REDACCIÓN - Sant Jaume entra en el siglo XXI

Sant Jaume entra en el siglo XXI

Los feligreses han contribuido a la mejora de la parroquia recogiendo fondos para la obra

Almoines restaura la torre de la iglesia con una ayuda de 300.000 euros

El edificio fue diseñado por el arquitecto José Ariño y se edificó en el año 1817

El campanario de Almoines tras su restauración
El campanario de Almoines tras su restauración

La iglesia de Almoines está preparada para afrontar 200 años más de vida, acogiendo misas y todo tipo de celebraciones religiosas. La parroquia ha sido sometida una intensa restauración que ha afectado al campanario. Las obras han servido para consolidar la torre que tiene 30 metros de altura y que se encontraba en un estado grave de deterioro.

La intervención ha consistido en la mejora de la cornisa de ladrillo macizo visto cerámico. El proyecto ha sido financiado por la Diputación de Valencia a través de una subvención de 30.000 euros, denominada 'Reparación de obras de restauración para la conservación de bienes inmuebles con valores históricos-artísticos o de interés local'.

La planificación técnica consistente en la redacción del proyecto y la dirección de obra han corrido a cargo del Ayuntamiento. Además, los feligreses de la parroquia, con la colaboración del Ayuntamiento, han llevado a cabo una campaña de recaudación de fondos, para contribuir a la financiación de la reparación del campanario.

El edificio completo de la iglesia de Sant Jaume Pelegrí, incluido el campanario, está protegido y forma parte del Catálogo de Bienes Inmuebles y espacios de interés colectivo del municipio de Almoines.

El edificio fue levantado entre los años 1816 y 1817 y fue un trabajo elaborado por el arquitecto José Ariño.

Este templo es de planta cuadrada de 5x5 metros, con una torre anexa que alcanza los 30 metros. Se estructura en cinco secciones en altura. La más baja, corresponde a una base o pedestal de 1,25 metros de altura.

Remate clásico

El segundo cuerpo está coronado por un remate clásico que combina, en ladrillo macizo, elementos dóricos y jónicos. Después, continúa con el cuerpo de campanas, con los huecos con arcos de medio punto enmarcados por pilastras de ladrillo.

El tercer nivel es el de remate, de planta cuadrada, soportado por cuatro contrafuertes dispuestos girados cuarenta y cinco grados sobre la posición del cuadrado de la planta.

El quinto y último cuerpo en altura corresponde a una linterna de planta circular que está cubierta por una pequeña cúpula de tejas, coronada por una veleta.

«Toda el remate es como una cita, habitual en la época, a la solución arquitectónica de la linterna de la cúpula de la catedral de Santa María dei Fiore, de Florencia, de F. Brunelleschi», informaron desde el gobierno local.

El campanario de Almoines es uno de los «más altos y esbeltos de la comarca de la Safor» y corresponde a la meta visual más importante de la población, y también de gran parte de la llanura central de la comarca. Con esta actuación se da un impulso a la mejora del patrimonio de Almoines.

REDACCIÓN

Las Provincias (19-01-2011)

  • ALMOINES: Campanas, campaneros y toques
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Las Provincias (2011)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 15-12-2017
    Convertir a PDF