PUEYO, Vicente - Vidas de platino

Vidas de platino

Ángel y Clara celebran sus 65 años de matrimonio a lomos de recuerdos

Ángel y Clara, en la residencia Alborada.  - AUTOR: RAMIRO
Ángel y Clara, en la residencia Alborada. - AUTOR: RAMIRO

"¿Y el flechazo? ¿Lo recuerda?

-" «(...) Pues fuimos al baile... había que bailar con alguna y luego otro día y otro día. Luego, un beso, la pierna izquierda, la pierna derecha y así hasta que conseguí tocarle el culo...».

A estas alturas de la película Ángel, Ángel Fernández Zapico, ya no se anda con bobadas. A punto de cumplir 90 años los recuerdos son fogonazos, pero ahí quedan. Su esposa, Clara Díez Gutiérrez, 93 años, pelea con el olvido y tiene platino en el pelo. El mismo que van a compartir para celebrar sus 65 años de matrimonio. Muy rara avis en nuestros días. «¿Que cuál es el secreto? Muy fácil: Hay que perder y ganar mucho».

Trabajo, familia y escapadas al campo siempre que se podía. Un sencillo trípode en el que descansa toda una vida. «Lo mejor han sido mis tres hijas. Yo mismo -dice Ángel mientras Clara escucha atenta- les enseñaba las letras y las cuentas en casa así que iban enseñadas al colegio. Jugando y cantando les enseñaba. Como no era hombre de salir a tomar vasos, pues me dedicaba a ellas». Clara asiente desde su sonrisa y reconoce que la atención que tuvo Ángel con sus hijas es lo mejor de él.

-¿Y lo peor?

-«...Pues no caigo».

Quizá, como cualquier mortal, Ángel tenga sus defectos pero a trabajador y a manitas pocos le ganaban. En la escuela de Sierra-Pambley se le despertó definitivamente su vocación por la mecánica y acabó dedicando 50 años de su vida a trabajar en Auto Salón. «Sobre todo de fresador que se me daba muy bien; había que calcular bien los engranes, pero yo dominaba las matemáticas y los quebrados. Es que de aquella escuela se salía con mucha cultura». Sus conocimientos mecánicos hicieron que su Seat 600 hiciera 300.00 kilómetros por España sin pasar por el taller. Ahora viajan a lomos de fotos y recuerdos, ya no está el cuerpo para muchos trotes. De los ocho hermanos de Ángel (uno de ellos el famoso Ico, el campanero de la Catedral) sólo le queda uno, Pablo, pero aún hay alegría para celebrar ese extraño milagro de 65 años juntos.

En la residencia Alborada, donde se trasladaron hace cuatro años, les preparan un homenaje coincidiendo con la fiestas que celeb rarán desde hoy al 23 de junio para celebrar el quinto aniversario del centro.

PUEYO, Vicente

Diario de León (21-06-2010)

  • LEÓN: Campanas, campaneros y toques
  • Campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario de León (2010)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-10-2017
    Convertir a PDF