GUTIÉRREZ, Natxo - Aldabonazos alemanes

Aldabonazos alemanes

Dos campanas de los siglos XVI y XVII de la parroquia de Iturmendi serán recuperadas en el país germano y Valencia.

Vista de Iturmendi en Invierno, con una de las campanas deterioradas
Vista de ayer de Iturmendi, sin la campana deteriorada.
Hasta diciembre o Año Nuevo, el sonido de dos campanas dejará de emitirse en Iturmendi. A cambio, los avisos de oficios religiosos y el horario se propagarán a golpe de badajo sobre otras moles de menor tamaño. Las principales, fundidas en los siglos XVI y XVII, aguardan en Alemania a un tratamiento especial para sellar las fisuras que habían llegado a distorsionar sus ecos inconfundibles.

Se trata de la campana Mayor, fundida en bronce en 1687 y con un peso de 920 kilogramos y una altura de algo más de un metro. Una inspección preliminar emprendida por especialistas de la empresa valenciana 2001 Técnica y Artesanía descubrió una grieta de 40 centímetros de longitud, amén del desgaste del discurrir del tiempo. Otro tanto sucedió con una homóloga, de sobrenombre San Miguel, fundida en 1589 y de 745 kilogramos. Se hallaba deteriorada por una grieta horizontal de 700 milímetros.

El sonido distorsionado de ambas alertó a los feligreses de una población de 380 habitantes para buscar una solución. Las consultas se extendieron de Zamora a Cantabria hasta que dieron con la dirección, vía internet, de 2001 Técnica y Artesanía. La propuesta de la empresa valenciana garantizaba la restauración de las moles frente a la opción de fundición. La solución se acomodaba a las preferencias de la feligresía, temerosa de perder unos símbolos adheridos a la historia local.

La restauración, no obstante, comporta dos fases. La colaboración estrecha de la firma levantina con Hans Lachenmeyer, de Alemania, contempla el tratamiento inicial de soldadura y recubrimiento interior de las campanas en este país. Ya en Valencia, serán sometidas a una limpieza exterior para recuperar su aspecto original.

En el país centroeuropeo, estarán en manos de unos técnicos a los que avala la reputación de haber recuperado la campana de San Pedro de la catedral de Colonia (Alemania), de 25.000 kilogramos de peso.

La operación conjunta, incluido el descenso desde los 19 metros de altura del campanario realizado en julio, exigirá un gasto de 27.028 euros. La parroquia apela a la colaboración de la feligresía para recaudar esta cuantía a través del programa Tú eliges, tú decides de Caja Navarra (proyecto número 13.163) o al depósito de donativos en la propia CAN (20540162019148446920) y Caja Laboral (30350116911161009073).

El párroco, Fernando Razkin Tellería, envió a los vecinos de Iturmendi una circular con los motivos de la restauración iniciada y un llamamiento a la colaboración económica con el argumento de que «las campanas han sido parte de la historia del pueblo al anunciar acontecimientos religiosos y sociales».
GUTIÉRREZ, Natxo
Diario de Navarra (31-08-2007)
  • ITURMENDI: Campanas, campaneros y toques
  • 2001 TÉCNICA Y ARTESANÍA, S. L. (MASSANASSA) : Intervenciones
  • LACHENMEYER, HANS (NÖRDLINGEN): Otras actividades
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario de Navarra (2007)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 18-12-2017
    Convertir a PDF