CORTÉS, Iker - Nueva voz para San Antonio

Nueva voz para San Antonio

La parroquia de Infiesto acoge desde ayer dos nuevas campanas de 340 y 120 kilos. La operación tuvo un coste de doce mil euros

GRÚA. Un operario se dispone a subir la campana. / S. S. M.
GRÚA. Un operario se dispone a subir la campana. / S. S. M.

Las ordenó hacer el antiguo párroco hace ya diez años, pero hasta hoy los vecinos de Infiesto no sabían cómo sonaban. Después de coger polvo en un almacén, dos campanas -la primera de 340 kilos y 83 centímetros de diámetro y la segunda de 120 kilos y 56 centímetros de diámetro- se sumaron ayer a las otras dos que permanecen instaladas en el campanario de la Parroquia de San Antonio desde principios de siglo. Con toda solemnidad, la más grande se colocaba mirando a Infiesto.

Los dos operarios de la empresa Caresa, que ayer se ocupaban de su colocación, todavía trabajarán hoy para poner a punto el dispositivo informático que dará una nueva y versatil voz a la iglesia. Y es que, gracias a los adelantos tecnológicos son más de seiscientos los tonos que ofrece el nuevo campanario. Además, la parroquia se ahorra el costosísimo dispositivo que hubiera permitido voltear las campanas ya que el programa informático lo simula a la perfección. Por no hablar de que pueden funcionar durante todo el día, algo que el párroco de Infiesto, Francisco Donate, lejos de descartar seguirá a pies juntillas: «La campana va a trabajar como un reloj porque después de hacer un desembolso de este tipo, sería desaprovechar las posibilidades».

Pero, ¿cuánto ha costado todo? En realidad, las campanas ya estaban pagadas. Calculan que en su día costaron unos dos millones de pesetas, doce mil euros. Pero, según Donate, su valor ha aumentado «hasta los 18.000 euros». Doce mil euros también ha costado alquilar la grúa que ayer levantaba las pesadas campanas, construir los soportes par el campanario y el equipo informático que lo gestionará en su totalidad.

La colocación

A los vecinos parece no importarles. Javier Sánchez, una de las personas que miraba atento cómo colocaban las campanas, dice que «es fenomenal que después de tanto tiempo se pongan y no molestan a nadie». Su amigo Enrique Rodríguez es de la misma opinión y se muestra encantado: «Fui monaguillo en los años sesenta y tocábamos campanas cuando había actos, algún muerto o se incendiaba una casa. Ahora funcionarán solas aunque siempre es una pena que todo se automatice».

Pasadas las diez de la mañana llegaba la imponente grúa a cuyos mandos se encontraba Juan Pablo González Fernández. Antes de subir las campanas, colocaron un sistema de poleas en el interior del campanario. De esta manera, los operarios podrían manejar el pesado objeto una vez se acercara el brazo de la grúa al campanario. Para ello fue fundamental la construcción, en su día, de las nuevas escaleras de madera que suben hasta el 'mirador' ya que «las antiguas no hubieran soportado el peso de las campanas», comentó el párroco.

Tras cortar gran parte de la rejilla que separa el ventanal del vacío, subía la más pequeña de las campanas hacia las doce menos cuarto de la mañana, ambas elaboradas en bronce, con la firma de Abel Portilla -de la empresa cántabra Hermanos Pontilla- y con la siguiente inscripción: «Parroquia San Antonio de Infiesto, Jubileo año 2000. Gloria y alabanza a ti Padre, hoy y siempre por los siglos». Minutos más tarde, lo hacía la más pesada y daban las doce en el reloj del ayuntamiento. A buen seguro, desde hoy las campanas del Consistorio no sonarán en soledad.

CORTÉS, Iker
El Comercio Digital (16-05-2008)
  • INFIESTO: Campanas, campaneros y toques
  • CARESA S. L. (VALLADOLID): Inventario de campanas
  • CARESA S. L. (VALLADOLID): Intervenciones
  • PORTILLA, HERMANOS (GAJANO) (MARINA DE CUDEYO) : Inventario de campanas
  • PORTILLA, HERMANOS (GAJANO) (MARINA DE CUDEYO) : Intervenciones
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Comercio Digital (2008)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 19-07-2018
    Convertir a PDF