GASCO, J. I. - Silencio en el campanario

Silencio en el campanario

Técnicos de la Diócesis y de la Consejería recomiendan no tocar las campanas de la iglesia de San Asensio por miedo a que las ondas de sonido derrumben la torre, donde han aparecido grandes grietas



La alarma ha saltado y provocado una honda preocupación entre los vecinos. Responsables técnicos de la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño acaban de visitar la torre de la Iglesia de la Ascensión del Señor, de la villa riojalteña de San Asensio. Han constatado el deplorable estado en el que se encuentra, con un importante número de grietas en sus paredes de piedra y han aconsejado que no se toquen a volteo sus campanas. La torre, en el pasado, fue guía y referencia para peregrinos y viajeros al divisar su silueta en la lejanía.

A este acuerdo de no tocar a volteo las campanas se llegó tras un reconocimiento minucioso del monumento. Las razones que se apuntaron fueron que las ondas sonoras del estruendo producido por las campanas en el volteo podían perjudicar y dañar aún más las paredes de la torre, provocando un mayor agrietamiento, y por consiguiente, una ampliación de las brechas, pudiendo incluso venirse abajo la edificación que contiene la torre del citado templo. La torre acoge un total de seis campanas, algunas de éllas, de grandes proporciones.

La iglesia de la Ascensión del Señor se dedicó a este episodio de la vida de Cristo al haber existido antiguamente en sus inmediaciones un templo dedicado al mismo motivo. De ahí mismo fue donde se originó el nombre de la población de San Asensio (Santa Ascensión). La idea de levantar este templo data del año 1674, y su contrato de construcción fue firmado cuatro años después, con un presupuesto de 6.500 ducados. La torre del templo es obra de Juan de Raón, de la segunda mitad del siglo XVII.

En la citada torre, «las grietas ya se presentaban hace algún tiempo, y parecía que no existía ningún riesgo. Pero de un tiempo a esta parte, éstas han aumentado en número y también se aprecia un mayor grosor», apunta Jesús Visaira, de la junta parroquial de San Asensio.

Voz de alarma


El párroco de San Asensio, Germán Rodríguez, fue quien dio la voz de alarma entre sus feligreses y vecinos de la población ante «el mal estado y el peligro que representaba la torre de la iglesia». Con anterioridad, por miembros de la junta parroquial, ya se había advertido del estado de la torre, y se habían iniciado algunos contactos. Rodríguez califica la situación como «preocupante».

«No sería tan preocupante -dice el párroco- si se viera que no van a más esas grietas. Pero parece que van en aumento y no sabemos qué puede pasar». Destaca que «han sido colocados testigos en las piedras, en cada una de las brechas de la torre y así podremos comprobar si el problema va a más o no, dependiendo de si estos testigos se agrietan o no. Eso nos dará una visión del problema».

GASCO, J. I.
LaRioja.com (28-01-2008)
  • SAN ASENSIO: Campanas, campaneros y toques
  • Campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © LaRioja.com (2008)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 18-12-2017
    Convertir a PDF