Las obras -pese a estar ultimadas y a disposición de los vecinos- nunca llegaron a inaugurarse y la razón principal es que el reloj sigue sin estar listo.

Los vecinos consideran muy grave la poca atención que el Ayuntamiento de Castropol está prestando a uno de los símbolos de la villa. Y es que el reloj de la torre se adquirió a la prestigiosa «Fábrica de Relojes de Torre, campanas y timbres Moisés Díez». Los relojes de este palentino están considerados hoy en día auténticas obras de arte y Díez como uno de los mejores relojeros de la historia española.

El reloj figueirense tenía cuerda para ocho días, sonaba a las horas y a las medias y de sus cuatro esferas la del oeste era luminosa, como recoge el historiador José Luis Pérez de Castro en un artículo publicado en la revista de las fiestas locales. Una de las particularidades del reloj -con corazón de bronce- reside en un mecanismo que hacía funcionar a la vez las agujas de las cuatro esferas.

En Figueras aún se conserva el presupuesto original del reloj, que se cifró en 4.996 pesetas. Tanto la maquinaria como la construcción de la torre fueron financiadas íntegramente por el benefactor local Domingo Gayol. El Ayuntamiento de la época consideró oportuno construir, como añadido a la torre, dos locales que funcionaron durante años como escuelas y que hoy ocupan la biblioteca Miguel G. Teijeiro y el salón de actos de la casa de cultura.

Cuando comenzó la reparación de la Torre, que se cargó a los fondos del uno por ciento cultural del Ministerio de Fomento, se adjudicó la mejora del reloj a una empresa de Viveiro, Electrónica Lage. El presupuesto de reparación rondó los 30.000 euros. El Alcalde de Castropol, José Ángel Pérez, dice que se pagó buena parte del dinero comprometido pues era necesario justificar la subvención, pero garantiza que queda una parte pendiente de pago.

Pérez, que explica que las piezas originales están en la torre precintadas para protegerlas del polvo y a la espera de la instalación final, confía en que el relojero ultime la reparación «estos días». Tampoco descarta emprender algún tipo de acción contra el artesano por la demora en la instalación.

En 2006 los operarios de Electrónica Lage desmontaron la maquinaria y se la llevaron. En los últimos cinco años el reloj ha ido recuperando parte de sus piezas pero otras muchas siguen sin estar listas. Lo más visible son las esferas del reloj -una por cada una de las fachadas de la torre- que se sustituyeron por unas placas de cerámica de Sargadelos. Se instalaron las placas pero no las agujas. A finales del año pasado una de las fachadas, la principal, recuperó sus agujas, pero en el resto -en tres de las cuatro esferas- siguen ausentes.

El sistema eléctrico que sustituye a la vieja maquinaria - Autor: CASCUDO, T.
El sistema eléctrico que sustituye a la vieja maquinaria - Autor: CASCUDO, T.

Desde la oposición, el concejal popular Juan Calvo-Sotelo ha asegurado desconocer el estado del reloj. La obra de reparación de la torre fue un proyecto de sus años como alcalde, aunque la ejecución correspondió a su sucesor, el socialista José Ángel Pérez. No obstante, considera «una vergüenza» que el reloj no esté funcionando después de tanto tiempo. «Forma parte del patrimonio de Figueras y aunque estuviera estropeado debe permanecer en la torre para que la gente lo pueda visitar», zanjó.

La reparación encargada en 2006 no fue la primera mejora en los engranajes de la vieja maquinaria. Ya a principios de los noventa se contrató una pequeña actuación aunque en este caso el relojero -de Avilés-no se llevó la máquina, sino que la reparó en la misma torre. Testigos de aquella operación, que costó aproximadamente 50.000 pesetas, explican que el reloj tenía un desajuste en la pieza que marca los minutos pero que tras la reparación volvió a funcionar con normalidad. A finales de los noventa el reloj volvió a dar problemas que fueron empeorando con los años, lo que propició que se decidiera su reparación en 2006.

El pueblo de Figueras quiere ahora recuperar su reloj, el primero de la villa, y un auténtico símbolo de la historia de la localidad.

CASCUDO, T.

La Nueva España (24-02-2010)

  • CASTROPOL: Campanas, campaneros y toques
  • DÍEZ, MOISÉS (PALENCIA): Inventario de campanas
  • ELECTRÓNICA LAGE: Intervenciones
  • Destrucciones de campanarios y campanas: Bibliografía
  • Relojes: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Nueva España (2010)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 19-06-2018
    Convertir a PDF