IGLESIAS VIQUEIRA - Las campanadas de la discordia

Las campanadas de la discordia

El alcalde de Baiona insta al cura de Sabarís a silenciar las señales del reloj de la parroquia por las noches ante las quejas vecinales

El reloj y el carillón se encuentran en la torre del templo de Santa Cristina. Foto José LORES
El reloj y el carillón se encuentran en la torre del templo de Santa Cristina. Foto José LORES

El debate sobre el ruido nocturno en las calles baionesas no sólo afecta a locales de copas. Al menos, así lo creen vecinos de las proximidades de la iglesia de Sabarís que se han quejado al ayuntamiento por las campanadas del reloj de la parroquia. El párroco de Santa Cristina, Antonio Soto Martínez, recibió ayer comunicación por parte del alcalde baionés, Jesús Vázquez Almuiña, que le insta a silenciar las señales horarias del templo durante doce horas al día.

Se trata de las campanas del carillón de la torre, objeto de denuncia por algunos vecinos, sin determinar su número, se deduce que molestos especialmente en horas de la noche. Así, la restricción que fija el regidor es de diez de la noche a diez de la mañana. El cura recibía la solicitud del alcalde con gran sorpresa y sin intención de seguir sus recomendaciones por el momento. Su idea es colgar una nota informativa en el tablón parroquial para sondear la opinión de los feligreses al respecto. Después tomará una decisión. Antonio Soto mantiene la esperanza de que el gobierno municipal no trate de echar por tierra el ánima del bronce que ha hecho carillón durante nada menos que 82 años.

El "escándalo" que para algunos produce el tintineo por la noche forma parte del paisaje para otros, como la fuente frontera a la iglesia, como las riadas. Esencial.

La historia del reloj se remonta a 1925, y los timbres que lo animan proceden de la donación de un emigrante paisano de apellido Pérez que prosperó en Perú. Las campanas fueron fundidas en Munich, y tocan lo suyo, claro que con doblete horario: a las 12.00 horas da 24 tañidos.

El reloj que así da las horas se halla en la espada del campanario de la iglesia, que data de 1927. Créase o no, el reloj, que marca a las cuatro caras, recibe la señal por radio del Instituto Horario Atómico de París, innovación que dejó para la posteridad el anterior párroco. De antiguo, el pueblo nota el latido de las campanas, como integradas en la vida cotidiana como que su presencia es muelle, no se nota, va a velocidad de convoy, con el pálpito popular.

La curiosidad del reloj que marca todas las horas, todavía, se produce cuando hay un apagón. Sin corriente, el mecanismo se para, pero cuando se restaura el suministro eléctrico, gira y gira sus manecillas hasta ponerse en la hora exacta del momento.

IGLESIAS VIQUEIRA
Faro de Vigo (22-02-2007)
  • BAIONA: Campanas, campaneros y toques
  • Ruido y denuncias: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Faro de Vigo (2007)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 18-10-2017
    Convertir a PDF