RIBES, I. - Dénia no autorizará bajar las campanas de Sant Antoni si la grúa daña la plaza

Dénia no autorizará bajar las campanas de Sant Antoni si la grúa daña la plaza

El salitre ha dañado los herrajes y la parroquia no las voltea para evitar peligros

El párroco Pepe Correcher muestra desde el campanario la plaza de Dénia sobre la que no pueden instalar una grúa para bajar las campanas
Pepe Correcher, con la 'San José', que pesa unos 500 kilos
A la izquierda la campana Madre Dolorosa y la pequeña, la Puríssima, junto al párroco de Sant Antoni
El párroco Pepe Correcher muestra desde el campanario la plaza de Dénia sobre la que no pueden instalar una grúa para bajar las campanas Pepe Correcher, con la 'San José', que pesa unos 500 kilo A la izquierda la campana Madre Dolorosa y la pequeña, la Puríssima, junto al párroco de Sant Antoni
La San José y la Madre Dolorosa, las campanas más pesadas de la parroquia marinera de Dénia, de 500 y 300 kilos respectivamente, están calladas. No pueden voltear en los festejos dianenses porque el salitre ha hecho mella en los ejes que las sustentan a la pared del campanario y ahora han dejado de sonar como medida preventiva hasta su restauración.

Una renovación que lleva una demora de cerca de tres semanas por cuestiones técnicas que afectan a la remodelada plaza que toma el nombre de la parroquia de Sant Antoni. El departamento de urbanismo municipal no autoriza la entrada a la plaza de una grúa de 16 toneladas, capaz de alcanzar los 17 metros que tiene la torre para bajar las dos campanas.

Urbanismo exige la colocación de planchas sobre el adoquinado de la plaza, por el camino que deberá seguir la grúa hasta colocarse bajo el campanario, para salvaguardar los adoquines con los que está pavimentada la plaza.

Un requerimiento que ha provocado una demora en el trabajo que coordina el párroco Pepe Correcher, quien asegura haber removido cielo y tierra para encontrar las 20 planchas necesarias por donde deberá discurrir la grúa. Porque además, Correcher no entiende por qué a la parroquia le condicionan la entrada de un vehículo pesado, mientras que en la plaza entran habitualmente camiones para descargar escenarios o sillas y camiones cisterna de limpieza de fosas sépticas.

El trajín de las campanas de Sant Antoni de Dénia comenzó hace unas semanas. Ante el deterioro de los ejes, el párroco Correcher contactó con una empresa especializada para arreglar las dos campanas más pesadas, la San José y Madre Dolorosa, de las tres que tiene el campanario. La tercera, la Puríssima, fue restaurada hace unos años porque su peso, 60 kilos, posibilitó su bajada y recolocación sin ningún mecanismo, ya que subió y bajó a las espaldas de un técnico, recuerda Correcher.

Como medida preventiva, siguiendo las indicaciones de los restauradores, lo primero que hizo fue anular cualquier volteo de campanas por el peligro que corren de desprenderse.

Después, pidió permiso a la Policía Local para buscar el mejor día para que la grúa pudiera realizar la operación. Desde estas dependencias municipales sólo le exigieron que se concretase una hora en la que la plaza tuviera menos afluencia de personas y sobre todo niños, por lo que se acordó realizarlo sobre las 15 horas de un viernes.

Sin embargo, el arquitecto municipal que dirigió la obra de remodelación de la plaza Sant Antoni, frenó la maniobra y exigió cubrir el tramo de plaza por donde iba a pasar la grúa con placas de hierro con el fin de salvaguardar el empisado. Al parecer, éste material, explicó Correcher, no tiene el suficiente grosor para soportar el peso de la grúa y se partirían los adoquines.

Por ello ha tenido que recurrir a empresas de fuera de Dénia para encontrar las planchas de hierro apropiadas e iniciar la operación desde cero una vez más. Y mientras, las campanas sin sonar.

Las campanas que dan los avisos de la parroquia de Sant Antoni están a una altura de unos 17 metros. De las tres, la "grossa" tiene fecha de fundición del año 1957 y pesa unos 500 kilos. Fue bautizada con el nombre de San José y la apadrinaron María Bernabeu y José Gualde. Su ubicación en el campanario es en el arco sur.

La segunda más grande, la Madre Dolorosa, fue también fundida el mismo año y apadrinada por Pepita Moltó, María Bernabeu y José Esquerdo y su peso es de unos 300 kilos. Está encarada al norte, mirando al castillo de Dénia.

La tercera de ellas, la más pequeña y que está mirando al mar mediterráneo, es La Puríssima, una campana de 60 kilos que procede de la Masía de Arguines de Castellón, y la fundación carece de fecha inscrita. Esta es la que se pudo restaurar hace unos años y la única que puede realizar todas sus funciones.

Cuando puedan realizar la operación y bajarlas, explicó Pepe Correcher, se aprovechara para restaurar el yugo de hierro de estas dos campanas y cambiarlos por uno de madera, ya que está comprobado que le dan un mejor sonido a la campana.

Las maderas que se utilizan para los yugos en la actualidad, están preparadas contra la carcoma, humedad, rayos UVA y otros agentes atmosféricos, mientras que los herrajes están tratados contra la corrosión y el óxido.

Ejes desprendidos



Los ejes de las dos campanas más pesadas de la parroquia de Sant Antoni, están casi desprendidos de la pared. Además del óxido que ha deteriorado el mecanismo, el mortero con el que se construyó el campanario, también se ha deteriorado al estar expuesto a los agentes atmosféricos. La torre y la fachada, presentan rasgos estilísticos a relacionar con con el barroco popular, habitual en el siglo XVI que data la construcción del templo.

RIBES, I.
Las Provincias (31-09-2009)
  • DÉNIA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Las Provincias (2009)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 11-12-2017
    Convertir a PDF