LLOP i BAYO, Francesc - Informe sobre el concierto de campanas de Llorenç BARBER en Zaragoza y la viabilidad de campanas bandeadas en el mismo.

Informe sobre el concierto de campanas de Llorenç BARBER en Zaragoza y la viabilidad de campanas bandeadas en el mismo

A petición del Arquitecto Conservador de la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza informamos sobre el concierto de campanas previsto en la ciudad de Zaragoza, con motivo de la Expo del Agua, y la posibilidad de utilizar campanas bandeadas en el mismo, de acuerdo con su estado actual de conservación.
Utilizaremos el término tradicional de bandear empleado en Aragón para el volteo completo de las campanas, y de repicar para el toque de campanas fijas mediante el movimiento del badajo u otro mecanismo interno o externo de percusión. Señalaremos que el concepto tradicional de toque general de campanas, una conjunción armoniosa de las campanas de una ciudad, se opone a la concepción de los Conciertos de Ciudad de Llorenç BARBER, presentados como una masa sonora, multiforme y carente de ritmo.
Indicaremos también la imposibilidad de poder bandear alguna o algunas de las campanas de la mayor parte de las torres de titularidad eclesiástica de la ciudad de Zaragoza, debido a las últimas obras de restauración arquitectónica, aunque en tres o cuatro sería posible, con algunas modificaciones rápidas, el bandeo de una o varias campanas, tanto de manera provisional para el citado concierto, como de manera permanente, de acuerdo con las tradiciones locales, para las señales y avisos ordinarios y extraordinarios de las citadas torres.

El concepto tradicional de concierto de campanas

No existe una idea de concierto para los toques de campanas, sino la utilización conjunta, ordenada, armoniosa y rítmica de los toques de las diferentes torres de una ciudad para la celebración de actos regulares o extraordinarios, como las fiestas de la ciudad o los toques de difuntos de gran prestigio social (como papas, reyes o arzobispos).
En este caso la coordinación parte siempre de la torre – o torres – con mayor dignidad, generalmente la catedral o colegiata, que es reproducido y completado por las torres de inferior categoría, que lo transmiten a su vez a otras menores. Por decirlo de manera plana, comienza la catedral, siguen las parroquias, a éstas los conventos, pequeñas iglesias y ermitas de cada demarcación.
Por otra parte los silencios forman parte del toque: la catedral comienza la primera y termina la última, y mientras guarda silencio, también lo hacen las demás. De este modo el sonido se extiende de centro a periferia. Como, por lo general, las torres más alejadas (y menos importantes) tienen menos campanas, acaban antes, por lo cual el silencio vuelve hacia el centro, hasta que la catedral reinicia los toques. Así era habitual, una víspera de fiestas a mediodía, por ejemplo que se tocase durante una hora, cinco veces, durante unos ocho o diez minutos cada vez, a las 12, 12:15, 12:30, 12:45 y a la 1.
En este sentido cada torre toca sus toques específicos, en el momento en que es invitada a tocar, consiguiendo así una armonía a partir de diversas peculiaridades locales: cada torre toca a su manera, pero como lo hacen conjuntamente, en orden, y con un ritmo temporal establecido, se construye la sensación sonora de formar parte de una misma comunidad.
Finalmente, y no es poco, en la sociedad tradicional, las campanas son tocadas por especialistas, a menudo llamados en Aragón sacristanes, porque compartían ambos trabajos: los campaneros especializados apenas existían excepto en torres muy importantes, como ambas catedrales y San Pablo en Zaragoza.

El concepto de concierto de ciudad de Llorenç BARBER

Llorenç BARBER trata de provocar a través de las campanas, en tantos sitios abandonadas y silenciosas. Sus conciertos realizados con motivos varios, con gran despliegue de medios de comunicación, se basan en conceptos muy diferentes.
En primer lugar no hay una centralidad y una coordinación única, sino que se trata de plurifocalidad: la única coordinación es el cronómetro, que se activa en cada torre a partir de alguna señal previa, por lo general dos o tres potentes petardos que ponen en marcha los toques.
El concierto se presenta como un TOTUM CONTINUUM; durante una hora, aproximadamente, todas las torres con todas sus campanas, estarán tocando, de manera continuada, sin apenas silencios, y buscando la ausencia de ritmos. Hay bloques en el concierto, uno tras otro, y sin silencios, que
se repiten al unísono en todas las torres, tengan tres o 15 campanas, sin dar tiempo al respiro que transmiten los silencios. Finalmente, y no es lo menos importante, el concierto debe realizarse, en la medida de lo posible, por gente que no sepa de campanas; si no tienen ninguna experiencia mejor, y si no saben música mejor aún.
En consecuencia no bandean las campanas – un arte que requiere experiencia, conocimiento y mucha habilidad – y tampoco repican en el sentido tradicional: sabido es que para hacer buenos ritmos una persona necesita tocar varias campanas al mismo tiempo, al menos una en cada mano, para producir ritmos reconocibles.
Por el contrario, se busca la masa sonora, la impresión, el color, todo ello en lugares de acceso complicado, con campanas siempre difíciles y que requerirían técnicas complejas para sacarles todo su partido.

Utilización de campanas bandeadas

En consecuencia no han movimiento de campanas en los conciertos de BARBER, porque supondría contar con especialistas, algo contrario a su concepto de basar el toque en aficionados, en voluntarios, que a menudo no son remunerados, y que lo hacen por la aventura de participar en un evento de estas características.
Por otra parte, como veremos a continuación, las intervenciones arquitectónicas de las últimas décadas en Zaragoza dificultan, si no impiden el movimiento de las campanas.

En consecuencia, los conciertos de BARBER son un producto mediático, de escaso contenido musical y no sujeto a las reglas acústicas (por ejemplo, el sonido se desplaza a 330 metros por segundo, con lo que sería imposible conseguir toques al unísono, por concepto), a las reglas estéticas o rítmicas ni a los conocimientos de los especialistas en este instrumento (que los hubo, los hay y puede volver a haberlos).

El bandeo de campanas en Zaragoza

El modelo tradicional zaragozano se basaba en el repique de dos o más campanas, mientras que bandeaba la campana mayor. Este toque modelo, que solía ser interpretado por dos personas (una toca las pequeñas con las manos y las grandes con un pie, mientras que la otra persona bandea la campana mayor a manos o con soga), se completaba en muchas torres, y según las fiestas con el repique de todas o con el bandeo de todas.

Estado de conservación de las campanas de Zaragoza

La mayor parte de estos toques son imposibles debido a las características actuales de las torres zaragozanas.
Indicamos en una tabla las diversas torres del centro, sus limitaciones, una posible intervención urgente para el concierto, así como una intervención más seria para recuperar los toques tradicionales.

IglesiaConservaciónActuación para conciertoPosible restauración
PilarEn proceso de restauraciónPodrán bandear de 7 a 9 campanas - Especialistas muy cualificadosEn proceso de restauración
SeoInstalación tradicional - Hay rejas y electromazos detrás de las campanas que impiden su movimiento. Las dos campanas del reloj difícilmente accesibles.Se podría quitar de una a tres rejas y los electromazos que hay detrás de las tres campanas que dan a la plaza - Bandeo por especialistas muy cualificadosCambiar la protección pasiva (rejas) por otros medios - Reubicar la escalera que impide el bandeo de la Valera, la mayor campana de bandeo de Aragón, restaurar el conjunto. Restaurar las del reloj para que toquen ellas las horas (y no las litúrgicas)
San CarlosUna sola campana - ¿Obras de la torre?Revisar si es posible el bandeo
Santa CruzCuatro campanas - instalación tradicional. Rejas detrás y electromazos debajo que impiden todo movimiento.Se podrían quitar las rejas y tratar de bandear unas campanas que no lo han hecho desde al menos 40 años.Cambiar la protección pasiva (rejas) por otros medios - Restaurar el conjunto para que puedan repicar y bandear
San NicolásCuatro campanas, toque manualDelicado estado de conservación del conjunto - Mejor que repiquen nada más aunque tres podrían bandear, con escasos conocimientos.Restaurar el conjunto para que puedan repicar y bandear
PortilloCuatro campanas - instalación tradicional. Rejas detrás y electromazos debajo que impiden todo movimiento.Se podrían quitar las rejas y tratar de bandear unas campanas que no lo han hecho desde al menos 40 años.Cambiar la protección pasiva (rejas) por otros medios - Restaurar el conjunto para que puedan repicar y bandear
AltabásCuatro campanas - instalación tradicional. Rejas detrás y electromazos debajo que impiden todo movimiento.Se podrían quitar las rejas y tratar de bandear unas campanas que no lo han hecho desde al menos 40 años.Cambiar la protección pasiva (rejas) por otros medios - Restaurar el conjunto para que puedan repicar y bandear
Escuelas PíasCuatro campanas - instalación tradicional. Rejas detrás y electromazos debajo que impiden todo movimiento.Se podrían quitar las rejas y tratar de bandear unas campanas que no lo han hecho desde al menos 40 años.Cambiar la protección pasiva (rejas) por otros medios - Restaurar el conjunto para que puedan repicar y bandear
Corazón de JesúsDos campanas, bandeo eléctrico, en el interior de la torre, apenas se aprecian de la calle.Estado de conservación dudoso - Probablemente lo mejor sea repicar nada más.Evaluar si deben restaurarse - ¿Templo sin culto?
San FelipeCinco campanas instalación tradicional, las tres mayores rotas.Solo se pueden bandear o repicar las dos menores.Restaurar el conjunto para que puedan repicar y bandear. Soldadura de campanas rotas.
Santa IsabelTres campanas, con reja detrás - Todas fijasSe podrían repicar, aunque carecen de badajos - Solo con electromazo.Cambiar la protección pasiva (rejas) por otros medios - Restaurar el conjunto para que puedan repicar y bandear.
San MiguelTras la restauración, sacadas de las ventanas y colgadas del interior de vigas de hierro, sin posibilidad de bandear ni de repicar manualmente.Sin posibilidad sin una intervención fuerte.Reubicar las campanas en las ventanas - Cambiar la protección pasiva (rejas) por otros medios - Restaurar el conjunto para que puedan repicar y bandear
San PabloTras la restauración, sacadas de las ventanas y colgadas del interior de vigas de hierro, sin posibilidad de bandear ni de repicar manualmente.Sin posibilidad sin una intervención fuerte.Reubicar las campanas en las ventanas - Cambiar la protección pasiva (rejas) por otros medios - Restaurar el conjunto para que puedan repicar y bandear
San GilTras la restauración, sacadas de las ventanas y colgadas del interior de vigas de hierro, sin posibilidad de bandear ni de repicar manualmente.Sin posibilidad sin una intervención fuerte.Reubicar las campanas en las ventanas - Cambiar la protección pasiva (rejas) por otros medios - Restaurar el conjunto para que puedan repicar y bandear
MagdalenaTras la restauración, sacadas de las ventanas y colocadas en el interior de vigas de hierro, sin posibilidad de bandear ni de repicar manualmente.Escasas posibilidades visuales y acústicas por encontrarse en el interior de la torre.Reubicar las campanas en las ventanas - Cambiar la protección pasiva (rejas) por otros medios - Restaurar el conjunto para que puedan repicar y bandear
Santa EngraciaInstaladas al estilo alemán (mismo instalador del Pilar) sin posibilidad de bandear ni de repicar manualmente.Sin posibilidad sin una intervención fuerte.Reubicar las campanas en las ventanas - Cambiar la protección pasiva (rejas) por otros medios - Restaurar el conjunto para que puedan repicar y bandear

Francesc LLOP i BAYO (27-06-2008)
  • ZARAGOZA: Campanas, campaneros y toques
  • BARBER, LLORENÇ: Toques y otras actividades
  • Conciertos de campanas: Bibliografía
  • Restauración de campanarios: Bibliografía
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Francesc LLOP i BAYO (2008)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 17-10-2017
    Convertir a PDF