EL MIRADOR - El paso del tiempo deteriora las campanas de Corcubión

El paso del tiempo deteriora las campanas de Corcubión

Foto MILLARES
Foto MILLARES

Por la iglesia de San Marcos también pasan los años. El tiempo afecta a los monumentos históricos, en general para brindarles la pátina del interés de lo secular, pero también para debilitarlos.

La última víctima de los años en Corcubión es la campana de la iglesia.

El instrumento sigue repicando con ecos de bronce como lleva haciéndolo desde hace años, pero la madera que le sirve de contrapeso necesita una reparación urgente.

El nombre técnico de la pieza dañada en cuestión es la melena, soporte al cual se ata la cuerda que sirve para balancear la campana y que le sirve también para mantener el movimiento, debido a su peso, sin tanto esfuerzo.

Dice el cura de Corcubión, Baldomero Louro, que el problema no reviste interés alguno. Que lo único que ha ocurrido es que la parte de madera se agrietó y cedió en alguna de sus sujeciones, y que ya se ha avisado al artesano correspondiente para que reparte la parte dañada.

Cuenta también Louro que no hay riesgo alguno de que la campana se venga abajo y quita toda importancia al estado en que se halla. Aunque la iglesia de Corcubión data (al menos sus inicios) del siglo XIV, la campana es bastante posterior.

El párroco no recuerda el año exacto, pero sí recuerda que la torre de la iglesia se vino abajo a finales del siglo XIX y que entonces se volvió a levantar. De esas fechas debe ser la campana que ahora, tras más de un siglo de intemperie y repiques, necesita un repaso.

No le han puesto fecha y hora, pero es previsible que la operación de rejuvenecimiento se lleve a cabo con rapidez para que el bronce recupere su anterior aspecto.

La imagen de la melena de la campana suelta y caída sobre un lado de la copa invertida de metal alarmó a algunos vecinos. Pero estructuralmente la parte de madera no tiene efecto sustentante. El eje que sostiene el instrumento sigue firme y en su sitio.

La iglesia sufrió durante los últimos años distintas obras más o menos ajustadas a su estructura original. La de la melena será una actuación menor, bastante más sencilla que la búsqueda de la pluma de San Marcos. En todo caso, son achaques propios de la edad, que también padecen los instrumentos que suenan a golpe de badajo.

EL MIRADOR
La Voz de Galicia (19-06-2007)
  • CORCUBIÓN: Campanas, campaneros y toques
  • Destrucciones de campanarios y campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Voz de Galicia (2007)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 18-12-2017
    Convertir a PDF