ESCRIVÀ, A. - La Colegiata de Gandia repara las campanas para evitar que se descuelguen por su deterioro

La Colegiata de Gandia repara las campanas para evitar que se descuelguen por su deterioro

El abad pide una ayuda de 60.000 euros para una restauración integral y cambiar las sujeciones de hierro por otras de madera



Las campanas de la Colegiata están siendo estos días objeto de unos trabajos de restauración de urgencia. Su estado de deterioro es avanzado lo que ha motivado que se intervenga sobre ellas con mucha celeridad. Está actuación, que cuenta con un presupuesto de 1.950 euros y estará concluida para el volteo del Corpus Christi del domingo, está incluida dentro de un gran proyecto de rehabilitación de los instrumentos.

El propio abad, Ángel Saneugenio, encargó a una empresa valenciana especializada en este tipo de trabajos que realizara un estudio sobre el estado de conservación de estos elementos. Los técnicos que examinaron el campanario concluyeron que, previamente a la gran intervención, resultaba necesario acometer pequeños arreglos urgentemente para evitar, entre otros males, que se rompan e incluso se desprendan y caigan como ya ha ocurrido en otros municipios.

Lo que se va hacer ahora es la colocación de una pieza de madera, el soquet, en los badajos de las campanas mayores para mejorar el punto de golpeo, y se va a instalar un badajo con cuerdas especiales de nylon de gran resistencia y cables de seguridad para fijarlas.

"La Colegiata de Gandia se adelante a la celebración del V Centenario del nacimiento de San Francisco de Borja con la petición de inclusión en la línea de ayudas de la Dirección General de Patrimonio para restaurar las instalaciones de Campanas Tradicionales de la Comunitat Valenciana", explicó el religioso.

La petición de ayudas, que se eleva a 60.958 euros, se presentó hace unos días. Pero resulta imprescindible esa primera actuación antes las deficiencias detectadas.

"Confiamos en la sensibilidad de la Conselleria en prestar esta ayuda, pues fue la administración pública quien declaró la Colegiata Monumento Histórico Nacional. Una vez más hago una invitación a la administración central del Estado, por medio del Ayuntamiento de Gandia, a que se implique en los trabajos de recuperación por medio del 1% cultural aplicable a este fin", apuntó.

El proyecto que ahora se pretenden llevar a cabo se ha elaborado tras la visita realizada al campanario. La empresa consultada redactó un informe sobre el estado de las campanas así como de los equipamientos instalados para sus toques automáticos.

El campanario está configurado por cuatro cuerpos bien diferenciados. El primero actúa como base y en los tres superiores se albergan las campanas. En el segundo están las tres mayores, litúrgicas; en el tercero los dos tiples también de uso litúrgico, actualmente en desuso; y en el cuarto, las horarias que marcan los toques de cuartos y horas.

Es mucha la importancia histórica de estas últimas, ya que la campana de cuartos, de aproximadamente 160 kilogramos, data de 1783 y la de horas, de unos 850 kilogramos, es aún más antigua. Pero el primer estudio realizado se ha centrado en las otras, dada la inmediatez que requiere su recuperación.

El principal problema que los expertos hallaron fue la modificación de su instalación tradicional. Para la recuperación acústica "es necesario efectuar una limpieza profunda por fuera y por dentro de los bronces con el procedimiento de chorreo a baja presión", lo que ayudará a eliminar la capa de óxido y suciedad incrustada que afecta al tono, al timbre y duración sonora. Es decir, podrían recuperar su sonoridad original perdida por el paso del tiempo.

Peligro de rajarse

Las campanas con yugos de hierro corren peligro de rajarse por no ofrecer en el volteo la rotación natural, transmiten vibraciones a los muros e interceden en el sonido del bronce al vibrar también.

"No es nuestra intención alarmar, pero sí nuestro deber informar de que en los últimos dos años se han dado varios casos de campanas similares caídas de las torres en Villanueva de Castellón, Vilarreal, Llaurí o Torrent", aseguran los expertos.

Los yugos de madera recuperan la estructura original, voltean con el eje en el asa y rotan de la manera correcta. Se evitan transmisiones de vibraciones al campanario porque la madera es aislante y el sonido del bronce es limpio y puro. Por ello, concluyen, será necesario reconstruir los apoyos al muro y recuperar las estructuras de madera para todas las campanas. Los experos confían en que se conserve información o fotografías que ayuden a respetar la forma original.

En cuanto a los motores, los que hay actualmente mutilan los toques tradicionales. La propuesta que hace la empresa es la instalación de un motor electrónico de impulsos que es un sistema que al voltear la campana reproduce los toques manuales. No transmite vibraciones a los muros, tiene un regulación de velocidad de volteo, un freno progresivo e incluso la inversión del sentido del giro. Ofrece además la posibilidad de ejecutar el medio vuelo a dos alturas, es decir, un balanceo bajo y otro más alto incluso con parada de la campana boca arriba. Con ellos se pueden reproducir todos los toques tradicionales.

Los martillos son otra parte importante. Hoy en día no funciona ninguno, de hecho hay uno que está en el suelo. Los técnicos consideran que la mejor opción es sustituirlos por unos electromartillos de efecto látigo de última generación que no requieren para su colocación trabajos de albañilería, que respetan al máximo los edificios históricos, es rápido y puede regularse fácilmente.

Los badajos y asas "no son los más adecuados". Algunos, son demasiado antiguos y están totalmente desgastados; otros, son de hierro y deteriora demasiado el bronce, y además carecen de cable de seguridad, con lo que corre riesgo de romperse y caer; y por último, otros tocan demasiado altos con grave peligro de rotura de las campanas, pesan poco y rebotan.

El informe presentado apunta que el badajo debe ser construido en hierro dulce más blando que el bronce, puesto que lo que debe desgastarse en las percusiones en el badajo y no el bronce.

ESCRIVÀ, A.
Las Provincias (23-05-2008)
  • GANDIA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía
  • Conservación, mantenimiento: Bibliografía
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Las Provincias (2008)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 19-10-2017
    Convertir a PDF