J. V. M. - Un párroco muy difícil de sustituir

Un párroco muy difícil de sustituir

Les Valls despide al cura que suspendió los volteos los domingos para respetar el descanso y ha usado las nuevas tecnologías en los campanarios

Emoción, tristeza y alegría a la vez, pena o cualquier adjetivo similar. Estos son los sentimientos de los vecinos de Quartell, Benavites y Quart de les Valls después de despedir a Ramón Micó, el párroco de estas tres localidades desde septiembre de 2001. Ha sido un cura peculiar, de esos que dejan mella porque su labor y algunas de sus iniciativas escapan de los patrones establecidos. Entre sus decisiones más sonadas, o menos según se mira, está la de suprimir el volteo de campanas los domingos para respetar el descanso de los vecinos de Quartell.

Ramón Micó, un joven arcipreste de 35 años, actuó hace ahora 24 meses con la convicción de que debía adaptarse al siglo XXI. "Los tiempos han cambiado y mucha gente dedica la mañana del domingo para descansar, por tanto se levantan tarde y el volteo de las campanas interrumpe su sueño", señaló en aquel momento el religioso.

Si bien esta iniciativa ha sido la más comentada, Ramón Micó ha demostrado su carácter vanguardista con otras iniciativas. El párroco ha echado mano de las nuevas tecnologías en la vida parroquial, de nuevo en algo tan básico y ancestral como las campanas.

Una vez más en Quartell, una de las últimas medidas de Micó antes de marcharse de Les Valls ha sido usar un CD para representar el volteo. Los bronces han sido retirados para su restauración, pero la crisis va a prolongar su silencio.

Fuera de este municipio, en Benavites rehabilitó la torre campanario que había sido afectado por un rayo, informatizó el mecanismo de sus campanas y destacó en la representación de La Pasión de Cristo durante la Semana Santa.

Tanta innovación, lejos de reportarle problemas, han ayudado a Micó a convertirse en un cura muy querido en Les Valls. El religioso abandona la subcomarca para alegría los feligreses de Cocentaina, que "Desde ahora podrán disfrutar de una buena persona que ha hecho todo lo que ha estado en sus manos por Quartell", manifestó un vecino de esta localidad.

El cura se despidió el tras casi ocho años de pastoral. "En mi nuevo destino, en Cocentaina, como todavía no conozco a nadie, os recordaré a todos especialmente durante los primeros días porque me habéis apoyado en los momentos más cruciales", aseguró Micó visiblemente emocionado ante la despedida que le brindaban los fieles de Camp de Morvedre.

El párroco habló con sus amigos más íntimos y les pidió que le ayudasen "porque me siento muy triste, ya que a todos os llevo dentro de mi corazón y quiero que me animéis para que pueda soportar la separación de las parroquias".

Micó, nacido en Bocairent, fue nombrado cura párroco de estas tres localidades del Camp de Morvedre el 23 de septiembre de 2001. Desde entonces, sus esfuerzos por mejorar la vida de sus feligreses ha ido en aumento cada día.

Tal fue la entrega que durante la misa solemne de despedida en Quartell la iglesia estaba llena hasta la bandera. El párroco se marcó su pueblo natal de Bocairent, ya que tomará posesión el próximo día 23 en Cocentaina.

J. V. M.
Las Provincias (18-11-2008)
  • QUARTELL: Campanas, campaneros y toques
  • Ruido y denuncias: Bibliografía
  • Toques manuales de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Las Provincias (2008)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-10-2017
    Convertir a PDF