B., A. - Cientos de personas redescubren el Fadrí guiados por la colla Pixaví

Cientos de personas redescubren el Fadrí guiados por la colla Pixaví

Cientos de personas redescubren el Fadrí guiados por la colla Pixaví

Numerosas personas guardaron cola para subir a la torre, ayer.
Numerosas personas guardaron cola para subir a la torre, ayer.

Cerca de 600 personas tuvieron ayer el privilegio de descubrir los misterios que oculta en sus entrañas uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad: El Fadrí. Guiados por los miembros de a colla El Pixaví, en grupos de entre 25 y 30 personas, vecinos y visitantes ascendieron por los 200 escalones para conocer la historia de los cuatro espacios en que se divide el monumento: la cámara del reloj, la prisión de eclesiásticos, la vivienda del campanero y la sala de las campanas.

"Aunque la demanda para subir al Fadrí este día es muy elevada y nos gustaría que pudiera verlo más gente, sólo se puede visitar mientras hay luz solar, ya que la torre no dispone de electricidad y algunos tramos de escalera son especialmente peligrosos", reconocieron desde la colla El Pixaví. Y es que, aunque las visitas, de una hora de duración, comenzaron a las 16.00 horas, fuero decenas las personas que guardaron turno desde primera hora para no quedarse sin subir a la torre.

Junto a las estancias principales y, además de las doce campanas integradas en la estructura, el Fadrí cuenta con otros elementos de interés como las gárgolas que pueblan la fachada. Las figuras -el perro, el león, las harpías y el águila- simbolizan valores como la fidelidad, la fuerza y la majestad, las harmonías maléficas de las energías cósmicas o la culpa, así como el poder y la altura.

En cuanto a la construcción de la torre, las obras comenzaron den 1591 y se prolongaron hasta 1604, lo que supone que es el edificio más antiguo de la ciudad, aunque ha sufrido diversas remodelaciones.

Por lo que se refiere al origen del nombre de Fadrí, desde la colla El Pixaví explicaron que "en el libro La mujer de Castellón, que data del año 1850, al campanario se le llama 'el bajoc'". "El nombre de Fadrí le viene de un poema de Bernat Artola llamado El campanar, del año 1945, en el que dice 'el campanar del meu poble és fadrí de veritat', que se divulgó y generalizó entre los ciudadanos de Castellón hacia 1970 y 1980", indicaron.


B., A.

Las Provincias (17-03-2009)
  • CASTELLÓ DE LA PLANA: Campanas, campaneros y toques
  • Visitas a campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Las Provincias (2009)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 20-09-2018
    Convertir a PDF