ROJO GARCÍA-LAJARA, Rufino - El campanario

El campanario


Pocas noticias tenemos de la primitiva torre de la iglesia, tan sólo que se encontraba situada en el testero del templo a espaldas del altar mayor. Los primeros documentos que hacen referencia al campanario, son ya de comienzos de siglo XVII y nos hablan de los graves problemas estructurales que presentaba. Como quiera que su mantenimiento y reparación correspondía a la Orden de Santiago en la figura de los dos comendadores beneficiados por las rentas de la localidad (comendadores de Corral de Almaguer y Monreal ) y éstos habían hecho dejación de sus obligaciones, el Concejo, junto con el clero de la villa, elevaron una carta al Rey en los siguientes términos:
”Y el cuerpo de la dicha torre tiene muchas quebraduras por donde llueve y que en muchas capillas y altares no se puede decir misa y está en peligro de hundirse toda la dicha iglesia”
Pedían que a costa de los que se beneficiaban de los diezmos (impuestos) del municipio se levantara una nueva torre. Mientras tanto y para evitar males mayores, se tomó la decisión provisional de desmochar la torre, reparar la capilla mayor y guardar las campanas en el cuerpo de la iglesia, todo por un total de 400.000 maravedíes.

Tras una serie de pleitos entre el Concejo y los herederos del Duque de Uceda -a cuyo padre habían correspondido los oportunos arreglos en su etapa de comendador de Monreal-, el Consejo de Ordenes expidió por fin una ejecutoria en 1638 para que los mencionados testamentarios y los demás interesados en los diezmos de la villa, contribuyeran por reparto para erigir una nueva torre. Las obras se tasaron en 18.000 ducados -cantidad muy elevada para la época- que nos hace suponer que se pretendía levantar un lujoso campanario acorde con la importancia de la parroquia. Sin embargo, la crisis económica que atravesaba el país en aquellos momentos unido a las presiones que ejercieron los testamentarios, hicieron que no se presentara ningún constructor a la subasta, por lo que de nuevo el Ayuntamiento y la Iglesia escribieron a su Majestad en los siguientes términos:
”Y las campanas están en el cuerpo de la Iglesia en unos palos, con mucha indecencia, y siendo como es la dicha villa de 1.500 vecinos y no haber otra Iglesia Parroquial, suplicamos a Vuestra Alteza para que la obra que se puso en 18.000 ducados se prorrogue por ver si hay quien lo haga por menos”.
La torre sería finalmente ajustada en 5.000 ducados que se pagarían de la siguiente forma:

1.500 ducados los testamentarios del Duque de Uceda.
3.500 ducados los que se beneficiaban por aquel entonces con los diezmos de la villa.

Descripción

Del siglo XVII (1638) es la actual torre de las campanas situada a los pies de la iglesia y conectada por una pequeña puerta con la nave principal del interior del templo. Construida en sustitución del primitivo campanario ubicado en el testero de la iglesia, es una torre cuadrada dotada de gran altura y estructurada en tres cuerpos decrecientes en anchura y altura, perfectamente diferenciados entre sí por la presencia de molduras separadoras. La fábrica es de sillería con utilización de dos tipos diferentes de piedra en su revestimiento, reservando la más dura para la base, esquinas y templete final. Este último presenta dos arcos de medio punto en cada uno de sus lados, ornamentados con resaltes en esquinas, estribos y líneas de impostas, y rematado por una cornisa moldurada de piedra sobre la que descansa un tejado a cuatro aguas con veleta de forja

ROJO GARCÍA-LAJARA, Rufino
Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción (2009)
  • CORRAL DE ALMAGUER: Campanas, campaneros y toques
  • Campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción (2009)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-10-2017
    Convertir a PDF