GODIA, Vanessa - “Volverá a sus orígenes”

“Volverá a sus orígenes”

Pallás trabajará en la propia torre. - Foto DIARIO DEL ALTOARAGÓN (07-04-2008)
Pallás trabajará en la propia torre. - Foto DIARIO DEL ALTOARAGÓN (07-04-2008)

Las campanas de la Torre Alta de la Basílica del Pilar volverán a sonar como antaño. Ese es, al menos, el reto que tiene por delante el relojero Alfredo Pallás, que tiene su taller de trabajo en la localidad oscense de Lascellas.

El Gobierno de Aragón le ha adjudicado este proyecto, que contempla la limpieza de las nueve campanas de esta torre para devolverles su sonoridad, la reconstrucción de sus yugos y contrapesos en madera, y su colocación en sus espacios originales, los ventanales de la torre, lo que permitirá recuperar sus toques tradicionales.

Colocación de las campanas de la Torre Alta del Pilar siguiendo el modelo alemán, que impedía el volteo completo. - Foto DIARIO DEL ALTOARAGÓN (07-04-2008)
Colocación de las campanas de la Torre Alta del Pilar siguiendo el modelo alemán, que impedía el volteo completo. - Foto DIARIO DEL ALTOARAGÓN (07-04-2008)

Y el tiempo apremia, ya que el plazo de ejecución es de apenas un mes y medio: las campanas deben estar a punto para la inauguración de la próxima Feria Internacional de Zaragoza. Por ello, Alfredo Pallás ya se ha puesto manos a la obra. Trabajará en la sala de campanas, en la misma torre. “En principio, se había pensado en bajarlas y llevarlas a un taller, pero el peso de las campanas y sus dimensiones lo hacía imposible”, apunta Teodoro Ríos, arquitecto responsable de las obras de rehabilitación del Pilar. Y es que el peso de estas campanas oscila entre los 50 kilogramos de las más pequeñas y los más de 2.000 que pesa la mayor de ellas, conocida como La Pilara. Pallás reconoce que están acostumbrados a trabajar con estos condicionantes y explica que bajar las campanas para su traslado al taller hubiera resultado si no imposible, sí muy difícil. “Si se pone una grúa, tendría que ser lo suficientemente grande para poder bajar estas campanas y tendría que colocarse en la plaza del Pilar. El problema es que el aparcamiento está abajo y podría hundirse”.

Parte de las campanas menores. - Foto DIARIO DEL ALTOARAGÓN (07-04-2008)
Parte de las campanas menores. - Foto DIARIO DEL ALTOARAGÓN (07-04-2008)

Sólo una de las campanas, la Santa Ana, ha abandonado la torre para ser restaurada en el taller de los Pallás, ya que su menor tamaño hacía posible su traslado. Servirá, dice Alfredo, “de muestra para el resto”. Y es que el trabajo que les queda por delante no será fácil.

Primera fase

Tras bajar las campanas a la sala de la torre en la que se va a trabajar y después de haber montado allí su taller provisional, lo primero será limpiar las campanas. “No están en mal estado, están simplemente muy sucias, lo que afecta a su sonoridad”, apunta Teodoro Ríos. Tras este proceso, que se realizará con una máquina de aire a presión y una serie de productos específicos, se pulirán y barnizarán para que recuperen todo su esplendor.
Alfredo Pallás junto a una de las campanas que restaurarán durante las próximas semanas.
  - Foto DIARIO DEL ALTOARAGÓN (07-04-2008)
Alfredo Pallás junto a una de las campanas que restaurarán durante las próximas semanas. - Foto DIARIO DEL ALTOARAGÓN (07-04-2008)

La siguiente fase tampoco estará exenta de dificultad. Habrá que construir y montar sobre las campanas sus respectivos yugos y contrapesos de madera, elementos de los que fueron despojadas durante la mecanización que se llevó a cabo en los años setenta. En esa misma época se decidió también cambiar el emplazamiento de las campanas, que pasaron de los ventanales al castillete que han ocupado hasta ahora.

Recuperar la tradición

“Al haberlas puesto en el castillete para tocarlas al estilo alemán, las campanas no bandeaban enteras, simplemente se movían en un medio bandeo, no daban la vuelta completa como es lo tradicional en Aragón”, explica Teodoro Ríos. “Tampoco se podían hacer repiques -prosigue-, con lo cual se perdieron todos los toques propios del Pilar, toques ancestrales. Ahora, vamos a realizar el proceso contrario”. El arquitecto avanza que “se van a instalar unos mecanismos modernos que permitan tocar tanto manual como mecánicamente. Recuperaremos completamente el movimiento de las campanas y sus toques”. Para ello, dice Alfredo Pallás, “tenemos que hacer el traje a la medida, porque nosotros no podemos cambiar ninguna tradición”. El relojero no duda de que, una vez terminado su trabajo, la torre más antigua de la Basílica del Pilar “volverá a sus orígenes”.

GODIA, Vanessa
Diario del Alto Aragón (07-04-2008)
  • ZARAGOZA: Campanas, campaneros y toques
  • RELOJES PALLÁS (ZARAGOZA): Intervenciones
  • RELOJES PALLÁS (ZARAGOZA): Inventario de relojes
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario del Alto Aragón (2008)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 17-12-2017
    Convertir a PDF