DUEÑAS, Fermín - Vicente, ¿campanero? ¿sacristán? o ¿enamorado de su profesión?

Vicente, ¿campanero? ¿sacristán? o ¿enamorado de su profesión?

Habría que preguntárselo y aún así posiblemente no se definiría o tal vez nos diría, encogiendo un poco el hombro "Pues un poco de todo".
Y en efecto, quienes le conocemos, sabemos que ha llevado siempre con delicadeza su relación humana con los muchos CURAS que han pasado por Orillares, a los que porteó con mula, carro, coche y acompañó haciendo el camino a pie. Con ellos entablaba conversaciones de hombre de pueblo, pero culto, en tanto en cuanto siempre supo preguntar y preguntar y escuchar y leer para aprender.
Pero antes que sacristán fue "monaguillo" y antes que monaguillo fue hijo de su padre Marcelino, con quien ya, tal vez de tres y cuatro años, acudía a tocar los múltiples toques de campanas. Dos personas que siempre sintieron correr por sus venas los sentimientos que querían transmitir con el tañir o volteo de las campanas. Es hora de que los más jóvenes, menos acostumbrados a la "melodía de las campanas" sepan lo que VICENTE y su padre MARCELINO han transmitido a su pueblo con los distintos toques durante más de un SIGLO:
Toque del ALBA
Tal vez aún no cantaban los gallos, tal vez aún no habían sonado las 5 en los meses de Julio y Agosto y el "campanero" tiraba de la cuerda, sonaban las campanas y ... ¡a levantarse!
Toque del MEDIO DÍA:
en verano y en invierno, bajo el sol o sobre la nieve, no podía faltar el toque: tan, tan, tan y dos veces más así para después hacer un semívolteo de la otra campana y... a comer.
Toque de la ORACIÓN:
Noche oscura, estrellas relucientes, osa mayor y estrella polar a su frente, pero VICENTE... tenía que tocar a la "oración", aunque llegase cansado de arar con dos mulas en las duras tierras de "Las madalenas"
Toque de víspera de fiesta:
Previo repique melódico, voltearía una campana, si se anunciaba un Domingo normal o las dos campanas si se anunciaba una fiesta grande, como Santa Ursula o Santiago.
Toque de NUBLO:
Desde la Cruz de Mayo hasta la Cruz de Septiembre, el toque de medio día se hacía con repique de campanas, como si fuese "una oración" pidiendo al Todopoderoso, que librase de NUBLADOS a los campos.
Toque o aviso de fuego en "monte propio" o en el pueblo:
Impresionante debió de ser cuando en alguna dura ocasión y en medio de la oscura noche se voltearon las campanas, llamando a sus vecinos a sofocar una tragedia.
Toque o aviso de fuego en otro pueblo:
Siempre humanos y dispuestos, pero había que diferenciar la tragedia y en este caso se avisaba con el volteo de una sola campana.
Toque a pueblo, o a reunión vecinal:
Previo mandato del Alcalde, el Sacristán convocaba a la Junta Vecinal para discutir el arreglo de caminos o la tala de jabinos y reparto de leña, mediante dos grupos de campanadas separadas con un pequeño intervalo de tiempo.
Toque de trabajo:
Tras la junta vecinal se había aprobado por ejemplo salir a arreglar los caminos y esto se hacía cuando se daba el correspondiente toque de campana.
Toque anunciando una defunción:
Este es el toque más triste, el llamado de los "CLAMORES", con las diversas variantes entre hombre mujer y niño. Seguramente al escuchar estos toques pocos caerían en esos matices, pero el Sacristán, consciente de lo que estaba interpretando hacía el ritual de toques que correspondía al difunto:
  • Tres tandas de clamores, si era un hombre el fallecido.
  • Dos tandas de clamores si era una mujer.
  • Repicar las campanas tres veces, si era un niño.
  • Repicar las campanas dos veces si era una niña la fallecida.
Todos esos toques y tal vez alguno más que se me olvide los ha ido interpretando con entusiasmo, respeto y devoción, Vicente Dueñas, casi el único sacristán que muchos habéis conocido a lo largo de sus 88 años.
Esta es una de esas tradiciones de ORILLARES, que a través de estas páginas quiero ayudar a transmitir y conservar, con la confianza de que a alguien más entusiasme.
Desde aquí quiero dejar mi pequeño reconocimiento y agradecimiento por su sacrificio, dedicación y defensa de esa tradición secular, que así, entre todos podremos continuar.
Con especial cariño.

O r o r a f e s
BOLETÍN INFORMATIVO Nº 32. JUL. 2.008

DUEÑAS, Fermín
Orillares.net (00-07-2008)
  • ESPEJA DE SAN MARCELINO: Campanas, campaneros y toques
  • Lista de toques: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Orillares.net (2008)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 18-12-2017
    Convertir a PDF