Noticias de Álava - La excursión de "La Garbancera"

La excursión de "La Garbancera"

Y, poco después, tomó tierra en la plaza de Santa María.
Y, poco después, tomó tierra en la plaza de Santa María.

El zumbido se apodera poco a poco, como un mantra eternamente repetido, de la plaza de Santa María. Una enorme grúa Ibisate, aparcada en Fray Zacarías Martínez, reza su indiscreta oración ante el templo. El ruido apaga el rumor de la fuente, esconde las conversaciones, silencia el paso de los coches. A su paso, los viandantes no pueden evitar mirar al cielo, seguir el arco del brazo de hierro, empeñado en sacarle las cosquillas a la torre.

Sólo se escucha el zumbido de la máquina, que reta a Santa María a un duelo de alturas. El sonido lo invade todo, pero no es el culpable del silencio en la torre. Hace tiempo que las campanas, descolgadas, esperan con temor y ansias la visita del brazo de hierro. Saben que él las deslizará suavemente hasta el suelo, que las desterrará de sus dominios para volver con más fuerza, para tañer como si no hubieran pasado los siglos.

Bajo el sempiterno zumbido, se mastica -campanadas de mediodía- un pequeño halo de nerviosismo. La seguridad es máxima. La lluvia, compañera incómoda, se ha quedado sesteando tras el cielo plomizo. El control de velocidad del viento certifica que es un buen momento. Mientras tanto, los operarios, ajenos al vértigo, disponen el sistema con paciencia, justo bajo la esfera del reloj. Cubren los instrumentos con una suerte de casco de boxeo y abren una puerta en el andamiaje.

En la plaza, a pie de calle, los curiosos empiezan a hacer piña. Otros apenas echan un vistazo, camino del mantel. Ya se lo explicarán más tarde. Un turista se debate entre ambas posibilidades, enfocando con su cámara la operación mientras observa de reojo el menú del restaurante Querida María . Protegido por su casco blanco, el director de la Fundación Santa María, Juan Ignacio Lasagabaster registra todo en sus retinas. Y documenta el proceso con su objetivo digital.

14.05 horas. La primera campana comienza a descender. Es la más complicada. Al menos, la más pesada. Algo más de 3.000 kilos, apuntan, aunque cuando se forjó, allá por el año 1857, el peso se medía en arrobas (1 arroba=11,5 kilos).

No es sólo una campana más. Es La Garbancera . El mote lo recuerda un vecino, porque la tocaban los sábados para poner los garbanzos -plato por entonces de domingo- a remojo para el día siguiente. La madrina de las leguminosas tarda su tiempo en abandonar el nido de la torre, como una cigüeña tímida, tras más de siglo y medio cobijada en su interior. Por fin, se suspende en el aire y desciende tranquilamente hasta el suelo.

Desde lo alto, los operarios de Artemon observan la bajada en balcón privilegiado. Abajo, Lasagabaster respira tranquilo. "Cuando las ves de cerca impresionan", reconoce, explicando luego la doble necesidad del proyecto. Por un lado, las seis campanas -La Garbancera y sus hermanas mayores, de 1847, 1850 e incluso del siglo XVI- tienen que recuperarse, ya que algunas de ellas poseen fisuras. Por otro, sacarlas de su hábitat permitirá "restaurar la piedra de los arcos donde se albergan, el cuerpo de campanas, y consolidar las barandillas", proceso al que su presencia habría sumado impedimentos.

En función de su estado, las hermanas -"que han aguantado hasta la fecha bastante bien"- serán enviadas a un taller o restauradas in situ , en la misma plaza. Es algo que ilusiona a Lasagabaster, otro rincón para extender el Abierto por obras . "Podría ser interesante ver esa labor, que se pueda incluso fundir una nueva, ver cómo se calienta el horno y se echa el bronce". Hay huecos incluso, para dos hermanas más, sendos espacios cegados que se van a abrir en estos trabajos.

Dentro de dos años, La Garbancera volverá a subir. Su labra volverá al cielo: "Por Echebaster construida, María solemne me llamo, por grande fui escogida. Soy la voz de ángel que de alto suena, Ave María gratia plena ". Recuperar "su lenguaje" propio es el principal sueño.

Noticias de Álava (12-06-2008)
  • VITORIA - GASTEIZ: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Noticias de Álava (2008)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 16-12-2017
    Convertir a PDF