GARRIDO, S. - A última badalada tras 65 anos de «repeniques»

A última badalada tras 65 anos de «repeniques»

Manuel Rodríguez «xubílase» do seu oficio de chamar aos veciños ás festas de Vilela, en Carballo

Manuel Rodríguez Osinde, con 88 anos cumpridos en xaneiro, subiu onte ao campanario da igrexa de San Miguel para dar a última nota - Foto CASAL , José Manuel
Manuel Rodríguez Osinde, con 88 anos cumpridos en xaneiro, subiu onte ao campanario da igrexa de San Miguel para dar a última nota - Foto CASAL , José Manuel

A Manuel, oíndolle, poderíanlle ata dicir que é un músico de orquestra. «Eu só toquei nas festas». Como os instrumentistas. Pero, non. O seu está máis arriba do palco. No campanario.

Manuel Rodríguez Osinde ten 88 anos longos. Desde os 18 encárgase de tocar nas festas da súa parroquia. Primeiro foi na de Lema, en Carballo , de onde é natural. Alí aprendeu o oficio, que parece fácil, pero ten o seu asunto. Aos 22 casou e emigrou á veciña Vilela, onde mantivo a arte. Tanto nun caso como no outro, sempre campás de festa. Toques soltos, tres avisos, moitos repeniques, procesións. «É que a morto nunca quixen tocar». Iso quedáballe ao sancristán titular. Él nunca o foi, era un labrador que se limitaba a cooperar nas xornadas máis alegres e de reunións familiares.

O ano pasado cumpriu os 65 de oficio en Vilela. Tempo de xubilarse. Ademais, as costas xa non axuda a subir as empinadas escaleiras da igrexa do San Miguel, o patrón do pobo que sempre lle acompaña, o santo coa flamígera espada na man, como Manuel co badajo. Sempre desde o alto do campanario, sobre o fermoso val de maizales que vai dar ao mar.

Onte, subiu por última vez a dar a última badalada. Mellor pór penúltima, nesta vida nunca se sabe. Este fin de semana serán as celebracións patronais. Como sempre, debería repenicar nas vésperas. Pero xa non o fará. Fíxoo onte, dando o definitivo toque tras miles de notas e chanzos. Que non lle griten outra, outra.

La última campanada tras 65 años de «repeniques»

Manuel Rodríguez se «jubila» de su oficio de llamar a los vecinos a las fiestas de Vilela, en Carballo

A Manuel, oyéndole, le podrían hasta decir que es un músico de orquesta. «Eu só toquei nas festas». Como los instrumentistas. Pero, no. Lo suyo está más arriba del palco. En el campanario.

Manuel Rodríguez Osinde tiene 88 años largos. Desde los 18 se encarga de tocar en las fiestas de su parroquia. Primero fue en la de Lema, en Carballo, de donde es natural. Allí aprendió el oficio, que parece fácil, pero tiene su asunto. A los 22 se casó y emigró a la vecina Vilela, donde mantuvo el arte. Tanto en un caso como en el otro, siempre campanas de fiesta. Toques sueltos, tres avisos, muchos repeniques, procesiones. «É que a morto nunca quixen tocar». Eso le quedaba al sacristán titular. Él nunca lo fue, era un labrador que se limitaba a cooperar en las jornadas más alegres y de reuniones familiares.

El año pasado cumplió los 65 de oficio en Vilela. Tiempo de jubilarse. Además, la espalda ya no ayuda a subir las empinadas escaleras de la iglesia del San Miguel, el patrón del pueblo que siempre le acompaña, el santo con la flamígera espada en la mano, como Manuel con el badajo. Siempre desde lo alto del campanario, sobre el hermoso valle de maizales que va a dar al mar.

Ayer, subió por última vez a dar la última campanada. Mejor poner penúltima, en esta vida nunca se sabe. Este fin de semana serán las celebraciones patronales. Como siempre, debería repenicar en las vísperas. Pero ya no lo hará. Lo hizo ayer, dando el definitivo toque tras miles de notas y escalones. Que no le griten otra, otra.


GARRIDO, S.

La Voz de Galicia (24-09-2009)
  • CARBALLO: Campanas, campaneros y toques
  • Campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Voz de Galicia (2009)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 21-10-2017
    Convertir a PDF