RAMOS, S. - Nuevos repiques

Nuevos repiques

Las campanas de la iglesia de Moraleja vuelven a su lugar original tras la restauración del yugo por el carpintero de la localidad

Las nuevas campanas de la iglesia de Moraleja del Vino, antes de su instalación.
Las nuevas campanas de la iglesia de Moraleja del Vino, antes de su instalación.

El campanero de Moraleja del Vino, Vicente Urones, podrá volver a repicar desde hoy cuando las dos enormes campanas de la iglesia coronen el campanario, tras la restauración realizada por el carpintero del pueblo Andrés Barroso, labor altruista en la que ha contado con el apoyo de otros vecinos de la localidad, Ramos, Mela y Avedillo amén del párroco Manuel Bolaños.

Las dos grandes campanas tienen mucha historia a sus espaldas. La más antigua es de 1841, y fue colocada siendo alcalde constitucional Carlos Mela y párroco Manuel de Luelmo. La otra es de 1923. Ambas se fundieron en Salamanca y conservan intacta su sonoridad original. No se puede decir lo mismo del yugo, la pieza de madera donde se sustentan las campanas, que después de tantos años de aguantar las inclemencias meteorológicas y los ataques de los xilófagos, a punto estuvieron de caer el pasado 25 de julio sobre el campanero, cuando se disponía a llamar al culto a los feligreses. «La madera estaba toda carcomida, y al tocar noté cómo se venía hacia mí, pero gracias al eje que la sujetaba no cayó», rememora Urones.

Las dos nuevas piezas (yugos) están realizados con madera «london», a base de piezas pequeñas encoladas que han ido armando la estructura de este elemento, al que se ha aplicado también un tratamiento especial para que aguante mejor la intemperie. «Le hemos puesto un eje fijo nuevo, que sujeta la campana con el yugo y sirve para acoplarla en el campanario», explica Andrés Barroso . Aunque el toque a misa sea poco más que una rémora del pasado, la verdad es que los vecinos han echado en falta el tañido a las horas acostumbradas durante el mes que han estado retiradas. Y desde luego quien está exultante de alegría es el campanero, que conoce muy bien lo que transmiten los distintos toques y repiques de las campanas. «Es diferente encordar, que es anunciar una defunción, al toque de misa o a bodas y bautizos. Con estos dos últimos tienes que andar a toda pastilla». En toda su trayectoria como campanero, que «antes era eventual porque trabajaba y ahora continua porque estoy jubilado», sólo una vez ha tenido que tocar a fuego. «Y es que con los teléfonos móviles ya conoce todo el mundo la emergencia antes de que te de tiempo a subir al campanario».


RAMOS, S.

La Opinión de Zamora (31-10-2009)
  • MORALEJA DEL VINO: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Opinión de Zamora (2009)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 15-12-2017
    Convertir a PDF