MANZANET, Xavier - Una nueva asociación pretende recuperar los toques tradicionales del campanario

Una nueva asociación pretende recuperar los toques tradicionales del campanario

El colectivo también organizará visitas a la torre, al reloj y a la sala de las campanas

VILA-REAL Ha comenzado a gestarse en Vila-real lo que puede llegar a ser una entidad que todavía no tiene el nombre definido pero que bien podría denominarse Amics del campanar. Algunos de sus componentes, un nÚmero muy reducido por ahora, pretenden entre otras cosas recuperar los toques tradicionales del campanario de la Arciprestal que en su mayor parte se han perdido. Otro de los objetivos será que los niños de Vila-real puedan visitar de manera organizada la torre, su reloj de notables dimensiones y por supuesto la sala de las campanas. El campanario es uno de los símbolos de Vila-real

Para la recuperación de los toques tradicionales este incipiente grupo está consultando a personas de más edad que recuerdan cómo eran los toques en años pasado. En cuanto a los niños son muy pocos los que tienen ocasión de visitar la torre campanario y se pretende con ello que aprecien una obra que en su día fue monumental en el momento de la construcción.

El grupo no descarta, por supuesto con la colaboración de los representantes religiosos de la Arciprestal y del Ayuntamiento de Vila-real, que en algÚn momento pueda llegar a pulirse el sonido de dos de las campanas que fueron instaladas hace algunos años junto a las otras cinco, cada una con su correspondiente nota de la escala musical que sin embargo queda algo distorsionada con las dos Últimas que se instalaron.

La futura asociación o descarta para más adelante fijar su atención en otros campanarios de Vila-real, pero de momento el objetivo es la torre más emblemática de los villarrealenses. Hasta el año 1682 en que se pensó edificar un campanario de grandes proporciones el anterior templo no tenía torre para las campanas.

El campanario actual es todo él de piedra labrada y sólida que se trajo de las canteras de Sorriol y Benadresa hasta la primera cornisa. Su figura es cuadrangular y tiene en sus cuatro ángulos cuatro pirámides trabajadas y desde ahí y hasta el remate la figura es octogonal.

El campanario de Vila-real tiene 42,5 metros de altura, continÚa siendo el edificio más alto de la población y la base tiene 9,5 metros de lado. En su interior todavía figuran dos habitaciones, una de ellas era la utilizada por el campanero y la otra corresponde al reloj que fue instalado en el año 1902 y que costó 5.000 pesetas.

La primera de esta torre fue colocada el 26 de abril de 1682. Las campanas son siete, tantas como notas musicales, aunque habrá que acertar con el timbre de sonido de las dos Últimas que se instalaron. Tres de las primeras siete campanas procedían de la fundición de piezas de artillería que se guardaban en los muros de la población.

La campana mayor, llamada de San Jaime y de San Bartolomé, se rompió sin tocarla y fue refundida con posterioridad. Otras dos también hubo que re- fundirlas por romperse en 1832, las llamadas Bárbara y Gracia. La actual torre terminó de construirse a finales del año 1703 y las campanas datan de ese mismo año o al menos el consejo de la Vila habló de ellas el 6 de abril del año citada.

XAVIER MANZANET (Vila-real)
"Levante - El Mercantil Valenciano" (24/10/1999)
  • VILA-REAL: Campanas, campaneros y toques
  • Campanarios: Bibliografía
  • Reparación de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Levante - El Mercantil Valenciano (1999)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 17-12-2017
    Convertir a PDF