VIVAS, Julio - El cura de Turón baja la voz

El cura de Turón baja la voz

Las protestas de los vecinos laicos obligan al párroco de San Andrés a dejar de transmitir las misas con altavoces fuera de la iglesia

Fachada de la iglesia de San Andrés en Turón, con sus dos altavoces - Autor: SIILVEIRA, J. R.
Fachada de la iglesia de San Andrés en Turón, con sus dos altavoces - Autor: SIILVEIRA, J. R.

Los vecinos del pueblo turonés de San Andrés llevaban años escuchando en la calle las misas de los domingos y festivos a través de los altavoces de la parroquia. Era casi una costumbre que se ha truncado a causa de las quejas de un grupo de vecinos que se han amplificado a través de la asociación Asturias Laica, que afirma que la transmisión de los oficios religiosos «es una invasión del espacio público y una falta de respeto» para los que no quieren oir la misa.

El párroco, Vicente Bernardo, tras enterarse de las quejas decidió hace semanas silenciar los altavoces durante la misa, aunque no las campanas que anunciaban los oficios. La decisión no contenta a todos.

Todavía ayer, algunas de las vecinas de San Andrés se mostraban molestas por las críticas que había recibido el cura. «Me parece fatal que se metan con el hombre, que tiene 82 años y ha hecho mucho por el pueblo, deberían respetar a la iglesia», decía una de ellas. Similar opinión, aunque más contenida, tenía Margarita Gargollo, que vive a pocos metros de la parroquia y desde casa oía la misa. Margarita explicaba que «no molesta en absoluto, porque tampoco es que los altavoces estuvieran a todo volumen. Eso sí, no sé por qué se quejan ahora, cuando ya sólo se escuchan las campanas de misa». Su nieto, Sergio, reafirma las declaraciones de su abuela, «había sitios en los que casi ni se escuchaba».

Por su parte, el cura de San Andrés afirmó que, «como no quiero problemas, cuando me dijeron que se habían quejado, desenchufé los altavoces en los oficios». Sin embargo, Vicente Bernardo manifestó no entender las críticas: «Si fuese a las cinco de la mañana o hubiese alguien enfermo, lo entendería, pero meterse con la iglesia porque se escucha la misa no es de razón».

El párroco también desconoce la procedencia de las críticas, ya que «nunca vinieron a hablar conmigo, los únicos que me lo dijeron fueron los miembros de la junta vecinal. Según explicaron, fueron unos vecinos que sólo vienen al pueblo los fines de semana los que se quejaron y la mayoría del pueblo me defiende». De hecho, y según recordó el párroco, «hubo una vez que se me olvidó conectar las campanas antes de la misa y vinieron a quejarse de que no sabían si había misa».

Entre los detractores del párroco se encuentra Alfredo Valles, también vecino de San Andrés de Turón, quien defendió su derecho a no escuchar la misa cuando no se comulga con la iglesia. «Si la parroquia está abierta a todo el mundo, no entiendo por qué tiene que sacarla al resto del pueblo», señaló Valles, destacando que la postura del cura «es de una falta total de respeto hacia aquellos que no pensamos como él, y por eso quisimos denunciarlo ante la opinión pública».

VIVAS, Julio

La Nueva España (09-10-2010)

  • MIERES: Campanas, campaneros y toques
  • Ruido y denuncias: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Nueva España (2010)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 12-12-2017
    Convertir a PDF