PINTER, Anna - El campanario mudo

El campanario mudo

El arzobispo de Valencia evita con una promesa un encierro de campaneros para pedir la restauración de la torre de Albaida

'Los cuatro laterales del campanario de Albaida se abren diariamente como si fueran una granada; cualquier día de estos lo veremos en el suelo'. Así denuncia de nuevo el portavoz de la Colla de Campaners de Albaida, Toni Beernguer, la situación ruinosa de la torre del campanario de la parroquia Mare de Déu del Remei de Albaida. La restauración está pendiente desde 1995, cuando se pidió a la Dirección General de Patrimonio una actuación para frenar el deterioro del campanario, y la espera a acabado con la paciencia de la Colla, que ha aplazado un encierro tras recibir la promesa del arzobispo de Valencia, Agustín García-Gasco, de que pronto empezarán las obras.

Desde 1995, este monumento del siglo XVII sólo ha disfrutado de una intervención: la instalación de andamios a su alrededor, con lo que se ha esfumado el presupuesto de siete millones de pesetas que la Plataforma Pro-restauración del campanario había recogido en loterías, donativos y rifas. Seis años después, el desgaste continÚa haciendo de las suyas en este monumento histórico amenazado de ruina.

Diariamente un centenar de personas pasan ante esta torre campanario para acudir a misa o pasear por los alrededores de la parroquia. Pero además de las trágicas consecuencias que podría acarrear la caída del campanario, está en juego el patrimonio histórico artístico adyacente a la iglesia, el Museo José Segrelles y el Palacio de los Milà i Aragó. Las medidas preventivas llegaron hace aproximadamente tres años cuando el arquitecto municipal obligó a la Colla de Campaners, la asociación cívica que se encarga del mantenimiento de las seis campanas del campanario -que pesan en total casi 3.000 kilos-, a dejar de hacerlas sonar.

Como solución provisional, la Colla decidió trasladar las campanas que durante siglos se han oído desde lo alto del campanario al centro de la plaza Mayor de Albaida delante de la Torre del Mig del Palacio de los Milà i Aragó. Desde entonces, cada día el sacristán hace sonar los toques pertinentes a apenas un metro del suelo. 'No queríamos que los ciudadanos se acostumbraran a no oír los toques y retoques', recuerda Martí Jordá, uno de los 15 miembros de la Colla de Campaners de Albaida. El campanario, sin embargo, espera mudo la intervención que restaure su estructura antes de que se desplome sobre sus cimientos. Ésta es una de las pocas poblaciones de la comarca que mantiene sin electrificar el conjunto de campanas, que se extendió en los años setenta con la desaparición de la figura profesionalizada del campanero.

Gracias al voluntarioso esfuerzo de los miembros de la Colla de Campaners se ha mantenido el toque manual que ha pasado tradicionalmente de generación en generación. Durante los seis años de espera la Colla de Campaners, la Plataforma Prorestauración y el mismo Ayuntamiento de Albaida, gobernado por el socialista Joan Bodí, han estado reclamando a la Generalitat las mejoras necesarias para el campanario, sin conseguir ninguna respuesta efectiva.

El mismo presidente del Consell, Eduardo Zaplana, anunció en campaña electoral en junio de 1999 la recuperación del campanario de forma inmediata, pero aÚn así todavía no han llegado los 70 millones de pesetas previstos para la primera fase de las obras. 'El proyecto ha pasado por tres consejerías, la de Presidencia, Cultura y Obras PÚblicas sin que todavía se haya concretado nada', explicaba el portavoz de la Colla, Toni Berenguer.

Para ayer, la agrupación de campaneros de Albaida con la Colla de Campaners d'Ontinyent, la de Otos y L'Alqueria de la Comtessa, además del Gremi de Campaners Valencians, habían anunciado un encierro en la misma torre. Durante 12 horas permanecerían dentro del campanario para reivindicar de nuevo la restauración y mostrar además el descontento por las promesas incumplidas. Finalmente, el compromiso adquirido por el arzobispo de Valencia, Agustín García-Gasco, a Última hora del domingo, asegurando que en 15 días se licitarán las obras de restauración, aplazó la protesta. Si en 20 días esta promesa no va a misa, los campaneros se encerrarán.

Anna PINTER
"El País" (Comunidad Valenciana) (09/10/2001)
  • ALBAIDA: Campanas, campaneros y toques
  • CAMPANERS D'ALBAIDA (ALBAIDA) : Toques y otras actividades
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El País (2001)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 24-10-2017
    Convertir a PDF