BLASCO, Pedro - El reloj más mimado de España

El reloj más mimado de España

Campanadas
Jesús Losada y su equipo vigilan la maquinaria de la Puerta del Sol todo el año

Cuida el reloj como si fuera uno de sus hijos «y hay veces que pienso que lo conozco mejor que a mis propios hijos». Jesús Losada es el responsable, desde hace algunos años, de que a las doce de la noche del día 31 el reloj más conocido de España, el de la torre de la Casa de Correos, no sorprenda a nadie y todo funcione perfectamente. Millones de personas estarán pendientes para poder comerse las uvas a medianoche.

Jesús y su equipo trabajan durante todo el año para que marque perfectamente las horas y las campanadas, pero cuando se acerca el día 31 de diciembre fuerzan el cuidado de la máquina para evitar sorpresas, como la sucedida hace unos años cuando se paró el día anterior y la avería amenazaba con impedir una celebración normal de la Nochevieja.

«Todas las semanas -añade- acudimos a limpiarlo y lo vigilamos para que funcione durante todo el año perfectamente y mejor si cabe estos días». Durante estas últimas jornadas, Jesús y su equipo, además de relojeros, son relaciones públicas. Todos los medios quieren saber cómo hacen el mantenimiento y si se prevén problemas como los sucedidos cuando el reloj se paró el día 31.

Jesús López afirma que este año, una vez más, todo funcionará perfectamente, «pues nos movemos durante mucho tiempo para que todo esté controlado al detalle». «No tenemos más remedio -añade-, es nuestro principal cometido y nos gusta hacerlo bien». El trabajo que realizan durante el año se centra, especialmente, en engrasar la transmisión, vigilar los cables que la hacen posible, así como controlar las pesas y los mazos.

El grupo de trabajo de Losada ha realizado dos pruebas, antes de que hoy a las doce el reloj cumpla con su cometido, dar las campanadas para varios millones de españoles.

Ayer, decenas de personas se pararon a mediodía y a las doce de la noche sorprendidos porque el reloj dio las campanadas como si fuera Nochevieja. Un grupo de estudiantes acudió en una ceremonia que se está convirtiendo en costumbre a tomarse las uvas más de 24 horas antes.

¿Un fallo? «Es muy difícil», afirma Jesús Losada. «Es el reloj más cuidado y mimado de España. Si se produjera haríamos el procedimiento a mano, pero no sería profesional. Para nosotros es una gran responsabilidad y siempre nos gusta estar a la altura», añade.

El equipo de Losada conoce perfectamente la maquinaria del reloj.Fueron los encargados de montarlo cuando se hicieron las obras del edificio y el aparato fue totalmente desmontado. «Lo restauramos y lo volvimos a montar, tarea que nos costó tres meses. Es una gran máquina», afirma Losada.

Pedro Ortiz, otro de los que trabajan en la torre, tomará las uvas con sus otros compañeros, pendientes del mecanismo. Los que sigan las campanadas en el reloj de la Puerta del Sol tendrán tres segundos para engullir cada uva, según contó a Efe.

Ortiz explicó que hace tiempo se reducía el ritmo de las campanadas para evitar que nadie se atragantara, pero hace varios años se acordó que el ritmo normal era suficiente y no era preciso tocar la maquinaria para ralentizarla.


BLASCO, Pedro

El Mundo (31-12-2004)
  • MADRID: Campanas, campaneros y toques
  • RELOJERÍA LOSADA (MADRID): Inventario de relojes
  • Relojes: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Mundo (2004)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 19-11-2018
    Convertir a PDF