SÁNCHEZ, Valle - En tres meses, los toledanos podrán volver a subir a la Campana Gorda

En tres meses, los toledanos podrán volver a subir a la Campana Gorda

El presidente Barreda, el arzobispo de Toledo y el alcalde accedieron ayer a la torre de la catedral para ver la marcha de las obras de restauración

A 80 metros del suelo, tras una sinuosa subida por los andamios exteriores de la catedral gótica de Toledo, una expedición de políticos y periodistas consiguió ayer acceder a la Campana Gorda, que se encuentra en plena obra para recuperar una de las tradiciones más sentidas por los toledanos. Casi tres décadas después, se podrá volver a subir al campanario tras la rehabilitación que se está realizando gracias a la colaboración del Gobierno de Castilla-La Mancha, que ha invertido 600.000 euros, y al empeño personal del alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, que se propuso recuperar esta costumbre tan toledana cuando accedió a la Alcaldía, y que ayer recorrió las obras que se están realizando en el templo acompañado del presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda; el arzobispo, Braulio Rodríguez; el deán, Juan Sánchez, y la consejera de Educación y Cultura, María Ángeles García.

Aunque ya no se podrá inaugurar el 23 de enero, día de San Ildefonso, como era su deseo, en tres meses, para Semana Santa, se espera que se pueda volver a subir, por fin, a la campana gorda, como ya publicó ABC.

Algunos vivieron la visita de ayer con la emoción de su primera vez y otros recordando aquellos años, hace más de 27, cuando era casi una rutina en la ciudad subir a la campana gorda y, desde luego, visita obligada para los turistas que contemplaban los claustros y patios para llegar a la sala donde se encuentra esta mítica campana que pesa casi dieciocho toneladas, que fue colocada en el año 1753 y que pocos meses después de su colocación se rompió y pasó a formar parte de la memoria de los toledanos. Se trata, como dijo el alcalde Toledo, de algo que «roca la fibra sensible» tanto de toledanos mayores como jóvenes que no han tenido la oportunidad de acceder. Antes de la subida al campanario, García-Page resaltó el valor patrimonial y turístico que tendrá este nuevo reclamo en la catedral, además de la nueva iluminación que se va a inaugurar antes de que finalice este año.

El presidente Barreda aseguró que la catedral es uno de los templos más importantes de toda la cristiandad lo que justifica la continua inversión en la misma para evitar en lo posible su deterioro y destacó que el patrimonio histórico de España está íntimamente ligado al de la Iglesia católica, por lo que agradeció la disposición de la Iglesia a la colaboración y el entendimiento y se mostró convencido de que ese es el talante que debe presidir la actuación de las administraciones. «Ojalá que cuando la campana tañe, su sonido sea de alegría, de esperanza, de convivencia y traslade las mejores vibraciones de paz, alegría y prosperidad». Y con estas navideñas palabras terminó su intervención.

Además de restaurar el conjunto de las campanas, el Ministerio de Cultura está recuperando el claustro y distintas salas como la antigua cárcel, la sala del reloj, la capilla de la reina y la sala de gigantones. El arquitecto José Miguel Merino de Cáceres explicó que se van a dar nuevos usos a distintas salas como las que estaban destinadas originariamente al alojamiento de los canónigos, y en el antiguo bodegón se abrirá un museo en el que se explicarán los pormenores de la catedral.

SÁNCHEZ, Valle

ABC (10-12-2010)

  • TOLEDO: Campanas, campaneros y toques
  • Visitas a campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © ABC (2010)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 24-10-2017
    Convertir a PDF