Espinosa Web - Nuestras campanas, sus toques y sus campaneros

Nuestras campanas, sus toques y sus campaneros

Las campanas

Las campanas y el pueblo son algo inseparable. Siguen siéndolo aun hoy en día, pero sin duda la relación fue mayor en época de nuestros padres y abuelos hasta el punto de llegar a asegurar que sin las campanas no habría sido posible desarrollar la vida en comÚn de nuestro pueblo. Acerquémonos, por lo tanto un poco a ellas, porque bajo su protección se criaron nuestros antepasados.

Ahí están, en lo alto del campanario. Son cuatro campanas: dos campanas grandes, el esquilón y el campanillo. Además tenemos el campanillo del reloj, encima del tejado. Son de bronce. Alguno de nuestros mayores recuerda que se refundieron, aquí en el mismo pueblo el año 1918.

En nuestro pueblo (como en cualquier otro) era el sacristán quien realizaba las veces de campanero. Más adelante, cuando el sacristán no tuvo ya edad para tocar campanas, el ayuntamiento contrató a un campanero que llevaba a cabo esta labor.

Como hemos comentado, la vida de nuestros mayores transcurría acompañada del tañir de las campanas.

Las campanas servían para regular la vida del campo y sus toques servían para dividir la jornada:

Toque de Ave María
El primer toque de la jornada. Se hacía en verano a las 6 de la mañana y en invierno a las 8.
Toque de Mediodía
Durante todo el año se realizaba este toque a las 13 horas.
Toque de Oración
Este toque se realizaba después de acabar el Santo Rosario que se rezaba de 21 a 21:30.

Por supuesto, las campanas también servían para anunciar los actos liturgicos:

Toque de Misa
En Verano, las misa de los Domingos se decía a las 6 de la mañana con el fin de hacerlo antes de ir a segar, pues en esta faena se pasaba todo el día en el campo. Acabada la siega, y como la gente ya estaba en la era con las labores de trilla, el Toque de Misa se realizaba más tarde (hacia las 13 horas).
Toque de Visperas
Tenía lugar la vispera de las dos fiestas grandes del año: La Visitación y San Millán. Este alegre toque, con volteo de todas las campanas se producía al caer la tarde.
Cuando la misa tenía lugar en la Ermita
El toque se realizaba empleando el campanillo en lugar de las campanas grandes. Este campanillo también lo podíamos oir el Domingo de Ramos por la tarde para anunciar el cabildo de los Hermanos de la Cofradía.
Toque a muerto
Sobrecogedor, sin duda es el Toque "a muerto". Este toque anuncia el fallecimiento de un Hijo de Espinosa con independencia del lugar donde hubiese muerto. Las campanas sonaban durante todo el tiempo que duraba el entierro. En el toque a muerto, los toques (clamores) eran tres si el fallecido era hombre y dos si era mujer. Cuando el fallecido era niño o niña, el toque se realizaba con el campanillo y el esquilón, en lo que se conocía como Toque de Gloria. Mención aparte merece el toque a muerto que se prolongaba durante toda la Noche de Difuntos (o todos los santos). Este toque, generalmente lo realizaban los mozos, dado que había que permanecer en pie hasta altas horas de la madrugada. A cambio los mozos recibían su propina matando para cenar un cordero que les entregaba el sacristán.
Toque de "Tente Nublo"
Otro toque a destacar, es el Toque de "Tente Nublo". Tenía lugar desde la Cruz de Mayo a la Cruz de Septiembre y se realizaba a mediodía.
Toque de fuego
No faltaban los toques para otros menesteres tales como para avisar de la existencia de un fuego o para avisar de la pérdida de alguna persona. En tales ocasiones las campanas se tocaban a arrebato y el toque lo realizaba cualquier persona de entre las que se encontraban en el pueblo.

Espinosa de Cervera
  • ESPINOSA DE CERVERA: Campanas, campaneros y toques
  • Lista de toques: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Espinosaweb (2001)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 21-10-2017
    Convertir a PDF