GUERRA SÁNCHEZ-DIEZMA, Eugenio - El campanario de Huerta de Valdecarábanos

El campanario de Huerta de Valdecarábanos

El diccionario de la RAE define campanario como la torre, espadaña o armadura donde se colocan las campanas. Según mi parecer, es una definición que se queda corta y raquítica: yo no voy a hablar de la torre donde se colocan, sino de las cinco estupendas campanas que son el motivo para llamar campanario a la torre de la iglesia donde se asienta este conjunto de bronces. Y es que Huerta de Valdecarábanos es un pueblo aventajado y privilegiado en lo que a campanas se refiere. Huerta tiene la suerte de conservar las campanas que ha tenido siempre, y no haberlas perdido durante la última contienda civil como fue el caso de numerosas parroquias.
Me pide vuestro buen alcalde, y mejor amigo y compañero mío, D. Pedro Miguel, que comparta con vosotros, los huerteños, mi parecer sobre vuestras campanas. Y lo hago gustoso por dos motivos: primero, porque no le puedo defraudar a vuestro alcalde, y segundo, porque, siendo este de las campanas, un tema que me apasiona, es una gran ocasión para compartirlo con vosotros. Y, además, lo hago como sencillo y perdurable homenaje a quienes saben tocar las campanas, porque vuestras manos son la mejor parte del campanario.
Las campanas son la voz del pueblo, y en particular de un pueblo cristiano como siempre lo ha sido Huerta, pues sus sonidos marcan los momentos de la vida y de la muerte. Todas las religiones emplean algún elemento sonoro para congregar a sus fieles o marcar los ritmos de la vida y de la oración: el mejor parangón, nada comparable a nuestras campanas, es la voz del muecín o almuédano que avisa a los musulmanes desde lo alto del minarete de las mezquitas cuando llega el momento de la oración. Sin duda, nuestras campanas son un elemento más valioso y perdurable que la voz de estos almuédanos.
Por lo tanto, los toques de campana son el elemento patrimonial sonoro que más perdura en el tiempo. Si, por ejemplo, tenemos en cuenta que la campana Wamba de la catedral de Oviedo, una de las más antiguas conocidas, se hizo en el año 1219, y sigue sonando, ¿cuántos ovetenses, durante casi ochocientos años, han escuchado el sonido de esta campana?; por el mismo ejemplo, ¿cuántos huerteños han escuchado los sonidos del campanario del la Parroquia de San Nicolás de Bari, al menos desde 1745 en que se hizo vuestra campana de Santiago? Sin duda ninguna, son uno de los bienes patrimoniales que atesora vuestro pueblo de más longevidad, y que además, sigue siendo tan útil como cuando se estrenó, aunque ahora suenen las campanas un poco peor.
Llegué a conocer el campanario de Huerta de Valdecarábanos cuando buscaba referencias de yugos de madera de tipo toledano, anteriores a 1936, para el arreglo de las campanas de otro campanario. Aquí los encontré, en perfecto estado de conservación salvo unos mínimos detalles de mantenimiento que para nada afectan a su singularidad. Y al mismo tiempo, me encontré la acción devastadora de las modernas tecnologías que habían dejado su repudiable huella en el campanillo del interior de la torre, o zanganillo como le llamáis en Huerta, que pesará unos 40 Kg., en el que se había desechado un yugo de madera en perfecto estado de conservación con el pretexto de poner un motor de volteo.

La campana Santa Bárbara - Foto GUERRA SÁNCHEZ-DIEZMA, Eugenio
La campana Santa Bárbara - Foto GUERRA SÁNCHEZ-DIEZMA, Eugenio

Esto fue lo que me encontré. En la ventana del norte, hay una campana que se hizo en 1773, que mide 77 cm. de boca y pesará unos 270 kilos, y que se dedicó a Santa Bárbara de esta manera que pone en sus hombros: + IHS MARIA JOSEHP + SANCTA BARBARA ORA PRO NOBIS + ANNO DE 1773. [+ Jesús María José + Santa Bárbara ruega por nosotros + año de 1773] El yugo de esta campana, al igual que algún otro, tiene las señales inequívocas del fuego provocado por el rayo que rompió la torre a finales del siglo XIX.

La campana de Santiago - Foto GUERRA SÁNCHEZ-DIEZMA, Eugenio
La campana de Santiago - Foto GUERRA SÁNCHEZ-DIEZMA, Eugenio

Ésta es la más pequeña de las grandes, a la que sigue la que llamáis de Santiago, que durante muchos años daba también la hora del reloj. Está colocada en la ventana del saliente, mide 80 cm. de boca y pesará unos 290 kg. En sus hombros trae puesto: + IHS MARIA JOSEHP + SANTE JACOBE DEFENDE NOS + ANNO DE MDCCXXXV. [Jesús María José + Santiago defiéndenos + año de 1745]. Esta campana tiene en la falda un recuadro o cartela en la que dice así: SE IZO SIENDO ALCADES FRANCISCO LOPEZ CANPOS I FRANCISCO DEL RINCON. Es la más antigua del conjunto.

La campana San Nicolás de Bari - Foto GUERRA SÁNCHEZ-DIEZMA, Eugenio
La campana San Nicolás de Bari - Foto GUERRA SÁNCHEZ-DIEZMA, Eugenio

La siguiente en tamaño es la que está enfrente, en el ventanal del poniente, que es la que se dedica al titular de la Parroquia, a San Nicolás de Bari, que mide 103 cm. de boca y pesa 600 kg. Esta campana dice en sus hombros: SANCTE NICOLAE DEFENDENOS IN PROELIO MARIA MATER GRACIAE TU NOS AGOSTE PROTEGE. [San Nicolás defiéndenos en la lucha María Madre de Gracia condúcenos bajo tu protección]. Lo que no tenemos de esta campana es el año en que se hizo, pero las características y tipología que presenta la hacen parecer de un tiempo muy cercano a la del Señor. Ésta tiene el yugo compuesto de piezas de diversa procedencia que no terminan de encajar bien estéticamente, lo que hace pensar que pudo hacerse fundiendo otra anterior que estuviese rota, de la que se aprovecharon los trozos de melena.

La campana del Señor - Foto GUERRA SÁNCHEZ-DIEZMA, Eugenio
La campana del Señor - Foto GUERRA SÁNCHEZ-DIEZMA, Eugenio

La última, la mayor de todas, es la que hay colocada al mediodía. La soléis llamar del Señor, o del Santísimo, o de Dios, por ser la mayor, y hacéis muy bien. Pesa unos 700 kg. y mide 105 cm. de boca. En sus hombros leemos: + AÑO 1830 + MARIA DEL SACRAMENTO Y SANTA LORENCINA ORA PRO NOBIS [Año 1830 + María del Sacramento y Santa Lorencina ruega por nosotros]. En una cartela, en la falda de la campana, dice así: SE IZO SIENDO CURA DON SILBESTRE ATIENZA Y BEGAS Y MAIORDOMO DON JUAN MANUEL LOPEZ.
Todas ellas, menos el zanganillo conservan sus yugos de madera de álamo negro, de estilo toledano, completos, con sus correspondientes ejes acodados, herrajes, tirantes y palancas para tocar a bandeo, es decir, oscilando la campana sobre su eje, pero sin darse la vuelta completa, pues en nuestra zona nunca se daba a las campanas la vuelta completa o volteo, salvo a las de pequeño tamaño. En Huerta, siempre se han tocado, al menos desde que se recuerda, a repique, es decir, con la soga atada al badajo y sin mover la campana.
Este admirable campanario es el que ha marcado la vida de Huerta de Valdecarábanos. Ha hecho presente a la Parroquia en medio de su grey cristiana, pues ha tocado al alba, a la plegaria del medio día, a la oración de la tarde; ha anunciado los tiempos litúrgicos de Adviento y de Cuaresma con toques precisos en cada uno de ellos; ha tocado las misas, haciendo notorio cuando era misa mayor o de diario según se oían las campanas; ha tocado en vuestras bodas y también ha tocado a Viático y a duelo cuando la muerte lleva a la Vida a algún huerteño, lo que antiguamente hacía de diferente manera si era entierro de 1ª, 2ª o de pobre; de la misma manera ha tocado a gloria si era un párvulo quien fallecía, pues no era un niño, sino un ángel, quien se iba al cielo; ha repicado con clamoroso sonido, después de guardar silencio desde el Jueves Santo, en la Vigilia de Pascua que anuncia a los cristianos, por medio de las campanas, que Cristo ha resucitado; ha tocado con sonora alegría al paso del Señor Sacramentado en la procesión de Corpus Christi; ha tocado con júbilo sublime cuando vuestra Patrona, la Virgen del Rosario de Pastores visita a su pueblo desde su alta ermita una vez al año; ha sonado también con otros santos y con otras procesiones; también, cuando algún fuego amenazaba a los vecinos, la campana del Señor sonaba rápida y alarmada para colaborar en la extinción del incendio. En fin, vuestras campanas os han acompañado siempre con sus sonidos en vuestras vidas y en vuestra muerte, porque forman parte de la misma vida de un pueblo cristiano que no puede, ni debe, dejar de escuchar los sonidos de estos elementos que tan singularmente le identifica.
Y lo mejor de vuestro campanario, es que habéis sido vosotros mismo quienes habéis tocado. Agradezco a Miguel López Sepúlveda que me haya enseñado todo esto. Se aprendía a tocar desde chicos, siendo monaguillos, y ya se sabía para siempre. “A nosotros nos enseñaban a tocar y nos daban buenos coscorrones si nos equivocábamos” me cuenta Miguel. En las fiestas subían cuatro o cinco personas al campanario y tocaban según fuera el momento y el toque que debía darse. “Ahora, con un botón, suena distinto”, me vuelve a decir, y ¡qué razón tiene!
¡Pues no lo permitáis!, unos por viejos, otros por cansancio, ninguno enseña a los jóvenes para que tomen el relevo en las sogas y sigan tocando las campanas como siempre. Me atrevo a pedir, desde estas líneas, al mismo Miguel, a Sandalio García García, a Leonardo Moya Castillo, a Isidoro Ruiz Serrano, a Antonio Díaz Peinado, a Antonio Martín Martín, y a todos los que alguna vez habéis tocado en el campanario, que enseñéis a los muchachos cómo se toca, para que, apagando ese odioso botón, sean ellos quienes muevan los badajos para un repique de fiesta, o para la procesión de Corpus, o para la subida de la Virgen a la iglesia. De esa forma, tal como vosotros lo hicisteis durante un tiempo, puedan dar vida, tocar y hacer sonar ese estupendo campanario, que es vuestra voz y la de vuestro pueblo.

Eugenio Guerra Sánchez-Diezma,
es licenciado en Historia
y coordinador del proyecto de restauración
del campanario parroquial de Orgaz (Toledo).

GUERRA SÁNCHEZ-DIEZMA, Eugenio
“Fiestas en honor de Ntra. Sra. del Rosario de Pastores del 21 al 26 de agosto. Huerta de Valdecarábanos (Toledo) 2008”, Huerta de Valdecarábanos, Excmo. Ayuntamiento, 2008 (2008)
  • HUERTA DE VALDECARÁBANOS: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © “Programa de Fiestas en honor de Ntra. Sra. del Rosario" Huerta de Valdecarábanos (2008)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 19-10-2017
    Convertir a PDF