FRADUA, Imanol - Las campanadas, a salvo

Las campanadas, a salvo

Silenciar o no el repicar de las campanas de la torre del antiguo ayuntamiento de Markina-Xemein eran las dos opciones barajadas por una encuesta. Finalmente, el clamor popular las salvará.

Un vecino de Markina observa la torre
Un vecino de Markina observa la torre

SOBRE el repicar de sus campanas pendía una seria amenaza, pero el reloj de la torre del antiguo Ayuntamiento de Markina-Xemein, finalmente, no será silenciado. Aunque, si seguirá dando la hora, sin descanso, durante los próximos años, será gracias al apoyo que ha recibido de los propios markinarras.

Y es que, los habitantes del casco histórico han dado su aprobación a la continuidad de las campanas con un amplio margen favorable: 300 contra 30. Así se han definido los vecinos en una encuesta novedosa en el municipio. "Tan sólo una treintena" ha sido contraria a su mantenimiento, comentan fuentes municipales.

La cuestión que ha generado este lío es que el reloj no se puede silenciar sólo de noche y dejar que funcione de día. "Su mecanismo no lo permite", aducen desde el Ayuntamiento. , "Tampoco se puede silenciar los cuartos y las medias de hora, y permitir que siga dando tan sólo las horas", prosiguen las fuentes municipales para desesperación de algunos vecinos que viven cerca del reloj.

Es por ello que la Administración local pensó en pulsar la opinión vecinal mediante una especie de referéndum. A favor o en contra de silenciarlo para siempre. El plazo culminó el pasado viernes. Y la opción mayoritaria ha sido dejarla "como está hasta ahora". Es decir, que Markina-Xemein mantenga sus campanadas a todas horas.

Opiniones había para todos los gustos, pero han vencido quienes prefieren mantener "un elemento distintivo de Markina-Xemein, un pedazo de su historia", revelaban dos markinarras ayer.

El romanticismo ha ganado por goleada. Precisamente, la alta participación ciudadana ha colmado las expectativas de los responsables municipales, quienes han mostrado su "satisfacción" tras obtener más de 300 respuestas, a pesar de que la encuesta no ha sido elaborada con base al censo, sino que tan sólo se ha tratado de pulsar la opinión ciudadana. "Pero la verdad es que la experiencia ha sido positiva", señala el alcalde, Javier Alberdi. Ahora, será una comisión de gobierno la que estime el futuro de las campanas de la torre del antiguo Ayuntamiento. Sin embargo, fuentes del Consistorio ya han adelantado que respetarán la opinión de los markinarras.

El veredicto de los vecinos

"Es parte del pueblo y no queríamos que desapareciera"

"Contentos" se manifestaban ayer algunos vecinos que viven cerca de la torre. "Es parte de nuestra historia y siempre ha estado aquí; es por eso que preferimos que siga dándonos la hora como lo ha hecho siempre", esgrimían los responsables de un estanco cercano.

Otro markinarra apuntaba que "las molestias que genera no son tantas; al menos, en casa estamos acostumbrados. Preferimos que no desaparezca". Así será.


FRADUA, Imanol

Deia.com (24-11-2009)
  • MARKINA-XEMEIN (BIZKAIA): Campanas, campaneros y toques
  • Ruido y denuncias: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Deia.com (2009)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-11-2017
    Convertir a PDF