L. P. - Cervera envía dos de sus campanas a restaurar a Alemania

Cervera envía dos de sus campanas a restaurar a Alemania

Por primera vez de la que se tenga memoria, los ciudadanos de Cervera pudieron ver ayer por la mañana como se descolgaban dos de las grandes campanas del Campanar de Santa Maria, uno de los pocos donde todavía se siguen tocando dichos elementos de forma manual, siendo únicamente automatizadas las señales horarias.

Así, una empresa valenciana, especializada en este tipo de trabajos, fue la encargada de llevar a cabo esta delicada tarea, motivada por la afectación que padece la campana bautizada como Trinitat. Sus problemas fueron detectados cuando los Campaners empezaron a notar que su sonido no tenía el brillo habitual, detectando posteriormenteuna fisura de unos 12 cms. en su parte inferior.

Para evitar males mayores, la campana no ha sido utilizada desde hace dos años, Mientras tanto, y desde finales de 2009, el grupo de los Campaners de Cervera inició una campaña de recaudación de fondos para emprender su restauración.

Además, una subvención del IEI permitirá cubrir buena parte de los 18.000 euros presupuestados para los citados trabajos y la posterior restauración en el taller Hans Lachenmeyer de Nördlingen, Alemania. Hasta allí tendrá que ser trasladada la pieza de bronce, de unos 500 kgs. de peso, mientras que se aprovechará la acción para acometer de forma paralela un repaso de la cabecera que la sujeta a su ventanal del Campanar. En total, la pieza superaba los 700 kgs. de peso.

La actuación fue aprovechada para bajar también la «Onzena». La más pequeña de todas, que sumada a su cabezal, pesa unos 400 kgs. de peso, debe ser ajustada y contrapesada correctamente.

Expectación entre los vecinos

Una vez estuvieron ya ambas en el suelo, fueron muchos los vecinos que no perdieron la ocasión de fotografiarse junto a ellas.

La Trinitat es la séptima de las ocho campanas que componen el monumental conjunto del Campanar de Santa María. Fue instalada allí el año 1880, conjuntamente con la Nova y la Tibau, todas ellas fundidas por el maestro barcelonés Bonaventura Pallàs. Pesa unos 550 kgs. y Su boca mide unos 95 cms. de diámetro y su peso ronda los 550 kgs, casi 800 si añadimos su cabecera.

Por su parte, la Onzena fue fundida en 1826 por el maestro Ramon Pomerol de Igualada, y es la que emite un sonido más agudo. Su altura es de unos 72 centímetros y 66 de diámetro.

Cervera ya restauró en 2009 otro de los elementos más característicos del conjunto de su campanario, las matracas, unas campanas de madera únicas en Catalunya. Estas matracas están compuestas por una gran caja de resonancia de forma octogonal y construida de madera, la cual es golpeada por unos pequeños martillos o mazos también de madera situados en el exterior para que suenen mejor. Produce un sonido especial potente si bien menos brillante que el metálico de las campanas.

En el proyecto de su recuperación, que se realizó bajo la dirección de los arquitectos Manuel Vilarrubies y Galdrich Santana, la Paeria de Cervera aportó mil euros.

Según Carme Bergés, directora del Museu Comarcal de Cervera, “estas matracas fueron reconstruidas a imagen y semejanza de las primitivas con ocasión de haber sido desmontadas con motivo de la restauración del campanario “.

Las fuentes documentales recogen que su primitiva colocación es originaria de la época medieval, en el año 1471, y sólo se hacían sonar en Días Santos como señal distintiva especial de la Semana Santa.

L. P.

La Mañana (05-01-2011)

  • CERVERA: Campanas, campaneros y toques
  • 2001 TÉCNICA Y ARTESANÍA, S. L. (MASSANASSA) : Intervenciones
  • PALLÉS I ARMENGOL, BUENAVENTURA (BARCELONA) : Inventario de campanas
  • POMEROL, RAMÓN (REUS): Inventario de campanas
  • Matracas: Bibliografía
  • Relojes: Bibliografía
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Mañana (2011)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 19-10-2017
    Convertir a PDF