MORÁN, Bárbara - La voz de Abamia, un siglo en silencio

La voz de Abamia, un siglo en silencio

Las nuevas campanas del templo, donadas por una feligresa, aguardan desde hace dos años a ser colocadas

Aspecto actual de la iglesia románica sin las campanas
Aspecto actual de la iglesia románica sin las campanas

«Cuando escuches mi tañido el viento llevará tu dolor», «cuando escuches el mío yo acompañaré tu dolor hasta el fin». Así «sonará» en un futuro la «voz» de la iglesia románica de Santa Eulalia de Abamia, situada en el pueblo cangués de Corao. Esas son las bellas palabras que están grabadas en las campanas, que aguardan desde hace dos años su colocación. Las campanas reposan desde hace dos años en la Casa Frasineli de Corao y la fecha de su instalación es una incógnita. Para empezar, la rehabilitación de Abamia está paralizada por un proceso judicial, así que la cosa va para largo.

La recuperación de las campanas será posible gracias a la generosidad de una feligresa de Corao, una mujer entusiasta que soñaba con volver a escuchar las campanas en Abamia y que no pudo ver cumplida su ilusión en vida. Su familia es la que ha cogido el testigo y la que se ha empeñado en sacar adelante el arreglo. El caso es llenar el campanario, ya que en el proyecto de las obras de restauración de la iglesia no se incluía ninguna partida para «amueblar» la espadaña del templo.

Las campanas han sido realizadas por los hermanos cántabros Portilla, considerados entre los mejores campaneros de España y del mundo. El resultado de la obra realizada por estos artistas son dos monumentales campanas realizadas en bronce, con la Cruz de la Victoria grabada y han sido bautizadas con el nombre de sus pagadores, Maximino y Etelvina. Pero, desde mayo del 2007 aguardan en silencio su gran momento. El día en el que el campanario del templo reciba a estas preciosas campanas será histórico, ya que está vacio desde el 10 de noviembre de 1904. Por aquel entonces, Manuel Blanco Escandón era el cura de Corao y recibió orden expresa del Obispado de cerrar el templo por su estado ruinoso y para el que entonces no hubo opción de restauración. Fue en aquel fatídico día cuando se retiraron las campanas, el retablo del altar principal, el reservado y demás servicios que se llevaron a la capilla de San Nicolás en Corao.

Ha pasado un siglo, y a pesar de que se logró tras diez años de lucha que el templo fuese rehabilitado, el resultado de aquella ansiada obra está muy lejos de lo que habían soñado los vecinos. Siguen esperando que a Abamia se le devuelva el protagonismo y la belleza que le pertenecen por historia.

De momento, tanto el Ayuntamiento como el Principado están de acuerdo en que es necesario sacar adelante un nuevo proyecto de rehabilitación, ya que el anterior es unánimente calificado como una «chapuza».


MORÁN, Bárbara

La Nueva España (07-11-2009)
  • CANGAS DE ONÍS: Campanas, campaneros y toques
  • PORTILLA, HERMANOS (GAJANO) (MARINA DE CUDEYO) : Inventario de campanas
  • PORTILLA, HERMANOS (GAJANO) (MARINA DE CUDEYO) : Intervenciones
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Nueva España (2009)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 19-11-2017
    Convertir a PDF