M. A. - Silencian diez horas la campana municipal por la denuncia de una vecina

Silencian diez horas la campana municipal por la denuncia de una vecina

Medio Ambiente atiende la reclamación de Paola Sanz porque el volumen supera de noche los 45 decibelios

Paola Sanz, cuando denunció el excesivo volumen de la campana
Paola Sanz, cuando denunció el excesivo volumen de la campana

Paola Sanz, una madrileña que ahora vive en Almoradí, se ha salido con la suya y, después de meses de escuchar sin descanso los tañidos del campanario municipal -424, según asegura-, ha conseguido que éste esté "mudo" de diez de la noche a ocho de la mañana, cuando según la legislación del ruido valenciana el límite máximo de cualquier sonido urbano nocturno no puede sobrepasar los 45 decibelios.

Paola acudió a este periódico con su queja después de llevar meses insistiendo ante el Ayuntamiento y la Conselleria de Medio Ambiente que, finalmente y con los datos técnicos en la mano -hasta 83 decibelios por "campanazo"-, le ha dado la razón, obligando al Consistorio a resolver el problema, aunque el municipio no ha podido darle otra solución que acallarla. Ahora en el pueblo no se escucha de noche y, consecuentemente, no se habla de otra cosa.

Campanario

El concejal Álvaro Ferri salió ayer a dar explicaciones y lo más curioso, asegura, es que no se había tenido noticia, hasta que llegó Paola Sanz al municipio, de problemas con la campana, "yo llevo diez años en el Ayuntamiento, ocho de ellos de concejal, y no habíamos tenido queja alguna, incluso de personas que viven a sólo 50 metros del campanario".

El edil reconoce que la denunciante entregó informes médicos que demostraban que sufría estrés y falta de sueño por la "campanita" pero está extrañado por todo este revuelo y considera que "hemos tenido que adoptar una decisión triste, aunque nos parece que no es dañina (la campana). Lleva 120 años y vamos a seguir trabajando para que pueda tocar todo el día".

Antes de tomar la "penosa" decisión de silenciarla, el Ayuntamiento ha cambiado el martillo y el tono agudo, pero no ha conseguido bajar a menos de 45 decibelios con lo que no les ha quedado, por ahora, otra solución. Ferri, un hombre que demuestra que es muy previsor, ya está pensando cómo van a resolver el problema de las campanadas de Fin de Año porque, con la ley en la mano, "si de aquí a Navidad no damos una solución tendremos que dejar a todos los ciudadanos en Nochevieja sin la posibilidad de tomar las uvas" al ritmo de su centenario campanario. Ferri añade que, aún reconociendo que pueda estar muy alto, "al final todos nos acostumbramos y el cuerpo, al final, descansa".


M. A.

Información (20-06-2009)
  • ALMORADÍ: Campanas, campaneros y toques
  • Ruido y denuncias: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Información (2009)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-10-2017
    Convertir a PDF