LLOP i BAYO, Francesc - Las campanas restauradas del Pilar y sus toques

Las campanas restauradas del Pilar y sus toques

Repique y bandeo de la Pilara
Repique y bandeo de la Pilara - Foto Carmen DE MIGUEL ETAYO – 12-10-2008

El 12 de octubre de 2008 tuvo lugar la inauguración informal de las campanas restauradas de la Basílica de El Pilar. Ese inicio, que no tuvo repercusión en los medios de comunicación, tuvo un importante efecto: a partir de ese día las campanas suenan de otro modo, a la manera tradicional. La restauración de las campanas del reloj duró algo más, pero en la actualidad todas las campanas del Pilar vuelven a sonar, incluso alguna que estaba muda desde hace casi setenta años.
En la Catedral del Pilar hay dos conjuntos diferentes de campanas, como es habitual en casi todas las catedrales. Sin embargo aquí están ubicadas en dos torres diferentes, que son las que miran a la plaza. En la torre que llamamos Alta de la Plaza, la más lejana al Altar Mayor y a la Capilla, se encuentran nueve campanas, de uso litúrgico, dispuestas a la manera tradicional aragonesa: las ocho menores en los ventanales y la mayor, “la Pilara”, que es en estos momentos la mayor campana de volteo en uso de las Catedrales de España, en el centro de la sala. Tres campanas son del siglo XVIII, otras tres del XIX y las tres restantes del XX.
La reposición de los yugos de madera y la ubicación en las ventanas ha permitido recuperar los toques tradicionales, que sonaron diariamente de mano de los campaneros hasta los años 1960, especialmente Simeón Millán, que fue el último de los campaneros antiguos antes de la electrificación de las campanas en 1964.
Así la Pilara marca tres veces al día el toque oración y al principio de la noche el toque de ánimas o de los perdidos. Para el toque de coro, cada mañana, hay tres señales diferentes, que varían según la clase y el tiempo litúrgico. Por lo general en la primera parte bandea uno o dos campanitos (es decir una de las campanas menores), en la segunda parte hay golpes lentos de alguna de las campanas mayores y en la tercera hay un repique, es decir el toque alegre y rítmico de tres a ocho campanas, según el día. Este repique se repite, simplificado, tras el toque de Ángelus del medio día. Los toques son mucho más severos y breves en Adviento y Cuaresma.
En los días de fiesta mayor (Pascua, Navidad, Corpus, el Pilar) se combina este repique con el bandeo de la campana mayor, en el centro de la torre. Este era el modelo de toque festivo para todo Aragón.
Las ocho campanas exteriores también bandean juntas para algunas ocasiones, como la noche del 1 al 2 de enero, o para el Gloria de la misa de Pascua, pero nunca junto con la mayor, de acuerdo con las tradiciones.

La campana de los cuartos
La campana de los cuartos – Foto: Mari Carmen ÁLVARO MUÑOZ y Francesc LLOP i BAYO 23-05-2008

En la Torre Baja de la Plaza, la más cercana a la Capilla, están las campanas del reloj. Las dos más antiguas, la de los cuartos de 1508 y la de los Sitios o de las horas, de 1711, proceden de la Torre Nueva, y han marcado, durante siglos, el tiempo oficial de la ciudad de Zaragoza. La campana de los cuartos, una hermosísima campana gótica llena de decoraciones y símbolos, estaba en silencio desde 1940, en que se instalaron las cuatro campanas llamadas “el carillón de Correos”, donadas por este Cuerpo, que puso su anagrama en las muestras o esferas de la misma torre. En la nueva programación estas cuatro campanas marcan los cuartos durante la jornada, pero durante la noche suena de nuevo la antigua campana de los cuartos. La campana de los Sitios toca las horas, de día y de noche, sin repetición.
Los trabajos de restauración han sido realizados en ambas torres por empresas zaragozanas. En la torre alta la restauración de campanas y yugos la ha hecho Relojes Pallás, mientras que en la torre baja la reposición de reloj y mecanismos la ha realizado Relojería Pérez de Mezquía.
Una de las características más importantes de las campanas de la torre Alta es la posibilidad de tocarlas manualmente, como se hacía antes con sogas, ya que se trata de campanas muy grandes y muy altas. Tanto el día de la presentación oficial de la restauración de la Basílica (11 de junio de 2008) como el propio día del Pilar, antes de poner en marcha los mecanismos automáticos, se bandearon las campanas gracias al esfuerzo coordinado de doce campaneros de la Catedral de València, venidos expresamente en ambos casos. Sería muy interesante la formación de un grupo de campaneros del Pilar, para repicar y bandear las campanas en las grandes festividades anuales.
Pueden consultarse los datos de las campanas y los vídeos de los toques en http://campaners.com/php/campanar.php?numer=545

Francesc LLOP i BAYO (València 1951) es antropólogo. Hizo su tesis doctoral en 1988, sobre los toques de campanas en Aragón, y ha coordinado la restauración de campanas de diversas catedrales, entre ellas Sevilla, València, Murcia, Jaca o Zaragoza. En estos momentos está participando en la restauración de las campanas de la Catedral de Pamplona.


Dr. Francesc LLOP i BAYO, coordinador de la restauración
Revista de El Pilar - Zaragoza (12-10-2009)
  • ZARAGOZA: Campanas, campaneros y toques
  • CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA (VALÈNCIA) : Toques y otras actividades
  • RELOJERÍA PÉREZ DE MEZQUÍA (ZARAGOZA): Intervenciones
  • RELOJERÍA PÉREZ DE MEZQUÍA (ZARAGOZA): Inventario de relojes
  • RELOJES PALLÁS (ZARAGOZA): Intervenciones
  • RELOJES PALLÁS (ZARAGOZA): Inventario de relojes
  • Restauración de campanas: Bibliografía
  • Francesc LLOP i BAYO: bibliografia

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Revista de El Pilar - Zaragoza (2009)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-09-2017
    Convertir a PDF