VUERGA, Luis V. - Campanas y campaneros

Campanas y campaneros

La localidad leonesa de Villavante celebra la XXII Edición del Encuentro de Campaneros en el que han participado 55 personas de varios puntos de España

Tres campaneros durante la exhibición en el encuentro de Villavante. Foto Peio García
Tres campaneros durante la exhibición en el encuentro de Villavante. Foto Peio García

Fue un medio de comunicación más. El tañido de las campanas evocaba información que iba dirigido desde un emisor, en lo alto de un campanario, a un receptor, los vecinos de una localidad, municipio o comarca, a través de un canal y utilizando el tan característico código que ahora pocos saben interpretar. Para que no se pierda la tradición, está Villavante. Esta localidad leonesa, perteneciente al municipio de Santa Marina del Rey mantiene una de las pocas escuelas de campaneros que hay en España. Y cada año, y ya van 22, celebra el tradicional Encuentro de Campaneros, donde se dan cita los mejores, aunque los que entienden aseguran que en el arte del repique, nadie es mejor que nadie, lo importante “es la fe” con la que se tocan las campanas.

Y aseguran que la tradición del campanero no va a morir, al menos de momento. Hay mucho joven que se atreve con toques ‘a fiesta’, ‘a alborada’, ‘a fuego’ o ‘a muerto’, sea mujer, hombre o niño, que dicen que es el más triste sonido que alguien puede escuchar. También para espantar la nube, un repique que hace tan sólo un año se pudo escuchar desde el campanario de Villavante, porque así quiso la climatología que fuera necesario. Porque en esta localidad leonesa aún suenan las campanas porque hay campaneros que las tocan.

Puede ser la cuna de este arte. Villavante tiene ‘cantera’ y cuenta con verdaderos maestros del repique, que con tan solo 18 años de edad, hablan de esta tradición centenaria como su la hubieran mamado. Es el caso de Jorge Juan Fernández, apenas mayor de edad, pero todo un experto. Aprendió a tocar las campanas a los cinco años y pronto fue campanero. “Me entró la curiosidad en la escuela”, asegura. Y desde entonces, tiempo tras tiempo, repique tras repique, soga tras soga matilleando el badajo contra el vaso él aprendió lo que nadie es capaz de aprender, que no es otra cosa que a tener personalidad a la hora de hacer las funciones de campanero.

“Eso es lo más importante, tener personalidad. Ningún campanero toca igual a otro aunque cuando uno toca lo haga de una forma parecida a lo que le enseñó su maestro. Pero el tiempo va haciendo que tú toques como tienes que tocar”, comenta el joven. “Los toques no se rigen por ningún canon”.


Los repiques

Así es como se aprende. En su caso, con el maestro campanero de Villavante y después con el paso del tiempo. Y así se llega a tocar a muerte de mujer, donde se utilizan campanas pequeñas de sonios agudos que evocan la voz femenina”; o a hombre, con campanas grandes y graves; o a niño. También para hacer que la nube se vaya y no arroje la piedra sobre los cultivos de los agricultores en una zona de la provincia de León, como en la mayoría, en la que la supervivencia de la población dependía en gran parte de lo que produjera la tierra.

“Aquí hay mucho de creencias religiosas. Las campanas son de Santa Bárbara y dice que así se va la piedra, pero también la ciencia dice que las ondas al tocar las campanas hacen que la nube se vaya”, explica Jorge Juan Fernández que, además, es el portavoz de la Asociación de Campaneros de Villavante.

Pero sin duda, el sonido más bonito que puede evocar una campana al doblar es el toque ‘a fiesta’ que, a su vez, “es el más difícil” porque la rapidez en los movimientos y porque es todo el cuerpo el que debe llevar un ritmo casi incapaz de poder coordinarse para que la melodía pueda ser recibida por los oyentes. O a fuego, donde una misma persona puede llegar a tocar dos campanas a la vez, por lo que la coordinación es sumamente importante.

La Escuela de Campaneros

En el año 1986, con el objetivo de recuperar las tradiciones artísticas más destacables del pueblo de Villavante se creó la Escuela de Campaneros. Para ello se hicieron diversos estudios iniciados por el Instituto Leonés de Cultura, maestros de música y vecinos del pueblo que intentaban con diversas aportaciones e ideas la creación de una escuela en la que niños, jóvenes y adultos tuvieran plaza en ella para la pronta recuperación de antiguos repiques de campanas.

Hoy día es una escuela "única" en España, que mantiene viva la tradición entre grandes y pequeños no solo en de la localidad leonesa y del municipio en el que se encuadra, si no también atendiendo las demandas de aprendizaje de palentinos y zamoranos, o incluso de casos como el de un profesor de música de León que asistía varias horas a la semana a las clases de campanero.

Los alumnos ensayan en un campanario móvil los días establecidos por la escuela para llevar a cabo las prácticas, que se realizan dependiendo del nivel de cada campanero. Y son alumnos muchos de ellos jóvenes, pero también otros que rondan los 80 años de edad, pero a que pesar de ello sienten tanta vida que quieren aportar parte de la que tienen para regalársela a una campana.


De todas partes

Por su parte, el presidente de la Asociación de Campaneros de Villavante, Julián Villadangas, ha explicado que a la cita acuden campaneros de todas las edades de lugares como Zamora, Palencia, el Bierzo y, por su puesto, de la mayoría de lugares de la provincia de León. Incluso hay un representante de Barcelona “que ya lleva unos cuantos años viniendo”.

Y el más pequeño, un niño zamorano de 9 años, que ya participó en la edición pasada de este Encuentro de Campaneros de Villavante y que este año ha repetido con la misma profesionalidad que por aquel entonces, con la misma, prácticamente, que la que tienen los más veteranos.

Ahora solo queda esperar tres años. Será entonces cuando Villavante saque sus galas para celebrar las Bodas de Plata de este Encuentro de Campaneros. Pero para ello necesitan dinero. Desde la asociación piden a las instituciones que se involucren algo más de lo que lo hacen para poder hacer de esa fecha un punto de referencia en todo el mundo en este noble arte. Para las campanas tenga, durante mucho tiempo, por quién doblar.

VUERGA, Luis V.
Leonoticias.com (05-08-2008)
  • SANTA MARINA DEL REY: Campanas, campaneros y toques
  • ESCUELA DE CAMPANEROS DE VILLAVANTE (SANTA MARINA DEL REY) : Toques y otras actividades
  • Concursos, encuentros, muestras de campaneros: Bibliografía
  • Campaneros: Bibliografía
  • Toques manuales de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Leonoticias.com (2008)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 19-10-2017
    Convertir a PDF