WALLACE, Steve - Su gran empeño ha rescatado una actividad tradicional que parecía haberse olvidado

Su gran empeño ha rescatado una actividad tradicional que parecía haberse olvidado

Tres vecinos de l'Alqueria recuperan la tradición de voltear las campanas a mano

Tres vecinos de l’Alqueria de la Comtessa han rescatado la tradición de voltear a mano la campanas, recuperando así una parte de historia que en los Últimos años había caído en el olvido. Pese a no dedicarse profesionalmente, su pasión por esta actividad les ha llevado muy lejos.

Antonio Díaz, Pascual López y Juan Vicente Giner son tres vecinos de l’Alqueria de la Comtessa pertenecientes al Gremi de Campaners de València que se han empeñado en recuperar una parte de historia de su localidad poniendo nuevamente en práctica una tradición que en los Últimos años se estaba perdiendo, como es el volteo manual de campanas.

La mayoría de los campanarios que existen en la Safor tienen instalado un sistema mecánico para mover las campanas, cosa que segÚn comentó Antonio Díaz, encargado de hacer sonar a La Petra, como se denomina a la campana más grande del campanario de l’Alqueria, hizo que los campaneros prácticamente desapareciesen de la comarca.

Sin embargo, y gracias al esfuerzo y dedicación de estos tres campaneros se ha dado un nuevo impulso a una tradición que parecía olvidada. Complejidad sonora La actividad que llevan a cabo entraña una gran dificultad, ya que no se dedican simplemente a hacer sonar las cuatro campanas indistintamente, sino que componen mÚsica a través de la coordinación entre todas ellas.

De ese modo han posibilitado que los vecinos de l’Alqueria vuelvan a disfrutar de canciones tradicionales de esta localidad como Les dones fan Olla o Toc de Sant Pere.

Además, a esta complejidad hay que añadir la envergadura y el peso de las campanas. Solo La Petra pesa 1.240 kilos, lo cual da muestras de la dificultad que supone moverlas para interpretar una canción.

Historia de una tradición

La historia de estos tres campaneros, que no se dedican profesionalmente a ejercer esta labor sino que lo hacen por su pasión al gremio y a las campanas y por recuperar lo que ellos consideran una parte fundamental de su localidad, empezó en el pueblo de La Carroja, en la Vall de la Gallinera hace aproximadamente dos años, cuando de forma fortuita Antonio Díaz tuvo la oportunidad de voltear manualmente las campanas de aquel pueblo.

Este hecho despertó su interés por el volteo manual, y rápidamente contactó con el cura de l’Alqueria, Priscilio Ruiz, para ponerlo en práctica allí. Tras la conformidad del párroco, Antonio se puso en marcha y reclutó a sus amigos Pascual y Juan Vicente para llevar a cabo la iniciativa.

Seguidamente empezaron a practicar, pese a que no les fue fácil, ya que no tuvieron a nadie de quien aprender. Sin embargo, finalmente su empeño a lo largo de estos dos años les hizo llegar lejos, y convertirse actualmente en un grupo reconocido tanto en la comarca de la Safor como entre el Gremi de Campaners.

Además han asegurado el futuro, ya que fruto de su actividad han despertado el interés de jóvenes a los que están enseñando. Parece, pues, que habrá continuidad en una actividad que parecía olvidada.

Steve WALLACE (L'Alqueria de la Comtessa)
"Levante - El Mercantil Valenciano" (25/08/2000)
  • L'ALQUERIA DE LA COMTESSA: Campanas, campaneros y toques
  • Reparación de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Levante - El Mercantil Valenciano (2000)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 22-10-2017
    Convertir a PDF