BOUCHÉ PERIS, J. Henri - Las campanas interpretan nuestros sentimientos

Las campanas interpretan nuestros sentimientos

La Santísimo Sacramento, ayer, fue anclada en el campanario Foto Marti DOMINGO

«En la memoria colectivas, decía recientemente el presidente de la región francesa del Midi Pyrenée: -el canto de las campanas evoca inmediatamente la pertenencia a una comunidad: comunidad de vida, comunidad de fe». Y, en ella, en esta comunidad, la campana canta el dolor y el gozo, la muerte, el nacimiento y el casamiento de sus miembros. En cada uno de sus actos el sonido inequívoco de la campana anuncia el acontecimiento.

Pero, cuando una y otras campanas se reÚnen en un conjunto armónico, surgen entonces brillantes acordes y bellas melodías de una nueva función estética superadora de su misión primitiva. Así nació, incluso antes del siglo XV, el carillón, familia de campanas dotada con los más exigentes recursos y sonidos para deleitar al auditorio de una comunidad.

La basílica de San Pascual en su nueva construcción y originaria estructura constituía un recinto idóneo para albergar el conjunto de un carillón..., aunque la idea pareciera irrealizable. La propuesta de un villarrealense ilustre va a convertir en realidad lo que, sin duda, era un sueño. Pepe Gómez es el artífice de esta obra que no sólo -con ser mucho- ha consistido en financiara, sino que ha seguido paso a paso la realización del proyecto desde sus detalles técnicos hasta convertirse en un excelente conocedor del tan ingenioso y complejo mundo de los carillones. San Pascual y Vilareal van a disponer muy pronto de un carillón nada comÚn, que sobrepasará, sin lugar a dudas, cualquier expectativa que se tuviera, puesto que se convertirá en uno de los mejores carillones del mundo y en el primero de España. Más tarde nos referiremos a sus características.

Las repercusiones en la Comunidad van a ser también importantes, puesto que ya la Generalitat Valenciana ha comprometido su ayuda técnica a través del conocido especialista Francesc Llop. Y tampoco descartamos la idea de que, en un futuro próximo, este carillón pueda impulsar la creación de una Escuela Valenciana de Carillonistas.

Campanas y campanarios

De las dos torres de que consta nuestra basílica, la del Este será destinada al volteo, con 12 campanas perfectamente definidas en su correspondiente escala aromática. Su funcionamiento será independiente de la otra torre, la del Oeste, que contendrá el carillón propiamente dicho. Así, funciones y responsabilidades quedarán claramente asignadas a cada una de las torres-campanario.

Esta ubicación e independencia no es cuestión fortuita, sino especialmente estudiada. Ninguna de las campanas de la torre de volteo Este será utilizada para completar el carillón; y ello por razones de pureza instrumental, de afinación, a fin de evitar cualquier diferencia de tonalidad, aunque sea mínima.

Para conocimientos del lector damos seguidamente información pormenorizado sobre ambos campanarios.

La torre de volteo

Ubicada en el Este, estará dotada de 12 campanas, asonadas, con su nota musical correspondiente. Han sido fundidas en la Fonderie Paccard -Alta Saboya francesa-, junto al lago Annecy, en la villa de Sevrier. Es una de las mejores fundiciones del mundo en la especialidad de grandes campanas de volteo.

Sólo este parte de volteo ha supuesto una inversión de 7.605 kilogramos de bronce, que, unidos a sus 3.822 kilogramos de accesorios, suma la importante cifra de 11.427 kilogramos.

La versatilidad de este campanario hará posible que todas las campanas o parte de ellas sean volteadas a mano, siguiendo la tradición mediterránea, aunque también estarán robotizadas.

Igualmente, podrá escucharse su sonido a partir de registros electrónicos previos que permitirán una utilización muy cómoda y de calidad.La campana mayor de la torre de volteo, DO, pesa 2.100 kilogramos, que, sumados a sus accesorios, se convierten en 3.360 kilogramos. Cifra que, por sí sola, da idea de su magnitud. Sin lugar a dudas, va a convertirse en la mayor campana de volteo del mundo -manual y eléctrica-, lo cual constituye un verdadero récord en cuanto al patrimonio sonoro se refiere.

No ha sido fácil resolver los innumerables problemas que una instalación de tal magnitud supone, a fin de obtener la máxima calidad y equilibrio sonoro y estructural. Si a ello añadimos el resto de campanas con las que ha de formar un todo armónico -nunca mejor dicho-, el resultado ha sido la resolución de problemas técnicos en los que ha tenido una parte esencial la robótica y la ingeniería. La falta de experiencia en volteo de campanas de tanto peso ha supuesto un nÚmero importante de dificultades que, afortunadamente, se han superado satisfactoriamente.

Aunque esta torre está previsto que funcione con independencia del carillón, no se descarta la idea -segÚn nos explica detalladamente José Gómez- de que, en algÚn momento singular, éste Último acompañe a las campanas en el volteo. Si se lograra llevar a cabo esta idea, constituiría una especial experiencia de innovación y creación artística.

La torre del carillón

En esta torre se albergará el carillón, compuesto por 72 campanas, cuyo peso se eleva, aproximadamente a 12.000 kilogramos, en cuya cifra se incluyen solamente las campanas de bronce, independientemente de la instalación de acero, soportes y complementos.

El carillón será montado totalmente en su estructura de acero en la fundición de la firma belga Klock-o-Matic en un proceso meticuloso. Comprobaciones definitivas, conciertos de prueba, depuración de las afinaciones de cada una de las campanas etcétera. Luego, montaje y embalaje para trasladar hasta el lugar definitivo, en este caso Vila-real, en donde se procederá a una comprobación detenida de su afinación, especialmente. Ahora bien, tal vez el rectos se pregunte el porqué de las 72 campanas. Podrían haber sido muchas menos, sin duda, pero fueron proyectadas 72. nuestro amigo Pepe Gómez nos lo explica. «En primer lugar -nos dice- la organización Eurocarillón denomina carillón al instrumento musical compuesto por campanas asonadas que disponga, al menos, de 24 unidades, es decir, dos octavas. Con ello, pues podía haber quedado cumplido el deseo».

Pero la decisión de dotar a la basílica de San Pascual de 72 campanas -es decir, seis octavas- responde al deseo de su patrocinador de lograr el más alto nivel posible y de prestigiar a la basílica y a Vila-real. Naturalmente, los grandes carillonistas -que esperamos vendrán por nuestra ciudad- prefieren interpretar con un carillón de estas dimensiones que reÚne óptimas condiciones para un concierto.

La impresión sonora que uno recibe al escuchar por primera vez un carillón resulta indefinible: es el sonido de las campanas, evidentemente, pero con una profusión de matices sorprendentes, que va desde los graves de inusitada potencia y profundidad hasta los finos y delicados agudos que parecen desgranados por una potente guitarra. Hemos tenido ocasión de escuchar atentamente la interpretación del Capricho árabe de F. Tárrega por Aimé Lombaert y el resultado ha sido francamente delicioso. Suena extraño a nuestro oído, es cierto, poco experimentado en este tipo de instrumentos, pero impresiona por la gama de matices que el carillonista arranca de las campanas y por su especial sonoridad.

De la capacidad de interpretación en los carillones hablan elocuentemente los programas que hemos podido consultar. En ellos, obras de Mozart, de Haydn, de óperas célebres... encuentran un excelente instrumento en el que, con esa característica propia, puede ejecutarse con toda propiedad. Suponemos que, tras estas indicaciones concretas sobre la instalación que va a llevarse a cabo en nuestra basílica, el lector tendrá ahora una idea más clara acerca del carillón. Pero ¿qué es en realidad un carillón? «Es un instrumento musical que consiste en una serie de campanas afinadas con las que se pueden tocar melodías, interpretadas manualmente por un carillonista o mecánicamente mediante una instalación de toque automático (...) Se usa para conciertos de alto nivel musical».

J. Henri BOUCHÉ PERIS (Vila-real)
"Levante - El Mercantil Valenciano" (04/12/1997)
  • VILA-REAL: Campanas, campaneros y toques
  • ERMEC (BARCELONA): Intervenciones
  • Campanarios: Bibliografía
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía
  • Carillones: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Levante - El Mercantil Valenciano (1997)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 24-06-2018
    Convertir a PDF