GASCO, J. I. - La torre inclinada de...

La torre inclinada de...

Los vecinos, alarmados por la inclinación que afecta al campanario de la Ascensión
Técnicos de Cultura valoran la situación por si existiera riesgo alguno

La inclinación se aprecia desde la plaza Nueva
La inclinación se aprecia desde la plaza Nueva

Es ligera, aún, pero llamativa, sobre todo desde la plaza Nueva, y, por eso, los vecinos andan preocupados por si el asunto va a más. La torre de la iglesia parroquial de la Ascensión del Señor de San Asensio presenta una leve inclinación hacia su parte derecha. Se ha detectado recientemente, y ya se ha convertido en el tema de todas las conversaciones.
Por el momento, se desconoce su origen aunque todo parece indicar que este desplazamiento podría estar originado por un problema de asentamiento del subsuelo en el que fue levantado el templo parroquial.
Personal técnico de la Consejería de Cultura de La Rioja ha visitado el lugar y realizado sus mediciones para así valorar el riesgo que puede tener este monumento; es decir, si esta inclinación irá a más y, en su caso, estudiar la posibilidad de acometer alguna intervención que evite un futuro no deseado.
Los técnicos no descartan que esta situación esté relacionada con el lamentable estado que, en la actualidad, presenta la parte interior de la mencionada torre.
No es la primera adversidad que afecta al monumento. Hace poco más de un año, a finales del 2007, se apreciaron numerosas grietas en los muros de piedra, correspondientes a la parte interior de la torre de la iglesia. El grado de deterioro existente aconsejó que no se tocasen a volteo las campanas, ya que las ondas sonoras podían perjudicar y dañar aún más las delicadas paredes de piedra, agravando los agrietamientos hasta, incluso, provocar el derrumbamiento de la torre. Para paliar el problema -en la medida de lo posible-, fueron colocados unos testigos y, de momento, se ha apreciado que no va a más.

Dos etapas

La iglesia de la Ascensión del Señor, de estilo románico y levantada en piedra de sillería, comenzó a construirse a finales del siglo XV, en dos etapas concluyendo para en 1520. Su antigua torre era de forma cuadrada coronada por una espadaña. Una de las razones que se esgrimen para hacer la nueva torre es que el sonido de las campanas no llegaba a todo el pueblo, tal y como destacó el historiador Jesús Visaira.
En febrero de 1674, se envía al Obispado una solicitud, acompañada de información, que argumenta la necesidad de edificar una torre nueva. La licencia para levantarla se obtiene el 16 de abril de 1674. Se firma el contrato el 7 de mayo de 1678, y los trabajos se contratan con Juan Raón, en el precio de 6.500 ducados. La iglesia se endeudó durante bastantes años. Transcurridos 28 años, aún se les debía a los herederos de Ramón, 13.639 reales. La obra se terminó de pagar en 1719, cuarenta años después de comenzada la obra.

LA TORRE DE LA IGLESIA

Obra: Juan de Raón.
Fecha: segunda mitad del siglo XVII.
Precedentes: a finales del 2007 aparecen numerosas grietas en su torre. Se dejan de tocar a volteo las campanas.


GASCO, J. I.

larioja.com (04-03-2009)
  • SAN ASENSIO: Campanas, campaneros y toques
  • Destrucciones de campanarios y campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © larioja.com (2009)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 17-10-2017
    Convertir a PDF