OLIDEN, K. - «La campana tiene un agujero de bala que la atraviesa de lado a lado, pero suena muy bien»

«La campana tiene un agujero de bala que la atraviesa de lado a lado, pero suena muy bien»

Ricardo Segura es el campanero-relojero de la parroquia de San Pedro
Eskoriatza

Segura inspecciona el viejo reloj que data del año 1807
Segura inspecciona el viejo reloj que data del año 1807

La anteiglesia de Zarimutz es un remanso de paz en la frontera entre Gipuzkoa y Araba. Eskoriatza y Aramaio se dan la mano a lo largo de la frontera que va desde Marin hasta Mazmela, un paisaje verde y salpicado de caseríos cuya belleza han estropeado las dos feas cicatrices de la autopista AP-1 y las obras del controvertido Tren de Alta Velocidad.

La polémica que rodea a esta macroinfraestructura no parece afectar a la quietud de un barrio rural constituido en la actualidad por una veintena de caseríos donde residen sus aproximadamente 70 vecinos.

La iglesia parroquia del San Pedro, del siglo XV-XVI, ocupa las horas de Ricardo Segura, que disfruta de su jubilación entre su caserío Mendikua y su domicilio en la vecina localidad de Aretxabaleta. Este zarimuztarra a punto de cumplir 78 años heredó de su padre Ciriaco el puesto de sacristán, quien a su vez sustituyó a Cipriano Uribe. Como miembro de la cofradía del barrio, Ricardo se encarga de las campanas y del reloj de la torre. Este desempeño le libra de asumir otras responsabilidades de carácter rotatorio, como mayordomo, andero...

Las huellas de los combates que en 1937 se cobraron la vida del teniente Blankenagel y de otros muchos combatientes anónimos de ambos bandos también se observan en el campanario que gobierna Segura. Una de las campanas muestra la limpia perforación de un balazo que la atravesó de lado a lado. «La campana suena igual de bien, y nunca hemos visto la necesidad de repararla o reponerla», asegura Ricardo, que llama a misa siempre con una hora de antelación.

También es de su incumbencia el mantenimiento del reloj de la torre, construido en Leintz-Gatzaga en 1807 por Miguel José Ezcurra. Reparado en 1953 por José Agiriano, el reloj cayó en el olvido y la desatención y estuvo parada durante largos años hasta que hace 30 Ricardo se hizo cargo de él. Ahora le da cuerda puntualmente, «una vez cada nueve días».

OLIDEN, K.
Diario Vasco (17-01-2010)

  • ESKORIATZA (GIPUZKOA): Campanas, campaneros y toques
  • EZCURRA, MIGUEL JOSÉ (LEINTZ-GATZAGA): Inventario de relojes
  • Relojes: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario Vasco (2010)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 19-10-2017
    Convertir a PDF