LIÉBANA, José M. - El Ayuntamiento de Jaén ofrece al vecino afectado por las campanas de la Catedral insonorizar su piso o darle otro

El Ayuntamiento de Jaén ofrece al vecino afectado por las campanas de la Catedral insonorizar su piso o darle otro

El inquilino, al que el TSJA amparó, se inclina por la permuta para poner fin a un litigio que dura ya diez años con el campanario catedralicio
ANTONIO RUS VECINO DENUNCIANTE «Por mi parte, no me cierro al acuerdo, siempre que sea una vivienda digna, incluso aunque fuera algo inferior a ésta»

Antonio Rus, en la puerta de su vivienda que da a la terraza desde donde se ven las campanas. Foto FRANCIS
Antonio Rus, en la puerta de su vivienda que da a la terraza desde donde se ven las campanas. Foto FRANCIS

Acordes de acuerdo

El concejal de Medio Ambiente, José Luis Cano (IU), llevará a la comisión municipal del viernes una propuesta para intentar resolver un litigio que data del año 1999 y que ha hecho correr ríos de tinta y píxeles. Una propuesta que es doble: por un lado, insonorizar el ático donde vive Antonio Rus, el inquilino que reclamó en los tribunales que se baje el sonido de las campanas de la Catedral o, en su defecto, el precintado de las mismas, y por otro, ofrecerle otra vivienda de titularidad municipal, como la que tiene, ya que fue empleado del Ayuntamiento.
Rus no ve con malos ojos esta solución, sobre todo la segunda posibilidad, ya que donde vive ahora carece de ascensor y, tanto su mujer como él, cada vez lo necesitan más. Añade que también desea que llegue el acuerdo, por lo que dura ya y por razones de salud.
Asegura que ha hablado de esta opción con el concejal, por lo que el acuerdo podría no estar lejos, al menos sobre el papel. Lo primero será que la Comisión Municipal de Medio Ambiente lo apruebe pasado mañana y, a continuación, trasladar el acuerdo al afectado y buscar la vivienda alternativa.
Antonio Rus y su familia llegaron a su actual domicilio hace 29 años y asegura que de entrada tuvo que realizar obras para acondicionar la vivienda por importe de 1,7 millones de pesetas de la época. En la actualidad paga un alquiler mensual de 99,46 euros, cuota que año tras año sube un poco.

Sentencia demoledora

El ático donde vive está situado en la parte trasera de la manzana que ocupa el Palacio Municipal. Con el paso del tiempo, el sonido de las campanas fue haciéndose cada vez más insoportable para Rus y su familia, y en el año1999 decidió acudir a los tribunales para que se cumpliera la ordenanza municipal de medio ambiente.
Al principio, un técnico municipal hizo una medición en la que se concluía que el nivel acústico era «intolerable», pero acto seguido el Ayuntamiento resolvió que no existía contaminación acústica. Una contradicción que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía dejó patente en la sentencia dictada en 2007, después de múltiples recursos del afectado: «No deja de ser sorprendente -decía la misma-, habida cuenta de que tan meritada medición la efectuó el propio Ayuntamiento».
La sentencia simplemente ordenaba al Ayuntamiento a que hiciera las mediciones y comprobase si el nivel sonoro sobrepasaba o no los límites permitidos, ya que en los ocho años transcurridos el Ayuntamiento «nunca ha llegado a resolver sobre el fondo del asunto», esgrimiendo el Consistorio unas veces que la denuncia había prescrito; otras, emitiendo un informe de la Patrulla Verde «en el que se justifica la imposibilidad de hacer mediciones por carecerse de presupuesto para revisar los equipos de medición».
De ahí que el TSJA calificase la tramitación administrativa de «surrealista» y que llegara a decir del Ayuntamiento que desconocía la jurisprudencia del Tribunal Supremo, que viene a rechazar «una injustificada posición de ventaja procesal en favor de la Administración». Es más, el Alto Tribunal llegó a observar una «vulneración del derecho constitucional a la intimidad personal y familiar y a la inviolabilidad del domicilio en la pasividad y desidia administrativas al tramitar y resolver (o mejor dicho, dejar sin resolver) las continuas denuncias». El denunciante llegó a poner su caso en conocimiento del Defensor del Pueblo Andaluz y de la Casa Real.

Mediciones

Esta sentencia fue una de las tarjetas de bienvenida que encontró el actual concejal de Medio Ambiente al llegar al cargo, como reconoció entonces, por lo que tuvo que incoar expediente y «atender a la reclamación del particular con todas las garantías», aunque teniendo en cuenta «todo el cariño» que los jienenses profesan hacia la Catedral, dijo, y que el sonido de las campanas forma parte de «nuestras tradiciones» y son «un hecho cultural».
Y se hicieron las mediciones y se determinó que el sonido incumplía la ordenanza municipal del ruidos, por lo que el Ayuntamiento ordenó en julio pasado al Cabildo de la Catedral que tomara las medidas correctoras oportunas y le dio un mes de plazo, aunque éste presentó un recurso de reposición, respaldado por más de 31.000 firmas, mientras la concejalía buscaba una solución, que con l propuesta del viernes puede estar más cerca.


LIÉBANA, José M.

Ideal (16-12-2009)
  • JAÉN: Campanas, campaneros y toques
  • Ruido y denuncias: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Ideal (2009)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 12-12-2017
    Convertir a PDF