CEREZO, Delfín - Las campanas de Tubilla del Lago

Las campanas de Tubilla del Lago

En la época de la telecomunicación quisiera hacer un pequeño homenaje a las entrañables campanas de la torre de mi pueblo y a los campaneros que, a través de ellas, nos hacían y hacen llegar los mensajes, cargados de sentimiento, que anunciaban y anuncian los eventos cotidianos y extraordinarios de una vida ardua y sencilla.

La campana, instrumento de bronce, aleación hecha con un 80% de cobre y el resto de estaño, con un badajo de hierro forjado, fue importada de Oriente por el cristianismo, implantándose por primera vez en Italia. En el Siglo V las campanas se hicieron más grandes y se colocaron en los campanarios para se pudieran oír y escuchar de lejos.

Poco a poco las campanas se convirtieron, en manos de los campaneros, no sólo en un medio de comunicación social, sino también en un transmisor de emociones. Las campanas cantan y se alegran, lloran, tienen prisa, quieren reposar, se defienden y enmudecen:

Toque del Maitines
Era éste un toque al alba, de alegría por llegar un nuevo día, que invitaba a los vecinos a recibir el día con una oración, a la vez que servía de despertador y anunciaba que era hora de emprender otro día de trabajo.
Toque del Ángelus
Se hacía a las doce del medio día para recordar que era hora de hacer un receso en las labores del campo, rezar el Ángelus y reponer fuerzas con la comida. Invitaba al reposo.
Toque de Vísperas
Tenía lugar al atardecer. Era tiempo de dar gracias por el día que se acababa y tiempo de volver a casa a descansar. También era tiempo de tener un breve recuerdo por los que ya se fueron.
Toque a nublo
Este toque tenía un carácter defensivo, ya que se hacía con la intención de disuadir al nublado para que la amenaza de pedrisco desapareciera.
Toque a rebato
Aquí las campanas tienen prisa y transmiten este estado a los vecinos, porque algo grave está ocurriendo en el pueblo, generalmente un incendio.
Toque a concejo
Las campanas convocan a los vecinos a una reunión con los concejales para resolver algÚn asunto de importancia para el pueblo. Transmite un estado de diligencia, no llegando ala prisa.
Toque a fiesta
En este toque las campanas cantan lanzadas al vuelo y transmiten su alegría comunicando que el día siguiente será día festivo o que es el momento de la procesión en honor del santo patrón /a. La misma alegría transmite en días de bautizo o de boda.
Toque a misa
El primer toque es similar al de fiesta, repiqueteado y alegre, para predisponer al fiel a que vaya contento a la ceremonia. El segundo es mas moderado avisa que el cura está ya en la sacristía y faltan unos 10 minutos para empezar. El tercero, tres campanadas, anuncia que el cura está apunto de salir al altar.
Toque a gloria
Es como una melodía en la cual se mezcla la tristeza y la alegría. La tristeza por la pérdida de un niño y la alegría por la creencia de su morada en el cielo.
Toque a duelo
Las campanas lloran y acompañan el llanto de las personas que han perdido un ser querido. El toque se compone de varios clamores que penetran como saetas en el alma cuando se mezclan el sonido del clamor y el ruido seco de la tierra sobre el féretro. Estos clamores se escuchaban cada hora en la Noche de difuntos, mientras los mozos cantaban y rezaban a las ánimas del Purgatorio.
Otros toques
Con un toque de campanas se anunciaba que se podía visitar las viñas, se daba a salida para ir a vendimiar, para ir a hacer la rebusca e incluso para indicar la salida hacia el pinar a recoger leña.
Toque sin sonido
Las campanas lloran en silencio desde la tarde del jueves a la madrugada del domingo de Semana santa.

Las campanas son la voz comÚn, a través de la cual, el corazón mi pueblo ha ido manifestando sus sentimientos, tanto individuales como colectivos, a lo largo de los años.

Delfín CEREZO (2004)
  • TUBILLA DEL LAGO: Campanas, campaneros y toques
  • Lista de toques: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Delfín CEREZO (2004)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 23-07-2018
    Convertir a PDF