RAMOS PÉREZ, Herminio - Las campanas de Santarén

Las campanas de Santarén

También las campanas viajan, emigran, cambian de lugar; todo se mueve, hasta las campanas. Ellas han marcado horas, señales, llamadas, han alegrado las fiestas más solemnes y los acontecimientos más representativos y lo han hecho desde las torres más desafiantes a los campanarios y espadañas más humildes y desde los templos más destacados a las ermitas y humilladeros más olvidados.
Han espantado las tormentas y han llamado a rebato cuando en el campo o en las eras o en las casas, las llamas amenazaban consumirlo todo. Han celebrado con alegría y regocijo la llegada de unos y han despedido con solemnidad sobrecogedora las desmedidas de los que se van. Posiblemente, en el mundo rural han sido más fieles compañeras que en la ciudad, sin olvidar la alegría de las campanas en las grandes funciones y celebraciones del mundo urbano y teniendo en cuenta que en estas ciudades cuando nacen y conviven con las fortalezas, fue una campana, la Queda, la que abría y cerraba las puertas y a veces hasta los Portillos, eran vigía y guardián, todo un símbolo que ha acompañado durante siglos a ciudades y villas que ostentaron la doble categoría de ciudades y fortalezas.
Y para no olvidar nada de sus dominios, por todas las geografías, hasta en las ermitas más sencillas de los caseríos o dehesas, la campana anunciaba a la vez que llamaba a cumplir con el precepto, a celebrar las funciones de la advocación o se tocaba ante cualquier acontecimiento inesperado en el campo o en el caserío.
Cada campana lleva su nombre, bajo cuya advocación se acoge y conoce. Su fundición constituye todo un ejercicio complejísimo de orden, trabajo y atención y su sonido es una nota distintiva de los grandes maestros en este arte.
Hace años las campanas de la iglesia de Santo Tomé se desmontaron y bajaron de sus campaneros y se llevaron a la nueva iglesia de Cristo Rey. El silencio y la soledad del barrio durante muchas décadas decidió la salida y la añadida espadaña a la singular iglesia del románico se ofrece con sus campaneras vacías, no sabemos si por olvido, negligencia o, simplemente, como un despojo de otros tiempos, que deja una pobre impresión ante la evocadora belleza del conjunto del templo en sí mismo.
Hace pocos días nuestro diario nos daba la noticia de la llegada a la iglesia de San Lorenzo de las campanas de la ermita de Santarén de los Peces, una dehesa de ese rincón sayagués entre el Duero y el Tormes en el que el señorío de la encina marca con su sencillez sus silencios y su grandiosidad y volumen el ritmo de esos campos, y cuando la campana extiende por esos territorios sus notas, el campo adquiere una dimensión nueva, distinta, ante lo que esos sonidos y esas llamadas significaban. A partir de ahora, las campanas de San Lorenzo adquieren una dimensión nueva y cuando el día 10 de agosto se celebre la fiesta del patrón del barrio zamorano, allá en Santarén el eco del repique de esas campanas adquirirá en aquellas soledades un tono de emoción difícil de olvidar para quienes escucharon y aceptaron sus llamadas en aquellos pagos de ese Sayago tan singulares como fieles a su fe y a sus sentimientos.
El sonido y el eco de las campanas de San Lorenzo recordarán siempre a esa tierra sayaguesa. Y ya que de campanas hablamos, quiero recordar un exvoto, que fue muy común por las tierras de nuestra Carballeda y centrado en sus últimas manifestaciones a mediados de la década de los cuarenta del pasado siglo en el Santuario de La Peregrina de Donado. El exvoto u ofrenda consistía en una o varias vueltas agarrado a la campana. El volteo era todo un acontecimiento que se seguía con la tensión propia de una ofrenda peligrosísima convertida en oración. La última ofrenda fue presenciada por el entonces maestro nacional de Vega de Castillo, don Alfonso de la Torre. (QEPD).

RAMOS PÉREZ, Herminio
La Opinión de Zamora (03-10-2008)
  • ZAMORA: Campanas, campaneros y toques
  • Destrucciones de campanarios y campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Opinión de Zamora (2008)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 12-12-2017
    Convertir a PDF