GUTIÉRREZ, David - Campanario con vistas a Logroño

Campanario con vistas a Logroño

La torre de la Iglesia de Santiago se abrirá al público desde el miércoles y hasta el mes de octubre

Las visitas serán para un máximo de 15 personas por turno y costarán un euro

Durante la festividad de San Bernabé, los días 9, 11 y 12 de junio, la ruta será gratuita

El párroco José Ignacio Díaz y el concejal Ángel Varea presentaron ayer la iniciativa. Foto: IGLESIAS, Alfredo
El párroco José Ignacio Díaz y el concejal Ángel Varea presentaron ayer la iniciativa. Foto: IGLESIAS, Alfredo

Las visitas serán para un máximo de 15 personas por turno y costarán un euro

Durante la festividad de San Bernabé, los días 9, 11 y 12 de junio, la ruta será gratuita

En lo alto de la torre de la iglesia de Santiago el Real un faro ilumina todas las noches el tramo del Camino de Santiago que atraviesa Logroño. Las vistas desde este lugar son privilegiadas y desconocidas para la mayoría de los logroñeses. Desde junio y hasta octubre un proyecto de Logroño Turismo y el Ayuntamiento de Logroño, con la colaboración de la Fundación Amigos de Santiago Real, permitirá a los ciudadanos visitar el interior de la torre y conocer el monumento del siglo XVI. La iniciativa pretende descubrir un rincón inaccesible, hasta ahora, para la mayor parte de los vecinos, que en grupos de 15 personas y durante 45 minutos podrán disfrutar de un recorrido con historia, no apto para personas con vértigo.

Las visitas guiadas tendrán lugar los viernes a las 22.00 horas ( horario nocturno) y los sábados a las 11.00 horas (horario diurno). El precio es de 1 euro, excepto en las fechas correspondientes a la festividad de San Bernabé (9, 11 y 12 de junio), cuando las visitas serán gratuitas. Las reservas se podrán realizar en la Oficina de Logroño Turismo, en las Escuelas Trevijano.

El concejal de Promoción de la Ciudad, Ángel Varea, y el párroco de la iglesia de Santiago, José Ignacio Díaz, encabezaron ayer la presentación de las visitas, en la que se mostraron satisfechos por el trabajo realizado. Varea considera esta iniciativa una buena posibilidad que recupera una actividad interesante «a través de un convenio con la parroquia», que corre con todo el gasto de personal y mantenimiento. A cambio, el Ayuntamiento se ha ocupado de habilitar la torre. «Es una buena apuesta para este Año Santo Jacobeo», aseguró el edil.

El recorrido, que comienza por una escalera de caracol que se retuerce en las entrañas del torreón, se presenta inaccesible para personas en sillas de ruedas o con escasa movilidad. Sorprende su estructura circular, incrustada en la torre cuadrada exterior, donde una sucesión de peldaños idénticos ascienden serpenteando por el muro. Es el único sendero para alcanzar los rincones más singulares de la iglesia, como la parte superior de las bóvedas: en esta habitación el visitante camina por encima del techo del templo, donde las piedras se sustentan con la única fuerza que ejercen unas con otras. José Ignacio Díaz, el párroco de la iglesia, reconoce que este espacio, similar a «un bosque de vigas», es uno de los rincones de mayor encanto.

220 escalones

La subida consta de 220 escalones, por lo que no se recomienda a personas con problemas de salud. En la última parte del itinerario el viento se deja sentir con mayor fuerza y las temperaturas parecen más suaves. Las paredes presentan ventanas de gran tamaño donde descansan cinco campanas de distintas medidas. El paso del tiempo ha roído el color plateado de estos timbres que actuaban como «relojes de la ciudad» y marcaban los ritmos de la vida. Pero están en buen estado . En la campana más grande se advierte un texto en latín, un conjuro que, como describe Díaz, «se recitaba cuando el tiempo anunciaba tormentas, para intentar evitar catástrofes».

Cuando la escalera termina, la terraza superior indica el final del camino. Un chapitel de ladrillo coronaba el monumento desde el siglo XVI, «pero era tan pesado que atentaba contra la estructura de la iglesia», asegura el párroco, «por lo que lo retiraron en 1902». Sin la aguja decorativa la torre parece desnuda, pero la terraza ya no tiene obstáculos que impidan una panorámica de toda la ciudad.

GUTIÉRREZ, David

El Correo (08-06-2010)

  • LOGROÑO: Campanas, campaneros y toques
  • Visitas a campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Correo (2010)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 19-10-2017
    Convertir a PDF