EFE - La Catedral de Barcelona ahuyentará las palomas con descargas eléctricas

La Catedral de Barcelona ahuyentará las palomas con descargas eléctricas

Lo intentaron con alambradas, pero hasta en las zonas punzantes de los alambres las palomas lograban acomodarse. Defecaban y creaban así unas zonas acolchadas donde se instalaban. El siguiente paso ha sido instalar un sistema de descargas eléctricas en la fachada de la Catedral de Barcelona para ahuyentar a las aves y evitar que defequen en el monumento, que acaba de ser restaurado tras cinco años de trabajos.
"Los excrementos de las palomas son muy corrosivos, y la Catedral se había convertido en un gran nido de palomas y gaviotas, así que hemos decidido colocar un sistema eléctrico en todas las esculturas y barandillas donde se solían apoyar las aves", ha explicado el canónigo conservador del Arzobispado de Barcelona, Josep Maria Martí Bonet.
En estos momentos, el centenar de esculturas que decoran la fachada de la Catedral están rodeadas de un cable invisible desde la calle, pero claramente perceptible por las palomas, que ya han buscado otros lugares donde descansar o anidar.
"Ya no hay ninguna paloma en la fachada", ha indicado Martí Bonet, que ha aclarado que "las descargas son flojas, no hacen ningún daño a las aves, pero las asusta".
El conservador de la Catedral ha recordado la situación "lamentable" de la fachada y las partes altas del edifico, que "no hace tanto, estaban repletas de palomas y gaviotas".
"Las gaviotas se habían apropiado de algunas áreas que consideraban territorio propio, y las pocas personas que subíamos a las partes más altas teníamos que protegernos para que no nos atacaran", ha rememorado Martí Bonet.
"El sistema de descargas ha resultado ser el más eficaz", ha explicado el canónigo responsable de la conservación de este edificio, cuya fachada acaba de ser descubierta.
La lona que durante cinco años ha cubierto la fachada de la Catedral de Barcelona fue retirada hace quince días y los trabajos para quitar los andamios se han prolongado hasta ahora.
Restaurada la fachadaEl último andamio se retiró ayer y los centenares de personas que visitan diariamente la Catedral de Barcelona ya pueden apreciar los detalles de esta fachada neogótica, que alberga un centenar de esculturas, de artistas como Eduardo Batista Alentor y Agapito Vallmitjana.
Tres millones y medio de turistas visitan anualmente esta catedral gótica, construida entre el siglo XIII y XVIII, pero cuya fachada neogótica data del siglo XIX.
La restauración de esta fachada ya ha finalizado, aunque todavía hay que instalar las vidrieras.
Sin embargo, las obras continuarán durante dos años más en el cimborrio y el pináculo de 90 metros de altura, que ha tenido que ser desmontado piedra a piedra y vuelto a colocar porque la estructura de hierro se había oxidado.
"Hemos sustituido la estructura de hierro por una titanio, y ya no hay peligro de desprendimiento de piedras", ha asegurado Josep Maria Martí Bonet.
El coste total de la restauración de la Catedral asciende a 13 millones de euros, unos trabajos que han sido financiados por el ministerio de Fomento, el Ayuntamiento e Barcelona, la Generalitat y las donaciones, además de por las entradas de cinco euros que pagan los turistas por visitar este monumento.


EFE

ABC (25-07-2009)
  • BARCELONA: Campanas, campaneros y toques
  • Palomas y otras plagas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © ABC (2009)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 18-12-2017
    Convertir a PDF