PÉREZ, Pablo José - A la caza del invasor con alas

A la caza del invasor con alas

La empresa Sturnus ya ha capturado 1.600 palomas en Nájera, aunque el objetivo es llegar a 3.000 o 3.500 aves

Luis Lezana, con las capturas del pasado viernes. - Autor: PÉREZ, Pablo José
Luis Lezana, con las capturas del pasado viernes. - Autor: PÉREZ, Pablo José

Un total de 1.600 palomas han sido capturadas en los dos últimos meses. El último grupo, el viernes por la mañana, tras la intensiva colocación de precebos en diferentes edificios de Nájera, que han permitido que las palomas fueran una y otra vez a los mismos lugares, así como el ingenioso sistema que se usa en la torre de la parroquia de la Santa Cruz, por el que con un mando a distancia se cierra la única ventana que se deja sin tapar en el campanario, cuando ese habitáculo está lleno de aves.

El trabajo lo está llevando a cabo la empresa Sturnus, de Luis Lezana, quien mostraba las últimas capturas señalando que «había más palomas de las estimadas en un principio, ya que superan las cinco mil. Las capturas son un éxito porque esa cifra de 1.600 suele ser lo que se coge en una ciudad de mayor tamaño a lo largo de todo un año» y apuntaba que «la situación era insostenible y afortunadamente ha cambiado, porque ahora miras al cielo y ves alguna bandada de 4 o 5 palomas, pero nada más».

El sistema de captura usado en el campanario de la parroquia de la Santa Cruz. - Autor: PÉREZ, Pablo José
El sistema de captura usado en el campanario de la parroquia de la Santa Cruz. - Autor: PÉREZ, Pablo José

A pesar de la satisfacción, el trabajo de trampas continuará hasta haber capturado al 60 o 70 por ciento de la población y «en ese momento entrarán a trabajar los halcones con un plan para tratar de ahuyentar las pocas palomas que queden».

«La idea del Ayuntamiento de Nájera es hacer este plan de choque fuerte y a partir de ahí establecer un plan de mantenimiento que combinará capturas con trampas pequeñas y halcones», anticipaba Luis Lezana.

Las palomas en sí no tienen nada negativo, pero «cuando se convierten en plagas, éstas plantean riesgos evidentes. Primero la suciedad, excrementos por las calles, en las terrazas, en la ropa. Y lo segundo es que esa suciedad provoca la proliferación de organismos microbianos, que generan enfermedades», explica. Y los riesgos para la salud no son sólo para las personas, sino para la propia especie, ya que se transmiten enfermedades, o para otra fauna que vive de ellas, como sería el caso de los halcones.

El trabajo intensivo continuará, al menos durante estos dos próximos meses, por lo que Luis Lezana quería transmitir su agradecimiento a los najerinos por la paciencia con la que sufren sus trabajos, especialmente al párroco y la sacristana de la Santa Cruz, a quienes suelen 'molestar' a las siete de la mañana para ir a la torre de la iglesia.

PÉREZ, Pablo José

La Rioja (06-02-2011)

  • NÁJERA: Campanas, campaneros y toques
  • Palomas y otras plagas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Rioja (2011)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-10-2017
    Convertir a PDF