HERRERO, Abelardo - Bronces agradecidos

Bronces agradecidos

La nueva campana "Mayor" debía haber estado puesta en su alcándara el 9 de octubre, día en que principiaban las fiestas en honor de San Francisco de Borja, pero "estando fundiéndola en el huerto de los reverendos padres escolapios, se desgració, no pudiendo efectuarse su entierro".

Son palabras del libro de Concejos y corresponden a la reunión del día 2 de diciembre de 1883. Motivaba la convocatoria la necesidad de solemnizar el acto del bautizo y bendición de la campana "Mayor", propiedad del Ayuntamiento, y que, por acuerdo tomado el 30 de julio anterior, se había hecho nueva.

El Sr. Presidente hizo saber que, a pesar de las dificultades por las que atravesaban las arcas municipales, se había costeado la fundición, no sin un gran esfuerzo, y que incluso se "había implorado la caridad de los nobles hijos de Gandia, habiéndose recaudado de entre los vecinos quinientas ochenta y cuatro pesetas" y que, finalmente, el acto de fundición había tenido lugar el día 23 de noviembre último, a las dos de la madrugada. (por cierto, aún se conserva la cavidad donde se ejecutó dicha fundición).

El acta del mencionado Libro de Concejos se encarga de informar sobre pormenores relativos al acto de la bendición, llevado a efecto en un tablado dispuesto en la plaza Mayor, junto a la puerta principal de la iglesia.

Entre las circunstancias protocolarias, presencia de maceros, ronda de alguaciles, guardia municipal y la banda de música de la ciudad; y entre las minucias del ritual, recepción, con cruz obrada, en el atrio de la iglesia colegial por parte del clero, acción de gracias al Todopoderoso, llamamiento explícito a los padrinos (don Federico Avargues Marco, propietario, y doña Francisca Rausell Ribot) y el bautizo propiamente dicho.

A la campana bendecida se le imponía el nombre de "María de la Asunción Francisca de Borja". De colofón, vivas y lágrimas emotivas de los concurrentes, al oír su tañido, y petición de que constara en acta el hecho para perpetua memoria.

Otras campanas fueron bautizadas y bendecidas también, aprovechando la solemnidad del acto: una para la ermita de Santa Ana; otra para el hospital de San Marcos, y una tercera, llamada Josefa, "de 25 arrobas, regalada por doña Josefa Piscopo Martínez, destinada a la torre de la colegial.

Pues bien, en la nota se dice textualmente: "La señora que regaló la campana llamada Josefa, murió al otro día de su bautizo, habiendo hecho su estreno con el fúnebre canto del toque de difuntos".

¿Tiranía del destino o gratitud de los bronces?

HERRERO, Abelardo
Las Provincias (02-12-2007)
  • GANDIA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (historia general y tópicos): Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Las Provincias (2007)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 19-10-2017
    Convertir a PDF