TORMOEL PUIG, Silvia - Un retoque a las campanas de El Puig

Un retoque a las campanas de El Puig

Una grúa de 25 metros de altura permite bajar dos de los cuatro bronces del monasterio para restaurarlos

Un grúa baja una de las campanas que va a ser restaurada
Un grúa baja una de las campanas que va a ser restaurada

Los avances tecnológicos llegan al Monasterio de Santa María de El Puig. Ayer una grúa de más de 25 metros llegó al convento para bajar dos de las cuatro campanas con las que cuenta la torre del monasterio. Por primera vez desde que se instalaron, en los años 40, las dos campanas se van a restaurar para que recuperen el esplendor que tenían hace casi 100 años, pero también para adaptarlas a los nuevos tiempos. Durante su remodelación, se instalará un mecanismo capaz de hacer mover las campanas con impulsos electrónicos.

Gracias a este dispositivo los hermanos mercedarios podrán manejar el movimiento de las campanas a través de un ordenador que estará ubicado en la base del campanario. Ya no tendrán que subir las escaleras de la torre para poder hacer sonar las campanas.

Además, con este nuevo sistema el monasterio podrá recuperar toques de campana tradicionales que actualmente, debido a su estado de deterioro, no se podían hacer.

Según indicaron ayer responsables de la empresa encargada de la implantación de este sistema, "de esta forma, no sólo se restauran las campanas y, por tanto, se conserva el patrimonio, sino que también se recuperan algunos toques de campana que actualmente no se hacían y por tanto también se rescata ese patrimonio perdido".

Toques de difuntos, misas, procesiones o angelus recuperarán gracias a la tecnología los repiques tradicionales.

Además, otra de las ventajas de este nuevo sistema de impulsos electrónicos es que no se deteriorará la torre del campanario y las campanas no soportarán tanto esfuerzo.

Media tonelada

A las 9.30 horas comenzó la bajada de las campanas ante la atenta mirada de decenas de vecinos de la localidad. La primera en bajar fue María de las Mercedes, la más grande del campanario. Su peso ronda los 620 kilos y tiene un diámetro de 1,02 centímetros.

Dos horas más tarde bajaba la segunda de las campanas, también de nombre María de las Mercedes. Esta campana data de 1940, pesa 480 kilos y tiene un diámetro de 94 centímetros.

Durante los próximos cuarenta días se llevará a cabo la restauración, que consistirá en limpiar las campanas y sustituir los yugos de hierro por madera. También se cambiarán los badajos, muy deteriorados por el paso de los años, y se pondrá protección en el interior de la campana

La primera restauración

La restauración de ayer es la primera que se realiza en las campanas del monasterio de El Puig. Nunca hasta la fecha se habían descolgado desde que se colocaron en los años 40, y de ahí la expectación que se levantó ayer en la localidad para poder ver las enormes campanas de cerca.

Por otra parte, la torre del monasterio tiene dos campanas más pero de momento en ellas no se va a realizar ninguna actuación. La más pequeña, María, pesa 24 kilos tiene un diámetro de 35 centímetros y es la más antigua, data de 1777. Es la única campana fija y es utilizada para dar los toques del reloj.

La otra campana que cuenta el monasterio es Merceditas. Es de 1958, pesa 37 kilos y mide 40 centímetros de diámetro. Esta es la única de la abadía que sigue tocándose al estilo tradicional.

Según indicaron ayer los restauradores, "el nuevo sistema de volteo de campanas no sustituye la función del campanero sigue respetándolo pero da la opción de que se pueda realizar de una forma más cómoda".

Las dos campanas volverán a El Puig a principios de marzo. Una fecha en la que los vecinos de esta localidad volverán a reunirse en el monasterio para ver de cerca la nueva cara de las campanas que les darán las horas y les llamarán a misa.

Esta es una más de las numerosas actuaciones previstas para restaurar el monasterio, una de los edificios históricos más importantes de la Comunitat. La última actuación realizada por la Conselleria de Cultura fue la restauración de las piezas del Museo de la Imprenta, ubicado en el interior del edificio.

Además, los historiadores locales creen que todavía queda mucho por descubrir. Una de las hipótesis que barajan es que pueda haber nuevas criptas. "El monasterio del Puig es una de las construcciones más importantes que existen en la provincia y se tiene que analizar", dicen.

Los estudiosos quieren que desde las instituciones se dé mayor importancia a una de las joyas de la historia y la arquitectura valenciana.

La propia Generalitat Valenciana ha elegido este edificio histórico como sede de la futura universidad internacional que ya ha comenzado su andadura.
TORMOEL PUIG, Silvia
Las Provincias (29-01-2008)
  • EL PUIG DE SANTA MARIA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Las Provincias (2008)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 16-12-2017
    Convertir a PDF