REDACCIÓN / Gandia - Arquitectos barajan recuperar el campanario original aislado del edificio de la Seu de Gandia

Arquitectos barajan recuperar el campanario original aislado del edificio de la Seu de Gandia

El Consistorio afirma que es viable que las obras de reforma de la torre se realicen de forma paralela a la restauración de las bóvedas

El campanario de la Colegiata de Gandia al fondo
El campanario de la Colegiata de Gandia al fondo

La Colegiata de Gandia podría recuperar su aspecto original en los próximos años. El concejal de Territorio, Sostenibilidad y Vivienda, Fernando Mut, aseguró ayer que los arquitectos consultados por el Ayuntamiento de Gandia contemplan la posibilidad de separar la torre del campanario del resto del edificio, tal y como estaba originariamente.

Mut apuntó que se trata de una opción más a la hora de completar las obras de recuperación de la Insigne Colegiata de Santa Maria, el monumento más emblemático de Gandia e imagen de la ciudad.

Para acabar de impulsar la remodelación de la Seu, Mut confirmó ayer que el gobierno municipal ya tiene consignada una partida de 600.000 euros para la restauración del campanario, incluida en los presupuestos de la ciudad.

"La torre es lo primero que visualiza aquél que visita la ciudad y debemos cuidarla y tenerla en perfectas condiciones", aseguró el concejal de Plataforma de Gandia.

Asimismo, Mut indicó que es viable acometer la reforma del campanario al mismo tiempo que se ultima la restauración de las bóvedas de la iglesia, un proyecto que está en marcha en estos momentos y que avanza a buen ritmo, según informó el regidor de Territorio.

La intención del Ayuntamiento de Gandia es que la Colegiata luzca en todo su esplendor para 2010, con motivo de la celebración del V Centenario del Nacimiento de San Francisco de Borja.

Por ello, las actuaciones en la Seu, así como la recuperación del Palau Ducal, son proyectos prioritarios para la organización del Año Borja.

La estructura de la torre campanario de la Colegiata de Gandia ha sufrido remodelaciones sucesivas a lo largo de los años a causa de terremotos diversos, que obligaron a reconstruir las partes derribadas o a retocar las dañadas por los seísmos.

El actual campanario de la Colegiata de Gandia fue construido en el siglo XVIII sobre las bases de la anterior torre, que quedó destruida tras el terremoto que sacudió la ciudad en el siglo XVII.

La torre campanario, con base románica cuadrangular, se proyecta en una altura de 48,50 metros y queda configurada por cuatro cuerpos superpuestos. El primero, que actúa como basamento, corresponde a la torre propiamente dicha.

Algunos lo ven como reminiscencia del minarete de una supuesta mezquita musulmana allí existente hasta 1245, fecha en la que Jaume I la rehabilitaría para el culto cristiano. Se accedía a la torre por el fondo de la que primera capilla de la izquierda, donde todavía puede verse una puerta dovelada, con arco de medio punto.

En la actualidad, el campanario está en bastante buen estado y no corre ningún tipo de peligro, pero hace falta una restauración, acorde con el resto de actuaciones que se están acometiendo en el resto del edificio.

Lo que no estaba en tan buen estado eran las campanas que voltean en la Seu y por este motivo, el pasado mes de mayo se sometieron a unos trabajos de restauración de urgencia por su avanzado estado de deterioro.

La actuación se llevó a cabo con un presupuesto de 1.950 euros y corrió a cargo de una empresa valenciana especializada en este tipo de trabajos, tras realizar un minucioso estudio sobre el nivel de conservación de los elementos.

Mientras, continúa la compleja restauración de las cubiertas del edificio, que contempla tres actuaciones: el tratamiento de la piedra; la consolidación de la estructura; y la albañilería. En el primer caso se invertirán muchas horas de trabajo ya que se debe ir una a una revisando todas las dovelas.

Hay 25 arcos, formados por 40 dovelas cada uno, con lo que se deberán analizar y limpiar mil piezas. Las actuaciones variarán en cada caso, algunas están bien; otras requerirán una sustitución parcial de material; y otras tantas la sustitución total por otra nueva.

La tercera fase del proyecto, que está presupuestada en casi un millón de euros, es sin duda la más compleja pero también la más importante.

De hecho, fue la que motivó el inicio de los trabajos de restauración de la Colegiata en 1999. En una primera fase se rehabilitaron las cubiertas, capillas laterales, el rosetón y las portadas. La segunda se ejecutó en 2004 y se centró en las cubiertas del templo, muy deteriorados con una inversión de 515.000 euros y un periodo de un año. Los obreros repararon todas las tejas: se desmontaron, revisaron y arreglaron las más estropeadas.

El tejado fue impermeabilizado con espuma de poliuretano para evitar nuevas filtraciones de agua. Y finalmente, se recolocaron las piezas. Las gárgolas también se retocaron, al igual que todo el sistema de canalones y desagüe de aguas pluviales.

REDACCIÓN / Gandia
Las Provincias (27-08-2008)
  • GANDIA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanarios: Bibliografía
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Las Provincias (2008)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 19-10-2017
    Convertir a PDF