FERNÁNDEZ LARREA, Pilar - Campanero con 11 años

Campanero con 11 años

Jon Urtasun Usoz, junto a otro de los campaneros en la catedral de Pamplona. Foto CALLEJA
Jon Urtasun Usoz, junto a otro de los campaneros en la catedral de Pamplona. Foto CALLEJA

Juan Manuel Urtasun Díaz nació en la calle Carmen. Sus recuerdos de infancia se detienen a menudo en el atrio de la catedral; allí jugaba con sus amigos y allí escuchaba el tañido de las campanas. Más de un día y de dos corría escaleras arriba, nada menos que 138 peldaños, hasta alguna de las torres, y veía a los campaneros en faena. Hoy es uno de ellos, tiene 67 años y, de momento, ha asegurado el relevo con su nieto Jon Urtasun Usoz, de 11 años.

Jon se inició como campanero bien temprano. "¿Abuelo, me llevas?", preguntó el chaval hace dos años. Tenía entonces 8 y la respuesta fue, sin duda, positiva. Con 9 ya comenzó a tocar la de las Horas, también conocida como la Juana. La experiencia le gustó, de modo que repite siempre que puede, escaleras arriba, los 178 peldaños. Los doce campaneros de la catedral de Pamplona tienen un calendario que incluye unas 30 citas señaladas en las que hacen sonar la campana María, la mayor de España en funcionamiento; Jon se une al grupo cuando puede. A veces está en clase, en la ikastola San Fermín; otras en danza, en Oberena, o en los entrenamientos de waterpolo. Pero no faltará a las siguientes citas, que no son pocas. Las próximas, el 1 y 2 de noviembre, días de todos los Santos y de las Ánimas; el 29, San Saturnino; el 3 de diciembre, San Francisco Javier; el 8, la Inmaculada...

Juan Manuel Urtasun recuerda que el ruido en la torre cuando tocan las campanas es ensordecedor y "uno no escucha ni su propia voz". En esas condiciones resulta imposible conversar, hablar, comunicarse, de modo que algunas señas les sirven para entenderse. Pero ni las dificultades arrugan a este escolar, vecino como su abuelo del barrio de San Juan. Se coloca unos tapones, y listo.

Jon estuvo el domingo en la despedida de las campanas, pero no podrá ver cómo las bajan porque estará en clase. Entretanto, y hasta que regresen, seguirán con la María, que se restaurará "in situ". En realidad, ésta, y la de las Horas son las únicas que se tocan aún a mano. "Me gusta mucho venir y espero seguir cuando sea mayor", explica Jon, ahora el más joven de entre el grupo de pamploneses empeñados en sostener la costumbre. Abuelo y nieto coinciden en que lo mejor es poder mantener una tradición de siglos, compartir la camaradería existente entre los voluntarios y contemplar las vistas de la ciudad y la comarca. A quienes se quejan del ruido, les trasladan una pregunta. "¿Quién estaba antes, ellos o las campanas?".

[pdf]

FERNÁNDEZ LARREA, Pilar
Diario de Navarra (21-10-2009)
  • PAMPLONA: Campanas, campaneros y toques
  • Campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario de Navarra (2009)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 18-11-2017
    Convertir a PDF