BLOG - La campana del monasterio

La campana del monasterio

En 1766, sucedió que quizás por tantos toques como había dado, se resquebrajó la vieja y más grande campana. El padre prior, que a la sazón era Salvador Suñol, propuso al capítulo del monasterio, refundir la campana y que se aprovechase para consolidar el maltrecho campanario. El cronista del monasterio que en aquellos años era Fray Miquel Pagés lo justificaba de la siguiente manera: “No sols per evitar lo perill que hi havia de que succeís algun dia algun estrago, sino també perquè en cas que se fes major la campana pogués lo campanar sustentar aquest no pes”
La nueva campana se fundió en el porche de la era del monasterio la noche del veintiocho de junio de 1766, vigilia de San Pedro. El día antes los monjes habían celebrado una misa cantada con asistencia de toda la comunidad a fin de interceder ante la divinidad por el feliz éxito de la fundición. El primer intento resultó fallido pues al desmoldar la campana esta apareció sin asas, por lo que hubo que repetir el intento, operación que se realizó el día 14 de julio. La nueva fundición consiguió purificar mas el material consiguiendo aumentar el peso y también la sonoridad. El cronista refiere que la nueva campana pesaba 12 quintales, 1 arroba y tres libras, osea más o menos unos quinientos kilogramos. Para pesarla se utilizó una gran balanza romana que se trajo expresamente de Barcelona. El resultado fue que su peso era exactamente el doble que la campana antigua. La sonoridad era tan buena que los entendidos que oían sus tañidos, le atribuían un peso de 25 quintales.
La campana fue bendecida el veintinueve de diciembre de 1766, fiesta de santo Tomas Becket y presidió la ceremonia el padre prior Salvador Sunyol revestido de Capa Pluvial y se desarrolló en la portería del monasterio que había sido engalanada para la ocasión con guirnaldas y colgantes, además de un altar construido a proposito. Actuó de padrino el doctor en medicina Carles Rosell, adscrito al hospital de la santa Cruz de Barcelona, que además actuaba como médico de las comunidades de Jerónimos de la provincia. Actuó de Madrina su esposa Mónica y por esto a la campana la bautizaron con el nombre de Monica- Carlina . Aquella misma tarde y mediante una serie de poleas, la campana fue colocada en el remozado campanario en una operación que duró poco menos de una hora.
El da 28 de mayo de 1794 el barón de Maldà visitó el monasterio, y en su obra Calaix de Sastre a la que ya hemos hecho referéncia en algunas ocasiones en estos programas de la Badalona Rural, se refiere a la campana de la que acabamos de hablar en estos términos:
“...luego después que seria un quart de deu tocat, s’alçà la campana grossa, que sembla el Dominical de la Seu, per avís a els monjos per entrar al cor i en efecte, luego d’haver senyalat amb altre campana xica, que treia só de gibrell, es a dir que no era gran cosa, començaren Nona en cant molt solemne....”
Que te parece Curro, mientras la campana grande sonaba como la del Dominical de la catedral, la pequeña, sonaba como una palangana, según D. Rafael Amat i Cortadas Baró de Maldà, todo un personaje que gastaba fina ironía, y no tenia pelos en la lengua como puedes ver.

BLOG
BLOGGER (07-05-2007)
  • BADALONA: Campanas, campaneros y toques
  • Fabricación, fundición de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © BLOGGER (2007)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 23-04-2018
    Convertir a PDF